22 Abril 2022

Colombia sale a comprar aviones para renovar su flota aérea

Crédito: Fuerza Aérea Colombiana

Ante la pronta obsolescencia de los Kfir, que entrarán en desuso a finales de 2023, el país tiene presupuestado invertir cerca de 12 billones de pesos en la compra de al menos 14 nuevos aviones de combate.

Por: Javier Patiño C.

La decisión ha sido aplazada desde 2012, cuando el presidente Juan Manuel Santos le dio prioridad al proceso de paz. Luego, el tema fue retomado a comienzos de la administración de Iván Duque, pero la llegada de la pandemia y la propuesta de conseguir el dinero a través de una reforma tributaría dejaron de nuevo las cosas en veremos. Lo cierto es que la renovación de la flota de aviones militares no parece dar más espera.

Todo por cuenta de la pronta obsolescencia de los aviones Kfir, que entrarán en desuso en diciembre de 2023, cuando tendrán que salir de operación. 

Una de las justificaciones para renovar la flota son los costos de mantenimiento. Una hora de vuelo de un Kfir puede costar cerca de 15.000 dólares, en comparación con un avión moderno, cuyo costo por hora podría reducirse casi a la mitad. Otro de los problemas de los Kfir es que son muy lentos, su capacidad de defensa está disminuida y necesitan de reabastecimiento constante, lo cual dificulta las operaciones de largo aliento.

El objetivo es adquirir aviones que puedan desplazarse velozmente por las diferentes regiones del país, abastecerse desde el aire y permitir un mantenimiento rápido en tierra. 

Ante esta necesidad, desde hace tres años un grupo de expertos de la Fuerza Aérea anda encargado de visitar varias casas constructoras de aeronaves, para identificar cuáles podrían cumplir con los requisitos que necesita el país en materia de defensa. El objetivo es adquirir aviones que puedan desplazarse velozmente por las diferentes regiones del país, abastecerse desde el aire y permitir un mantenimiento rápido en tierra. 

En la mira

Cinco aeronaves pasaron el examen: 

grippen
Crédito:Saab.com

El Grippen, cuya casa matriz, en Suecia, les ofrece a los pilotos la oportunidad de realizar pruebas en sus simuladores. El costo en el mercado de cada avión se acerca a los 85 millones de dólares.

f-16
Crédito: Lockheed Martin

El F-16, de la casa matriz Lockheed Martin, en Estados Unidos, que ha volado en varios países del mundo, donde ha demostrado gran capacidad de combate y facilidad de mantenimiento. La aeronave, de 20 millones de dólares, cuenta con una vida útil de 40 años.

rafale
Credito: Dassault aviation

El Dassault Rafale, francés, con una gran capacidad de defensa aérea y un costo por unidad cercano a los 70 millones de dólares. Cuenta con equipos de interdicción  aire-tierra, disuasión nuclear y la posibilidad de abastecerse en el aire.

eurofighter
Crédito: Eurofighter.com

El Eurofighter Typhoon, avión español de dos motores con capacidad de misiles, versatilidad y modernos radares con sensores de calor. Su costo: 90 millones de dólares.

leonardo
Crédito: Aircraft Leonardo

Finalmente, el M346FA, de la empresa italiana Leonardo, aeronave multimisión de 20 millones de dólares, dotada de radares de control de disparo, sistema interrogador entre aeronaves y reaprovisionamiento en vuelo.

La intención del ministro de Defensa, Diego Molano, es avanzar en las negociaciones antes de terminar el  actual periodo presidencial para que los primeros aviones aterricen en el país entre 2023 y 2027.

Algunas de estas empresas trajeron sus aeronaves al país a la Feria Aeronáutica de Medellín, y se hicieron presentes en Expodefensa, certamen que reúne lo mejor de la industria militar, donde sostuvieron reuniones preliminares con el Gobierno colombiano. La intención del ministro de Defensa, Diego Molano, es avanzar en las negociaciones antes de terminar el  actual periodo presidencial para que los primeros aviones aterricen en el país entre 2023 y 2027.

Según altos funcionarios del ministerio, la oferta que más ha llamado la atención es la presentada por la empresa Lockheed Martin, que produce los F-16, con las cuales ya han interactuado los pilotos colombianos en varios ejercicios Otan. 

Uno de ellos fue “Relámpago”, en el que los aviones de bandera estadounidense se unieron a los Kfir colombianos para poner a prueba las capacidades de los pilotos en diferentes misiones, con el objetivo de fortalecer la destreza en situaciones extremas.

El otro es RED FLAG, en el que aviones de ambas nacionalidades realizaron ejercicios de guerra abierta.

El fin de los Kfir 

Las  primeras 12 aeronaves Kfir con las que cuenta la Fuerza Aérea fueron adquiridas con varios años de uso al gobierno de Israel en 1989, durante la administración del presidente de Virgilio Barco, con el principal objetivo de reemplazar a la vieja flota de aviones Mirage, que habían cumplido su ciclo de servicio.

La compra se complementó en 2009, cuando el gobierno de Álvaro Uribe adquirió –nuevamente a Israel– 13 Kfir modernizados, que contaban con equipos de sistemas de ayuda electrónica para misiles y bombas guiadas por GPS.

Cuatro de ellas sufrieron accidentes entre 2009 y 2015 por problemas de motor. Uno de ellos, cobró la vida de un piloto.

Para darles más horas de vuelo, el Gobierno autorizó modernizar las aeronaves en 2014. Se les dotó de una nueva generación de armas de última tecnología y se les mejoró el sistema eléctrico y de radares.

Según expertos de la Fuerza Aérea, un avión no se saca por viejo, sino porque cumple el ciclo de vida útil dado por el fabricante. Es decir, entra en obsolescencia cuando alcanza las horas de vuelo señaladas por el fabricante. “Y hay otro elemento para tener en cuenta: con los años, la empresa que fabricó el avión deja de producir repuestos para las naves viejas y eso hace que sea difícil conseguirlos. Eso es lo que está pasando actualmente con los Kfir”, señaló un oficial.

El Gobierno en los primeros días de abril ya dejó firmados los documentos del Consejo Nacional de Política Económica y Social (Conpes) y del Consejo Superior de Política Fiscal (Confis), proyectados a los próximos diez años, con los que se garantiza la financiación de la compra de las aeronaves.