13 Septiembre 2022

Autopsia de dos momias sudamericanas de 1.000 años revela que fueron brutalmente asesinadas

Un equipo internacional de investigadores ha descifrado, al menos parcialmente, "casos sin resolver" muy antiguos. Se trata de unos brutales asesinatos cometidos hace unos mil años en Sudamérica.

Por: Deutsche Welle

Una puñalada infalible en la arteria abdominal y una violenta torsión de la columna cervical: en un trabajo de detective científico, los investigadores han descubierto el curso de los acontecimientos de crímenes mortales que se remontan a unos mil años atrás. Examinaron las momias sudamericanas en un tomógrafo computarizado (TC) en 3D y demostraron que las personas fueron brutalmente asesinadas.

Para el estudio publicado en la revista especializada Frontiers in Medicine, un equipo internacional ha examinado tres momias de la América del Sur precolombina, conservadas en museos europeos desde finales del siglo XIX, utilizando el procedimiento especial de rayos X. 

Las imágenes muestran que las dos momias masculinas presentan lesiones mortales, como informa Andreas Nerlich, coautor y jefe de patología del Hospital Bogenhausen de Múnich. Se presume que la mujer murió por causas naturales. 

Científicos reconstruyen el curso del crimen

La momia del "Museum Anatomicum" de la Universidad Philipps de Marburgo era un hombre joven de entre 20 y 25 años. Los científicos reconstruyeron el curso del crimen de la siguiente manera: un atacante golpeó a la víctima en la cabeza con toda su fuerza, el mismo o un segundo atacante apuñaló al hombre, que todavía estaba de pie o arrodillado, en la espalda con una especie de daga. Había golpeado infaliblemente la arteria abdominal, haciendo que la víctima se desangrara.  

TAC 3D del cráneo de la momia masculina de Délémont.
TAC 3D del cráneo de la momia masculina de Délémont.

"La puñalada, tal y como fue esgrimida, demuestra que el autor debía tener un alto conocimiento de la anatomía y los efectos", dice Nerlich. Se trataba de un procedimiento "conocido por el sacrificio ritual de animales". Era la primera vez que una momia sudamericana era asesinada de esta manera. 

Ataque con conocimientos anatómicos

En el caso del segundo hombre –la momia, al igual que la de la mujer, procedía del Museo de Historia de Delémont, en Suiza–, el autor también tenía conocimientos anatómicos: el cuello de la víctima fue literalmente "retorcido" y la médula espinal arrancada por el desplazamiento masivo de las vértebras cervicales.  

"El tipo de lesiones que hemos encontrado no habrían sido detectables si estos restos humanos hubieran sido simples esqueletos", dijo Nerlich. Las tomografías computarizadas con posibilidad de reconstrucción en 3D ofrecen una visión única del cuerpo, dijo. En el pasado, la momia habría tenido que ser destruida para realizar un estudio de este tipo; con las radiografías convencionales o las antiguas tomografías computarizadas, no es posible realizar un diagnóstico tan detallado.  

Nerlich no descartó la posibilidad de que se tratara de asesinatos rituales, sobre todo porque ambos hombres habían sido enterrados con ajuar funerario. Sin embargo, los autores y los motivos permanecen en la oscuridad. La cuestión podría aclararse con nuevos hallazgos.  

Al parecer, la violencia estaba a la orden del día en Sudamérica hace mil años. Otro estudio reciente ha demostrado que uno de cada cinco hombres tiene lesiones en la cabeza.