El 'cambio radical' de Germán Vargas Lleras pensando en las elecciones de 2026

Crédito: Crédito fotografía: Colprensa

20 Marzo 2024

El 'cambio radical' de Germán Vargas Lleras pensando en las elecciones de 2026

Contra todo pronóstico, el exvicepresidente se subió en la propuesta de constituyente de Gustavo Petro. Como el hábil político que siempre ha sido, Germán Vargas Lleras está encontrando el espacio para cotizarse otra vez como una opción presidencial en 2026. Movidas audaces y una estrategia para suavizar su imagen son sus dos herramientas para lograrlo. ¿Le alcanzará? 

Por: Andrés Mateo Muñoz

Entre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsAppEntre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsApp

En los cálculos de nadie estaba que Germán Vargas Lleras sea, hasta ahora, la primera y única voz de la oposición que se ha subido a la propuesta de constituyente que lanzó el presidente Gustavo Petro. Todas las caras visibles de los sectores críticos al Gobierno se apresuraron a rechazar la propuesta y a revivir el fantasma de la reelección.

Sin embargo, Vargas Lleras hizo una jugada digna de una partida de ajedrez. No arremetió, ni explotó contra la constituyente. Todo lo contrario, encontró en ella una oportunidad de acercarse al poder una vez más. Como en un análisis de bienes raíces, el vicepresidente se dio cuenta de que en la política la ubicación lo es todo y por eso no le conviene estar lejos de un proceso que le puede dar frutos. 

Es claro que en el sí de Vargas Lleras a la constituyente hay una carga de sarcasmo e ironía. Pero también es cierto que los argumentos que respaldan su decisión son tan sólidos que hasta pueden generar empatía. 

“Dios quiera que Petro no se vaya a patrasear, me parece formidable convocar a una Asamblea Constituyente. Ya que el presidente abre esta magnífica propuesta, no hago parte de quienes se rasgan las vestiduras, puede anticipar una salida política”, dijo Germán Vargas Lleras en la mañana del 19 de marzo.

Si Dios querrá o no que la constituyente sea una realidad, puede ser lo de menos. El exvicepresidente y jefe de Cambio Radical ya logró posicionar su nombre como uno de los candidatos fijos a ser parte de una hipotética asamblea. Demostró vigencia en el debate nacional y se le adelantó a Petro en el juego de declaraciones. 

Además, con su reacción impredecible, confrontacional, oportunista y sagaz, Vargas Lleras le tomó ventaja a Álvaro Uribe en la carrera por ser el padrino de una oposición huérfana. 

“Apoyemos la constituyente de Petro. No más chantajes, no más amenazas, que se convoque y derrotemos en su constituyente”, trinó el exvicepresidente.

Así, Vargas Lleras llevó al debate sobre la constituyente a un terreno personal con el presidente. Un escenario al mejor estilo del viejo oeste, en el que ambos están espalda con espalda esperando por el momento del duelo final, duelo que puede ser pronto en una constituyente o aplazarse hasta las elecciones de 2026.

Pero Germán Vargas y su equipo saben que las declaraciones y las entrevistas en radio y televisión ya no son suficientes para revivir a un presidenciable. El triunfo de Petro y la llegada de varias estrellas de redes sociales a la política hacen que el mundo del Internet sea inevitable, incluso para un político de profesión como lo es el jefe de Cambio Radical.

El reto de 'suavizar' a Germán Vargas Lleras

Lo mejor que hay en mi vida, de Andrés Cepeda: Germán Vargas Lleras escogió esa balada romanticona para “honrar a las mujeres”. En cámara, con luz tenue y en el tono más dulce del que es capaz, Vargas Lleras también elogió otras composiciones, como Mátalas, de Alejandro Fernández, y Aventurera, de Alberto Plaza. 

Lo anterior no es una fantasía, ni una creación de la inteligencia artificial. Es la estrategia mediante la cual el curtido político de Cambio Radical espera suavizar su imagen, desgastada por años de actividad en el Congreso, el Gobierno y la política electoral. 

A Vargas Lleras siempre lo ha perseguido la fama de irascible y cascarrabias. Su mal genio quedó expuesto en aquel video de 2016 en que golpea a un escolta. Desde entonces los coscorrones del exvicepresidente se convirtieron en su marca registrada.

Después de eso vinieron otras salidas en falso durante la campaña presidencial de 2018. “Esas preguntas tan chimbas”, le respondió Vargas Lleras a la periodista Yolanda Ruiz en una entrevista radial. La controvertida autenticidad del exvicepresidente le pasó factura. Su aspiración presidencial naufragó. Terminó cuarto detrás del ganador, Iván Duque, y de Gustavo Petro y Sergio Fajardo.

Cuatro años después, ni siquiera lo intentó. Sabía que sus posibilidades era casi nulas frente al repitente Petro, al dicharachero Federico Gutiérrez y al sorprendente Rodolfo Hernández, otro cascarrabias más popular que terminó condenado por corrupción. 

¿Ojo con el 2026?

En los últimos 20 años, la candidatura presidencial de Germán Vargas Lleras se ha dado por sentada antes y durante la contienda. Incluso en 2022, cuando estuvo ausente. En ese entonces, el misterio sobre su aspiración se mantuvo hasta días antes de la primera vuelta.

Por ello, aunque todavía no hay confirmación oficial de la candidatura presidencial de Vargas Lleras para 2026, las recientes movidas en redes del exvicepresidente muestran una intención, por lo menos experimental, de poner a rodar su nombre y su imagen renovada, de cara a la competencia electoral. “No lo ha dicho y no lo sabemos con claridad, pero nunca hay que descartarlo como presidenciable”, dijo un congresista de Cambio Radical. Lo mismo opinó el senador Carlos Fernando Motoa: "sobre la candidatura presidencial, solo lo puede responder él. Pero en mi concepto es una opción muy interesante para el partido por su experiencia en el sector público".

El analista y profesor universitario Yan Basset dijo: "lo de Germán Vargas puede obedecer a una intención de posicionarse como un político menos polarizante y más hacia la centro derecha". No obstante, Basset aclara que "la campaña presidencial es muy prematura. Falta ver cuál es el balance final de este Gobierno y cuál postura será más rentable en elecciones".

La estrategia de ‘suavizar’ al exvicepresidente ha transitado por el video y la música. En uno de los formatos más particulares, Vargas Lleras recomienda cada semana sus canciones favoritas. 

Para los videos, Vargas Lleras cambió el traje de paño y las corbatas por camisetas o camisas casuales. El político se esfuerza por sonreír y conectar con la audiencia. Sus recomendaciones son tan variadas que incluyen a Diomedes Díaz, Luis Miguel y Andrés Cepeda. 

Y aunque pudiera pensarse, con razón, que las recomendaciones musicales del exvicepresidente no son auténticas, un dato de su pasado lo respalda. Vargas Lleras fue disc jockey en su juventud, al contrario de Iván Duque, que empezó con esa afición después de ser presidente.

 “Les recuerdo que antes de ingresar a la política, en mis años jóvenes, fui disc jockey y he conservado esta pasión por la música a lo largo de todos estos años”, dijo Germán Vargas en uno de sus videos.

La vena musical del exvicepresidente se la heredó a su hija Clemencia, quien se ha dedicado profesionalmente a bailar y a impulsar proyectos de transformación social a través de esta práctica. ‘Cleme’ es protagonista en las redes sociales personales de su papá, así como Mancho, el bulldog francés negro propiedad de Vargas Lleras, que tiene su propio perfil de Instagram.

Otro formatos que usa el exvicepresidente es el de las tertulias con ciudadanos del común. En un principio, al espacio lo llamaron ‘De frente con Vargas Lleras’, pero se ha transformado en ‘Conversemos con Vargas Lleras’. Hasta ahora ha habido tres entregas: una con adultos mayores, otra con médicos y la más curiosa, con niños. En esa charla hubo momentos como el siguiente:

Un niño pregunta: ¿Qué es Petro?

Germán Vargas: Petro es el presidente de la república.

El mismo niño, inquieto: Es muy malo.

Germán Vargas: ¿Eso piensas tú?

Las grandes discusiones coyunturales de Colombia están presentes en las charlas mezcladas con anécdotas del exvicepresidente. El escenario elegido es la sede de la Fundación Carlos Lleras Restrepo, un centro de pensamiento dedicado a la memoria del expresidente liberal y abuelo de Germán Vargas.

La renovada estrategia de comunicaciones de Germán Vargas concuerda con la de Cambio Radical, que durante el último año le ha apostado a publicaciones directas, ácidas, sarcásticas y menos institucionales en contra del Gobierno Petro. 

Para el senador Carlos Fernando Motoa, "a Germán Vargas se le conoce de sobra por su experiencia y su capacidad de ejecutar. Es un hombre que cumple las metas. Pero lo que se está buscando es mostrar su parte humana". 

María Lucía Jaimes es experta en Gerencia Social y Marketing Político. Desde su perspectiva, "Vargas Lleras quiere atrapar públicos nuevos y sentirse en sintonía con las nuevas dinámicas del país. Le está hablando a un público diferente que consume nuevos formatos y se cansó de la comunicación tradicional".

Jaimes agregó que: "el carácter de Germán Vargas es difícil de cambiar y la estrategia puede resultar contraproducente al tratar de transformar su imagen. Sin embargo, al volver sus opiniones más accesibles, pueden darle una ventana de oportunidad".

El experimento parece estar dando frutos. Durante septiembre del año pasado, se hicieron 28 publicaciones en el perfil de Instagram de Germán Vargas Lleras. Ninguno superó los 500 likes a pesar de ser época de campaña. Hoy, en la primera mitad de marzo, van 29 publicaciones, que promedian los 1.100 likes cada una.

En el caso de Tik Tok, el exvicepresidente abrió su cuenta apenas en diciembre del año pasado. Lo hizo con un video resumiendo su columna en El Tiempo sobre la reforma a la salud. Esa publicación tuvo 87.000 reproducciones, y más de 4.000 likes.

La publicación que siguió es, hasta ahora, la más exitosa del Vargas Lleras versión Tik Tok. Allí, el exvicepresidente habló sobre el "caos" que es Bogotá y culpó a la entonces alcaldesa, Claudia López. Logró superar los 10.000 likes y las 560.000 reproducciones.

Los perfiles de Germán Vargas en redes siguen muy por debajo de quien parece ser su competidor directo en la oposición: Álvaro Uribe Vélez. Sin embargo, es inocultable que el contenido, los formatos y la estrategia del jefe de Cambio Radical son más elaboradas que las del líder del Centro Democrático.

Será el tiempo, las encuestas y la dinámica de la política, los que juzguen si el Vargas Lleras 2.0 logrará revivir la popularidad que lo llevó a la cima del éxito electoral, o sus formatos quedarán en el archivo de la internet, como caso de estudio de la comunicación política.

Conozca más de Cambio aquíConozca más de Cambio aquí