6 Marzo 2022

Corte Suprema de Justicia llama a Mario Castaño a indagatoria

Alto tribunal le sigue la pista a una red de corrupción que tendría tentáculos en cinco departamentos y que presuntamente dirige el cacique liberal de Caldas.


*A tres días de elecciones de Congreso, el panorama del senador Mario Castaño parece oscurecerse. Este jueves 10 de marzo, la Corte Suprema de Justicia lo llamó a indagatoria por su presunta participación en una red de corrupción que tendría tentáculos en cinco departamentos y que se dedicaría al desvío de recursos públicos. Era de esperarse, pues desde la semana pasada se venía oyendo el rumor de que el cacique liberal está en la mira de la justicia, y que una orden de captura podría llegar antes que la renovación de su credencial como congresista. 

Y no es para menos, ya que al tiempo que se conoció de una compulsa de copias de la Fiscalía a la Corte Suprema con el expediente de Castaño, trascendieron una serie de audios en los que se oye al parlamentario en conversaciones con varios de sus colaboradores en las que comparten información sobre las gestiones de Castaño, para ultimar un contrato millonario con la licorera del Chocó. Además, las grabaciones publicadas en la revista Semana y el diario El Tiempo, dan cuenta de una sofisticada estructura presuntamente liderada por Castaño, con la cual cooptaban contratos de obras públicas y eventos de entidades nacionales a los cuales les sacaban tajadas que iban a parar a sus bolsillos.  

 


Los largos brazos del senador Mario Castaño

Cambio obtuvo una serie de fotografías que permiten ver quién es quien en la red de corrupción a la cual la justicia le hace seguimiento y que involucra al senador liberal Mario Castaño.

Por Camilo Enciso

La Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia podría expedir orden de captura en los próximos días contra el senador caldense Mario Castaño por hechos de corrupción descubiertos por la Fiscalía, que se suman a una denuncia que desde hace meses estudia el magistrado Francisco Javier Farfán, miembro del alto tribunal. La compulsa de copias podría llevar incluso a que el senador caldense pase el domingo de elecciones en la cárcel. 

La revista Semana reveló una serie de grabaciones en la que Castaño, su asesor Juan Carlos Martínez, y otras personas hablan sobre los multimillonarios beneficios que recibiría el legislador como participación en contratos públicos, uno de ellos relacionado con la licorera del Chocó. Nueve personas presuntamente involucradas en los mismos hechos fueron capturadas el viernes. 

El senador Mario Castaño no quiso hablar con el autor de este artículo, pero aceptó hacerlo con Daniel Coronell. En su declaración buscó distanciarse de los detenidos y presentarse como una víctima de la persecución de la vieja política caldense. Sin embargo, hay varias pruebas en poder de Cambio, que muestran su cercana relación con los capturados. 

Mario Castaño es uno de esos senadores que a pesar de su poco brillo ha logrado convertirse en un jugador relevante de la política nacional. Alcanzó una curul en la Cámara de Representantes en 2014, y en 2018 fue elegido senador con 73,079 votos. Su poder aumentó gracias a su cercanía con Iván Duque. Fue uno de los primeros congresistas del Partido Liberal en abrazar la administración y por ello obtuvo réditos inmediatos. 

Con apoyo del Gobierno, se hizo elegir presidente de la poderosa Comisión de Presupuesto del Senado. Desde ahí trabajó de la mano del exministro Alberto Carrasquilla y de Susana Correa, directora del DPS, frecuentemente cuestionada por los repartos de “mermelada”, y quien -según Castaño admitió a Cambio- se había reunido con él en repetidas ocasiones. En un discurso público en 2019, Castaño afirmó que ambos lo habían llamado, y que Carrasquilla le había dicho: “El director nacional de Regalías va a cumplirle a usted y le va a cumplir a Caldas”.

Pero no se quedó ahí, agregó en ese mismo episodio que “ayer, a las ocho (…) votó el Gobierno (…) por orden de Iván Duque, 27.000 millones de pesos para asfaltar la vía Salamina–Pácora, y también votó para asfaltar la vía Salamina–La Merced, y eso tiene un doliente propio, Germán Noreña”, el alcalde de Salamina. Por una denuncia del Instituto Anticorrupción, la Corte conoció el video, pero archivó la investigación. Desde entonces, Castaño ha seguido acumulando poder, influencia y contratos.

Muchos consideran que el senador es un intocable. Por eso, en Caldas causó sorpresa la noticia de las capturas de su gente, que la Fiscalía atribuye a conductas relacionadas con concierto para delinquir, cohecho, peculado, tráfico de influencias, extorsión, estafa y celebración indebida de contratos.

En su conversación con Cambio, Castaño trató de justificar sus propias palabras argumentando que estaba alicorado, amanecido y emparrandado cuando lo grabaron. Documentos, testimonios y material fotográfico evidencian que las explicaciones del senador Castaño resultan insuficientes.

Una de las detenidas se llama Lorena Cañón, una relacionista pública que ha trabajado tanto para el senador Mario Castaño como para Juliana Márquez, madre del presidente Iván Duque, a quien el congresista dijo no conocer.

La señora Cañón aparece en el expediente como la encargada de gestionar proyectos ante alcaldías y ministerios. Según las investigaciones presuntamente recibía coimas por esas gestiones. En una conversación con el asesor Juan Carlos Martínez la lobista dice, refiriéndose aparentemente al senador Castaño: “Él nos dejó 50 para trabajar mientras nos sale un tema de los ‘Sacúdete’”. Sacúdete es el programa de promoción juvenil impulsado por la primera dama.
 
El senador de las regiones, como se hace llamar Mario Castaño, reconoció conocer a Lorena Cañón pero negó que trabajara para él. Y agregó que si eso fuera así “sería una muy mala gestora”, porque nunca había gestionado exitosamente un proyecto Sacúdete. Dijo que hace gestiones de índole social y que la conoció entregando ayudas humanitarias. Sin embargo, la evidencia en poder de la Fiscalía muestra que la relación es más estrecha. Incluso existen pruebas de varios presuntos pagos por sus gestiones ante entidades públicas.



A Daniela Ospina, el senador prácticamente no la menciona. Fuentes confiables le confirmaron a Cambio que tiene una relación sentimental con ella, como lo deja en evidencia esta fotografía. De acuerdo con el informe de Policía Judicial, Ospina sería la encargada dentro de la organización de mantener las relaciones con políticos, realizar cobros, administrar plata en efectivo y ejercer influencias.

Mario Castaño con Daniela Ospina
Mario Castaño con Daniela Ospina


Wilmar Herrera, exalcalde de Norcasia (2016-2019), es uno de los políticos más cercanos al senador Castaño. Es el líder de su campaña en el oriente de Caldas. Además, su esposa, Yarledy Elorza, ha trabajado en la UTL del congresista. 

Wilmar Herrera, en la mitad, abrazando a Mario Castaño
Wilmar Herrera, en la mitad, abrazando a Mario Castaño


Alejandro Noreña Castro fue parte del equipo de Castaño hasta 2021, según el propio senador reconoció. Cambio pudo confirmar que Noreña les pedía plata a por lo menos cuatro mujeres para mantener sus contratos en la dirección del Sena en Caldas, entidad en la que laboró entre 2017 y 2018. A pesar de que Castaño dice que lo conoce hace más de cinco años, también asegura que no recuerda haber tenido relación con él mientras era funcionario del Sena, y que vino a conocerlo cuando estaba en La Previsora. 

Otro de los capturados es Juan Carlos Martínez, quien fungía como gerente de Assbasalud ESE, una entidad prestadora de servicios de salud. Juan Carlos Martínez y Mario Castaño eran, según revelan los audios publicados por Semana, muy cercanos. Esa cercanía, sin embargo, no se limitaba al turbio mundo de los negocios. También eran amigos de aventuras en distintas regiones del país, tal como evidencian fotografías reveladas acá por Cambio, en las que se ve al señor Martínez, viajando en avión privado al lado de Daniela Ospina. 

Fotos con Daniela Ospina
Fotos de Daniela Ospina viajando en avión privado.



Castaño admitió en conversación con Cambio que en ese vuelo estuvo acompañado por Martínez y Ospina. El lujoso Kingair C90GTX, un avión de 4 millones de dólares, en el que se transportaron, es propiedad del presidente del Once Caldas, Jaime Pineda, quien se lo prestó a Castaño, para que pudiera viajar a Villagarzón, Putumayo, a visitar al detenido gobernador Buanerges Rosero y al encargado Álvaro Granja.

Villagarzón queda a dos horas por tierra de Orito, lugar en el que, según informó la Fiscalía, Castaño tendría inmuebles a nombre de testaferros. El senador dijo que no conoce Orito, coincidencialmente uno de los seis lugares de ejecución del programa Sacúdete. 

Hasta ahora el país empieza a conocer la relación de Castaño con la licorera del Chocó y la extensión de un contrato de concesión. Sin embargo, aún no  se ha investigado el vínculo del senador con el actual director de la Empresa Distribuidora del Pacífico (Dispac S.A.) del Chocó, Jorge Hernán Mesa, quien fue candidato a la Alcaldía de Manizales en 2019 con el apoyo de Castaño. Resultó derrotado por su rival del Partido Verde y como premio de consolación fue nombrado en Dispac.

Dispac presta servicios de energía eléctrica a zonas no interconectadas, y es controlada por el gobierno nacional. El 75 por ciento es propiedad del Ministerio de Minas y 25 por ciento del Ministerio de Hacienda. El gobierno que se jacta de no dar mermelada nombró en la gerencia de esa empresa a una persona del círculo político de Castaño. 

Cuando Cambio le preguntó si había tenido algún tipo de relación con Carlos Mario Jiménez, alias Macaco, el senador Castaño lo negó, pero admitió tener entendimientos políticos con Roberto Jiménez, hermano del temible narcotraficante y paramilitar. “Lo conocí hace un año largo. Me invitó a su casa y yo fui, porque yo no hago política con mojigatería”.

Y aseguró que “en esta campaña él me ayuda. Me ha hecho reuniones. Y no clandestinas; reuniones a la vista de todo el mundo. Reuniones a las que han ido 300 o 400 personas”. 

Algunos testigos consideran que Mario Castaño es peligroso. Él responde: “La gente hace muchos juicios a priori, la gente no lo conoce a uno”. 

Varias fuentes consultadas por Cambio  aseguran haber recibido mensajes y razones amenazantes de gente cercana al senador. Por eso esperan que la Corte Suprema de Justicia actúe pronto.