30 Enero 2023

Por exterminio de la Unión Patriótica, Corte IDH condena al Estado colombiano

Foto del 13 de octubre de 2022. Encuentro en conmemoración a las víctimas de la Unión Patriótica.

Crédito: Colprensa

La Corte Interamericana de Derechos Humanos condenó a Colombia por el exterminio de la Unión Patriótica (UP). Esto fue lo que dijo el tribunal internacional.

Por: Redacción Cambio

La Corte Interamericana de Derechos Humanos condenó a Colombia por el exterminio del partido político Unión Patriótica (UP).

A raíz de indagaciones de la Corte IDH que empezaron desde 1993 por denuncias de militantes sobrevivientes, se determinó la responsabilidad del Estado colombiano. El juez Ricardo Pérez Manrique fue el encargado de compartir el fallo del tribunal internacional en el litigio.

El juez manifestó que "el Estado de Colombia es responsable por las violaciones de derechos humanos cometidas en perjuicio de más de 6.000 integrantes y militantes del partido Unión Patriótica, a partir de 1984 y por más de 20 años, como consecuencia de un plan de exterminio dirigido contra el partido, sus integrantes, militantes y simpatizantes".

Según la Corte IDH, el Estado violó los derechos a la vida, libertad, expresión, asociación y honra, entre otros.

"Existen diversos elementos que permiten concluir que en el caso existe una responsabilidad internacional del Estado por incumplimiento de su deber de respetar los derechos humanos de los integrantes y militantes de la UP, aún en las situaciones en las cuales solo se ha podido comprobar una falta al deber de prevención y/o de investigación", se lee en la sentencia.

Por otra parte, en el expediente que sobrevivientes del partido político presentaron al Sistema IDH a finales de 1993, el Estado colombiano había reconocido algo de su responsabilidad: tan solo 219 de las 6.000 víctimas que denunció la UP. Así las cosas, dicho reconocimiento fue unánimemente aceptado por el tribunal internacional.

La Corte IDH ordenó concluir con prontitud las investigaciones por los crímenes cometidos por el Estado para establecer la verdad y determinar las responsabilidades penales con el fin de que no exista impunidad en los hechos relacionados al caso.

También pidió decretar un día nacional, colocar placas en mínimo cinco lugares públicos, construir un monumento que conmemore a las víctimas, reparar a 1.596 desplazados forzados con 15.000 dólares, hacer un documental respecto a la violencia que sufrieron los militantes.

Indemnizar económicamente por daños, brindar apoyo psicológico a víctimas de esta persecución política y realizar una búsqueda rigurosa de desaparecidos, son algunas de las otras determinaciones ordenadas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

"El Estado realizará una campaña nacional en medios públicos con la finalidad de sensibilizar a la sociedad colombiana respecto a la violencia, persecución y estigmatización a la que se vieron sometidos los dirigentes, militantes, integrantes y familiares de los miembros de la Unión Patriótica", dice la sentencia.

Reacciones a la decisión

Heidy Sánchez Barreto, concejala de Bogotá de la Unión Patriótica, mostró su apoyo a la decisión.

Luz Marina Monzón Cifuentes, directora de la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas (UBPD) y quien fue litigante en defensa de la Unión Patriótica, le dijo a CAMBIO previo a la sentencia que "son más de treinta años de litigio de este caso que han hecho las víctimas y organizaciones, en el cual se han presentado miles de personas desaparecidas".

"Creo que es un momento muy importante para la verdad, para la justicia y ojalá para la reparación de tantas víctimas que incluso han muerto sin haber visto este resultado", agregó Monzón.

La directora puntualizó también que este proceso debe ser un ejemplo de dignidad, persistencia y de valor para lograr un país distinto. 

¿Cuál fue el origen de la Unión Patriótica?

Es importante recordar que la UP se introdujo en la política nacional tras fundarse a finales de mayo de 1985, a raíz de los diálogos de paz entre las Farc y la administración del expresidente Belisario Betancur.

En este contexto, debido a la persecución y exterminio de dicho partido político, hubo violaciones a los derechos humanos de quienes militaban. Por ejemplo, Bernardo Jaramillo Ossa, candidato de la UP a las elecciones presidenciales de 1990, fue asesinado.