17 Agosto 2022

La celda en la que pasa sus días Nancy González

Diseñadora Nancy González.

Crédito: Yamith Mariño

La reconocida diseñadora de marroquinería pasa sus días en una celda de tres metros cuadrados junto con Yolanda González, una supuesta lideresa social de Arauca, capturada por hacer parte de las disidencias de las Farc .

La famosa diseñadora de marroquinería Nancy González, capturada a principios de julio por, presuntamente, enviar de manera ilegal a Estados Unidos carteras elaboradas con pieles de animales exóticos y en peligro de extinción, sigue privada de la libertad en la cárcel del Buen Pastor, en Bogotá, a la espera de su extradición. 

La empresaria, una de las más prominentes de la moda nacional, pasó de vivir en un lujoso apartamento dúplex en Cali, de 1.486 metros cuadrados, diseñado por Jean-Louis Deniot, un reconocido diseñador de interiores francés, a una celda de tres metros cuadrados que cuenta solo con un camarote de cemento y un baño. En esa celda, González pasa sus días junto con dos mujeres más, es decir, una de ellas debe dormir en una cama improvisada en el piso de la celda.

Sus acompañantes son Diana Vanessa Sánchez Castaño, una mujer sin investigaciones en Colombia, pero pedida por México, y Yolanda González, una supuesta lideresa social de Arauca que, meses después de salvarse de un atentado, fue capturada en junio de 2020 como supuesta integrante del frente décimo 'Martín Villa', que hace parte de la disidencia de las Farc.  Según la Fiscalía, Yolanda González, quien contaba con un esquema de protección que incluía un vehículo de la Unidad de Protección Nacional (UNP), utilizaba este medio para transportar armas, desplazarse a otras ciudades y cometer distintas actividades ilegales. Una de esas actividades, al parecer, era la de fijar cuotas a comerciantes para permitirles sacar sus productos de la región y presionarlos para ceder sus tierras a la organización.


La celda en la que pasa los días Nancy González está ubicada en el pabellón de extraditables en la cárcel del Buen Pastor y, en el patio en el que está la diseñadora, están todas las mujeres que tienen nivel uno de seguridad, que son las que van a ser extraditadas, y las que están recluidas por delitos como rebelión, genocidio, tortura, utilización de medios y métodos de guerra ilícitos, terrorismo, desplazamiento forzado, reclutamiento ilícito, desaparición forzada, secuestro extorsivo, entre otros.

La empresaria, que aparece rodeada de personas con bastante poder, no se salvó de estar en una celda como cualquiera otra privada de la libertad con fines de extradición. Ahí pasará los próximos días, hasta cuando la Corte Suprema de Justicia y el presidente Gustavo Petro firmen su extradición a Estados Unidos.