18 Noviembre 2022

Sonia Parada, la primera actriz colombiana en ganar un Astor Piazzolla en su categoría

Crédito: Foto suministrada

Sonia Parada obtuvo el premio Astor Piazolla a mejor interpretación gracias a su actuación en la película 'Los de abajo'. CAMBIO contactó a la actriz para hablar sobre su experiencia en el rodaje de la película, que se estrenó en el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata.

Por: Gabriela Casanova

En el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata la actriz santandereana Sonia Parada ganó el premio Astor Piazzolla a mejor interpretación por su actuación en la película Los de abajo, un film escrito y dirigido por Alejandro Quiroga. El logro de la actriz llegó a oídos del embajador de Colombia en Argentina, Camilo Romero, quien le dio sus felicitaciones por redes sociales este viernes. 

Los de abajo es una coproducción entre Colombia, Bolivia, Brasil y Argentina, que se rodó en Rosillas, un pueblo del departamento de Tarija, en Bolivia. Se trata de una película independiente que tuvo su estreno mundial en el festival de cine. Sonia Parada, quien interpreta al personaje de la maestra Paula, trabajó junto con los actores César Bordón (argentino), José Acosta (colombiano) y Fernando Arze Echalar (boliviano).

astor piazzolla
En la producción participaron los habitantes de la región. La locación es el cementerio de Rosillas. Créditos: foto suministrada

Gregorio es un campesino rústico e idealista que vive frustrado en su pueblo Rosillas. Él, soberbio y arrojado, se propone recuperar para su familia las aguas de la vieja acequia que fueron desviadas por el coronel Iglesias quien es un terrateniente argentino vecino, aliado en complot con el alcalde del pueblo para sus propios cultivos de vid”, narra la sinopsis de la película.

El jurado, conformado por Dolores Fonzi, Alexandre Koberidze, Alberto Lechuga e Inge Stache, indicó que la razón por la que Sonia ganó este reconocimiento fue porque con el peso de su presencia en pantalla eleva la narración con sensibilidad.

astor piazzolla
Sonia Parada en el Festival Internacional de Cine Mar del Plata. Créditos: foto suministrada

Cuando tenía cuatro años, la actriz se paró por primera vez en el escenario del colegio y a los seis, empezó a practicar ballet y danza contemporánea en la escuela Dora Olarte de Barragán. Cuando tenía 10 años, recibió un taller de teatro en su escuela, dictado por Fabio Rubiano.Y a mí se me abrió el mundo”, comentó la actriz. Desde ese momento, para cualquier cosa del colegio, Sonia realizaba videos, cortometrajes u obras de teatro. No recuerda ningún día de su vida en el que ella no haya querido ser actriz.

Sonia estudió en el Teatro Libre y se graduó como maestra de arte dramático. Actualmente, es docente de Teatro en la Escuela Municipal de Artes de Bucaramanga y pertenece al colectivo Las Tres Gracias, donde ha actuado para varios proyectos como Sabor a mí, una adaptación teatral basada en la novela de Silvia Galvis y Yo también sueño. También ha participado en proyectos de televisión como Tu Voz Estéreo y Mujeres al límite, y en Pasajera, de Felipe Cano, una serie para Smart Films.

astor piazzolla
Sonia Parada como Paula Vilte junto al capataz, interpretado por José Acosta. Créditos: foto suministrada.

CAMBIO contactó a Sonia Parada para hablar sobre su experiencia durante el rodaje, los retos que afrontó, su rol protagónico, anécdotas y vivencias. 

CAMBIO: ¿Cómo la convocaron para participar en el proyecto?

SONIA PARADA: Mi amiga Silvana Mantilla, con la que estudiaba en el Teatro Libre, me dijo que un director boliviano que ya había conocido en Argentina estaba buscando la actriz protagonista de su película y que tenía un perfil similar al mío, entonces, ella me recomendó. Yo pasé un vídeo casting y no pasó nada más, al mes y medio me llamó el productor y me dijo: “Sonia, bienvenida.Vas a estar con nosotros rodando en Bolivia la película 'Los de Abajo'”. Yo había enviado un casting creyendo que hablaba boliviano y, en realidad, estaba hablando mexicano. No tenía ni idea qué era hablar boliviano, todavía nos falta más apertura a Latinoamérica.

CAMBIO: ¿Le resultó fácil o le costó trabajo obtener el acento boliviano?

S. P.:  Yo siempre he sido muy buena para los acentos, pensaba que todo esto iba a ser muy sencillo. En las grabaciones, creía que estaba haciendo el acento, luego, me escuchaba y no era así. Le pedí ayuda a director, y él me dijo: “Te voy a mandar el guion leído en acento neutro boliviano”. Además,  me mandaban notas de voz contándome cualquier cosa de sus vidas y yo empecé a repetir y a repetir… Luego, cuando llegué a Bolivia, me encontré con que todo el mundo como en Colombia habla en diferentes acentos. El director me decía: “tienes que hablar boliviano neutro” y yo le preguntaba a qué se refería con neutro.

CAMBIO: Entonces, ¿cómo logró hablarlo?

S. P.: Finalmente, decidí escoger a una de las personas de la producción y yo le decía todo el día: “Oye, este texto… oye, háblame”, y le sacaba charla todo el día para poder escuchar lo que decía grabado en secreto. Me enamoré de su voz, la escuchaba todas las noches hasta que lo logré.

astor piazzolla
Escena con la que Sonia Parada ganó el casting de la película 'Los de abajo'. Créditos: foto suministrada

CAMBIO: Durante su proceso de aprendizaje, ¿hubo algún momento en que tuvo problemas con su actuación debido al acento?

S. P.: Hay una escena en la que me frustré mucho. Ni siquiera sale en la película, fue una toma que no salió. Como yo soy la maestra, estoy con los niños y les leo un fragmento de un cuento de un autor boliviano, luego, les doy una instrucción. Realmente, un texto larguísimo y ahí es que te digo que el peso del acento me estaba frustrando porque fue de las primeras escenas que se rodaron y yo todavía no lo había interiorizado bien, yo sentía que todos me miraban. Hablé con el director y él me dijo que no me preocupara más, me decía: “Mira, yo ya no te voy a exigir eso del acento. Tú preocúpate por actuar y hacer tus emociones, porque la forma está robando la energía que necesitas para concentrarte en el por qué el personaje hace lo que hace”.

CAMBIO: ¿Cuál fue el proceso de caracterización del personaje Paula Vilte?

S. P.: Cuando abrí por primera vez el guion, no sabía muy bien por dónde empezar. Estuve una semana haciendo trabajo de campo en Rosillas, que es el pueblo donde se rodó la película. Hablaba con las personas que ayudaban en la casa con las labores domésticas, me iba a caminar por el pueblo y conversaba con las personas que vivían en las casitas de la carretera para escucharlos, quería ver cómo se movían y la energía que transmitían. Ahí poco a poco fue naciendo el personaje en forma.

CAMBIO: ¿Cuál es el papel de su personaje en la película 'Los de abajo'?

S. P.: Mi personaje es Paula Vilte, una docente rural boliviana que está enamorada de Gregorio, su vecino. La película narra cómo Gregorio, un campesino de la zona rural, lucha porque le quitaron el agua del río con la que él y su familia vivían. Está muy bravo con muchas cosas, el agua se la ha quitado un terrateniente que vino a sembrar para hacer vino y nadie lo quiere apoyar porque es un antihéroe. Es el drama de las personas que se quieren quedar en su tierra, que no ven el mundo en la segunda oportunidad en otro lugar, sino que aman y se arraigan a su tierra. Mi personaje tiene una contradicción: mientras ella se quiere ir del lugar que fue invadido, Gregorio no. Yo creo que eso se ve en escena, esa es la dualidad que logré interpretar.

CAMBIO: ¿Qué parte del rodaje le llamó más la atención?

S. P.: En la película también hay una escena de cama, pensé que me iba a costar muchísimo más trabajo, pero todo fue muy cómodo. El director llegó con Alejandro a mi habitación, tocaron la puerta y me dijeron: “Sonia, tenemos que hablar de sexo”. A mí me gusta contar esto, sobre todo, a mis estudiantes porque nadie nos dice cómo se hacen esas escenas. Por ejemplo, yo no sabía que entra un equipo reducido. Siempre hay como 30 o 50 personas en el set, pero en estas escenas entran las cuatro personas indispensables y nadie más está.

astor piazzolla
Sonia Parada y Fernando Arze, protagonistas de la película 'Los de abajo'. Créditos: foto suministrada

CAMBIO: Hay casos donde los actores se toman a pecho su papel y terminan siendo influidos por las fuertes emociones que generan algunas escenas, ¿qué opina al respecto? ¿experimentó algo similar durante el rodaje del film?

S. P.: Soy una actriz que cree que actuar no puede ser darte puñaladas en el corazón cada vez que tienes una escena dramática. Tengo la capacidad de entrar a escena y salir de ella sin quedar apaleada, trastornada o triste. Hay escenas que me roban la energía y me dejan un poco abajo o si la escena es muy feliz y alegre, pues quedo muy arriba, pero eso ni siquiera va más allá de eso. Yo siento que la actuación es un proceso físico que tiene mucho que ver con la respiración y el trabajo corporal.

CAMBIO: Para usted, ¿cuál es la diferencia entre actuar para proyectos de televisión y las películas independientes?

S. P.: Hay muchísimo más tiempo para explorar como actriz, puedo interiorizar y preguntarme por qué el personaje hace lo que hace; cómo es la relación con los otros personajes. En cambio, la televisión es otro formato, las cosas van más rápido, hay muchísima gente trabajando al mismo tiempo a una velocidad abismal. Tú no alcanzas a entender todavía las relaciones que hay en otros personajes porque hay dos unidades en simultáneo grabando. No por eso una es mejor que la otra, simplemente es como salir a dar una caminata una montaña o correr una maratón, las dos tienen cosas muy buenas.

CAMBIO: ¿Qué quiere decirle a aquellos artistas que aún buscan su camino en la industria?

S. P.: Tener persistencia de amar y de poner como prioridad lo que hacemos y nuestras pasiones. Este camino es difícil, tiene muchas bajas. Un día estás arriba y otro día nadie te llama, pero hay que seguir haciendo lo que uno ama para que la fortuna lo agarre.