15 Abril 2022

Duque y su dura búsqueda de trabajo

Crédito: Colprensa

Cuando sea expresidente de Colombia, a Iván Duque no le será nada fácil encontrar trabajo, por lo menos en Washington.

El presidente Iván Duque parece no ser muy popular por estos días en Washington. 

Por esa razón, su destino laboral después del 7 de agosto parece nublado, al menos en esa ciudad, centro de la diplomacia mundial. Entre los rumores que han circulado se ha dicho que su próxima parada profesional podría ser en la presidencia del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Pero fuentes en Washington, cercanas a la materia, le dijeron a Cambio que esa posibilidad es "pura fantasía". Primero, debido a la relación estrecha que tiene Duque con Mauricio Claver-Carone, actual presidente del banco, quien es muy cercano al expresidente Donald Trump. Y segundo, porque el nombramiento en el BID de este norteamericano, cuyo lobby en su favor se lo atribuyen a Colombia y a Duque, disgustó a la inmensa mayoría de miembros latinoamericanos del BID, que aspiraban a que quien reemplazara a Luis Alberto Moreno, antiguo presidente del banco, no fuera un norteamericano, como Claver-Carone, sino un latinoamericano, como había sido la costumbre en ese organismo. De modo que no existe la menor posibilidad de que elijan a Iván Duque en reemplazo de Mauricio Claver-Carone, en caso de que este llegue a salir del BID, debido a los escándalos que lo rodean: Claver-Carone, quien fue asistente especial de Trump y director senior de Asuntos del Hemisferio Occidental en el Consejo de Seguridad Nacional, será investigado por acusaciones anónimas que llegaron vía correo electrónico, sobre un posible mal uso de fondos de parte suya, y sobre que habría violado el código de ética y habría mantenido una relación íntima con una empleada).

Así que de acuerdo con las fuentes consultadas por Cambio en Washington, la consecución de un buen empleo para Duque en esa ciudad, estaría remota, no obstante que sus aliados en la tarea parecen ser el propio Claver-Carone y Luis Almagro, secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA). Pero por más padrinos que tenga, se dice que Duque no la tendría fácil porque "no funciona todo lo que sea cercano a Trump, más aún en el marco de la invasión a Ucrania. Y Duque está allí".

La otra posibilidad, la de que lo nombren en la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur), es aún más remota, según las fuentes consultadas por Cambio.

"No se sabe quiénes puedan ser los padrinos de Duque. En la administración Biden no lo quieren nada: por eso tomó tanto tiempo que le recibieran la llamada y lo invitaran a Washington. Ese encuentro fue posible solo por la relación entre las Fuerzas Armadas de ambos países. Y Pelosi también odia a Duque".

Así que, en Washington, parece no tenerla tan fácil nuestro presidente.