20 Mayo 2022

Caligen SAS, ¿una jugada inteligente?

Pocos días después de revivir y modificar la empresa Caligen, Emcali anunció que esta sería la responsable del nuevo modelo de alumbrado público.

Crédito: Yamith Mariño Díaz

Luego de que el Concejo de Cali rechazara ‘Cali Inteligente’, el proyecto de la alcaldía de crear una empresa mixta para manejar el alumbrado público y otros sistemas tecnológicos de la ciudad, Jorge Iván Ospina revivió una empresa antigua y la modificó para que pueda hacer todo lo que le negaron en su fallido proyecto.  

Por: María Camila Hernández

En diciembre de 2021, el proyecto de acuerdo ‘Cali Inteligente’ propuesto por el alcalde Jorge Iván Ospina se hundió en el Concejo de esa ciudad. No solo fueron los concejales los que se manifestaron en contra, sino también ciudadanos y sindicatos de Emcali, la empresa que presta los servicios de energía, acueducto y saneamiento en la capital vallecaucana.

‘Cali Inteligente’ proponía la creación de una empresa mixta para entregarle el manejo de sistemas como el de la semaforización inteligente, las cámaras de seguridad privada y el servicio de alumbrado público, que administra Emcali desde 1997. Según había dicho la líder del proyecto, Marcela Patiño, con la creación de la empresa se pretendía atraer inversión privada, así como contar con un socio experto que ayudara a implementar esas tecnologías. También, promover desarrollos tecnológicos propios potenciando laboratorios de innovación digital en las diferentes comunas.

Algunas de las razones que motivaron a hundir el proyecto fueron que esta nueva empresa entraría a competir con Emcali, y que lo que se buscaba en realidad era entregarle a 'Cali Inteligente' la contratación del alumbrado público, de 142.000 millones de pesos al año. Según la concejal Diana Rojas, la mayor opositora del proyecto, este no tenía estudios técnicos ni plan de negocio, y lo que esperaban en el Concejo era que la alcaldía revisara los puntos discutidos en el debate para volverlo a presentar.

Luego del contundente rechazo, que Ospina calificó de “mezquino”, el alcalde aseguró que sería necesario insistir y hacer pedagogía sobre los alcances de esta estrategia. Pero lo que terminó haciendo no fue muy pedagógico. En vista de que la propuesta de crear una nueva empresa no tuvo acogida, resucitó una que había constituido otro alcalde, Mauricio Guzmán Cuevas, a quien el Consejo sí había autorizado en el año 1996 para adelantar proyectos de inversión que mejoraran los ingresos del municipio.

Caligen Ltda. tenía el objetivo de aliarse con Termoemcali para la generación de energía, pero nunca operó. Su capital era de un millón de pesos, del que la alcaldía era dueña en un 10 por ciento y Emcali del 90 por ciento. Así fue hasta abril de 2022, cuando la administración de Ospina y Emcali decidieron desempolvarla y reformarla: la transformaron en una SAS, aumentaron su capital a 5.000 millones de pesos y nombraron a Juan Diego Flórez, gerente de Emcali, como representante legal. La capitalización la realizó Emcali, ya que el alcalde no tenía permiso del Concejo para hacer inversiones en empresas. En la nueva Caligen, Emcali es dueña de 4.999 millones de pesos (99,998%) y el municipio de Cali tiene 100.000 pesos de capital (0,002%).

También se amplió el objeto social, para que la empresa “contribuya en el mejoramiento continuo de la prestación de servicios institucionales, tales como el energético, la movilidad sostenible, la gestión tecnológica en seguridad ciudadana, la gestión de centros de ciencia y tecnología y la gestión de proyectos de ciudad y territorio inteligente”. Es decir, todo lo que contemplaba el proyecto de ‘Cali Inteligente’ que el Concejo rechazó.

A los pocos días de la resurrección de Caligen, el gerente de Emcali y también representante legal de Caligen, Juan Diego Flórez, anunció que esta empresa sería responsable del alumbrado público a partir de 2023. Señaló que el nuevo modelo de alumbrado inteligente –que costará unos 300.000 millones de pesos–, requerirá un aliado inversionista, para lo que se realizará un proceso de licitación pública.

Pero la concejal Rojas asegura que esa licitación no va a suceder. “Esa es una narrativa bonita para la ciudadanía, pero aquí lo que está claro es que este es un invento jurídico muy bien hecho para poder entregar y amarrar un contrato de 15 o 20 años. Es el negocio más robusto que quiere hacer la administración y no se necesita mucha perspicacia para darse cuenta de esto cuando se arma un debate el berraco en el Concejo y lo que decide la administración es sacarlo por debajo de la mesa”.

Añade que se trata de un modus operandi de la alcaldía de Ospina para esquivar los procesos de licitación: “ampliar los objetos sociales de las empresas descentralizadas para poder contratar directamente por ahí”. Cita el intento de la Secretaría de Infraestructura, el año pasado, de hacer un convenio con Emcali para reparar la malla vial, a pesar de que esa empresa no tiene conocimiento del tema. Lo que tendría que haber hecho Emcali, como en este caso tendrá que hacer Caligen, sería subcontratar a alguien que sí tenga ese conocimiento. Pero ese plan no prosperó, y este año la alcaldía tuvo que abrir la licitación.

Juan Diego Flórez, gerente de Emcali, asegura que la polémica que está generando “una sola concejal” alrededor de Caligen no tiene ningún sustento. Señala que Emcali propuso que el alumbrado no se entregara del todo a un privado y se hiciera a través de una de sus filiales para “desarrollar nuevos modelos de negocio sin poner en riesgo el patrimonio ni el negocio principal de Emcali”. Por otra parte, tener un socio privado garantizaría que el negocio sea más económico y eficiente, explica el funcionario.

Para Flórez, se trata de aprovechar que se venció el contrato anterior e implantar un nuevo modelo que va más allá del alumbrado público, uno que “apalanque nuevas oportunidades”. Tener postes inteligentes e interconectados para gestionar datos de tráfico y ambientales, además de otros datos que Caligen pueda vender a empresas que necesitan información para tomar decisiones. Se trata de tener una empresa que gestione todos los temas de tecnología a través de los datos que recoja”.