19 Septiembre 2022

“La chica que haga caso omiso será la próxima”: Así extorsionan a las trabajadoras sexuales en Bogotá

Crédito: Yamith Mariño Díaz

CAMBIO conoció detalles de los asesinatos y las horribles amenazas que reciben las trabajadoras sexuales y modelos webcam por parte de criminales que se presentan como miembros del Tren de Aragua.

El video muestra a una mujer tendida en el suelo. Su rostro, irreconocible, está cubierto en sangre. Aún le queda un cuchillo clavado en el pecho, y el piso, sobre el que está tirada, está salpicado por su propia sangre. Mientras tanto, un hombre grita: “Mira cómo la dejamos, no esperen ser la próxima. La que se revele, todas tienen que pagar”.

El hombre, que se presenta como un integrante del Tren de Aragua, asegura que esta acción se replicará con todas las trabajadoras sexuales de Bogotá que no les paguen la extorsión que exigen. El video es acompañado por un texto en el que, además de identificarse como miembros de este grupo, aseguran que el asesinato de esta mujer ocurrió porque ella no quiso alinearse al cupo de 100,000 pesos semanales que ellos le exigieron para dejarlas desempeñar sus labores.

Comunicado

La denuncia la dio a conocer la concejala Heidy Sánchez. Sin embargo, CAMBIO tuvo acceso a más testimonios, en Bogotá y en Cúcuta, que muestran que esta forma de actuar se está haciendo común y amenaza gravemente a las trabajadoras sexuales.

La presencia del Tren de Aragua en Colombia

Organizaciones como Human Rights Watch han advertido sobre la creciente presencia de este grupo, que inició sus acciones en Venezuela, y hoy en día pelea el control de algunas zonas en territorio colombiano.

Así mismo lo ha alertado la Defensoría del Pueblo, que ha mostrado que esta banda ha empezado a tener influencia en distintas zonas del país. En Bogotá, señalan, las luchas territoriales han llevado a que el centro se haya convertido en epicentro de distintas actividades por parte del Tren de Aragua quienes, entre otras cosas, han empezado a tomar control de las zonas de tolerancia, en las que las trabajadoras sexuales se desempeñan.

Sin embargo, hay otro tema que ha tomado relevancia estos días. Las amenazas ya no van únicamente en contra de las trabajadoras que están en la calle. También, han empezado a perseguir a quienes trabajan desde estudios webcam. Ese fue el caso del video mencionado al principio, pero no es el único.

Las vacunas a trabajadoras webcam

Astrasex, el sindicato que busca proteger los derechos laborales de las trabajadoras sexuales en todos los entornos, asegura que varias mujeres han denunciado ante ellas irrupciones en medio de sus transmisiones. Durante dichas irrupciones, aparecen hombres que se identifican como miembros del Tren de Aragua y les exigen pagar las vacunas para no torturarlas, ni asesinarlas.

“Nosotras hemos intentado crear planes que nos permitan conocer las dimensiones de esto. De hecho, estuvimos reunidas con las autoridades del barrio Mártires para conseguir dar una solución, pues el asesinato de la chica que aparece en el video no ha sido el único que hemos registrado en días recientes y eso nos tiene con mucha preocupación”, asegura Katerine Ángel, presidenta de AstraSex.

Ella señala que, como lo demostró la denuncia de la concejala Sánchez, estos casos estarían relacionados con el cuerpos de mujeres desmembradas que días atrás se hallaron con indicios de tortura y violencia sexual en Mártires, localidad que agrupa la mayoría de establecimientos dedicados al trabajo sexual en Bogotá, y de donde la Defensoría del Pueblo ha indicado en alertas tempranas sobre la fuerte incidencia en el crimen organizado del Tren de Aragua, en alianza con el frente 33 de las Disidencias de las Farc.

Dos mujeres trans ya interpusieron denuncias y el caso, que está siendo atendido por la Secretaría de Seguridad, fue asignado a la Fiscalía 423 Gaula Élite. Esta seccional tendrá la tarea de identificar los criminales detrás de las amenazas a nombre del Tren de Aragua. Según conoció CAMBIO hay varios registros de víctimas de estas operaciones criminales que dicen que no denunciarán por desconfianza hacia las autoridades.

 

No es solo en Bogotá

Como ya hemos reportado desde CAMBIO, la situación de amenazas sobre trabajadoras sexuales no ocurre únicamente en Bogotá. De hecho, la extensión de estas situaciones ha tomado presencia en casi todas las ciudades capitales del país.

Durante nuestra visita a la ciudad de Cúcuta, registramos el testimonio de una mujer que terminó sometida a trata con fines de explotación sexual en un estudio webcam que pertenecía a miembros del Tren de Aragua. Allí, le exigían pagar una serie de cuotas semanales, que usualmente superaban los 500.000 pesos, argumentando que ellos eran quienes pagaban todos sus gastos y por lo mismo tenía una deuda que día con día iba aumentando sin control.

“A nosotras nos preocupa mucho que estos casos se nos están haciendo comunes y por supuesto no recibimos protección por parte de nadie. Hemos tenido que crear mesas de ayuda urgente y concertación con las autoridades. Sin embargo, todavía siguen atacándonos sin tener ningún tipo de defensa por parte de nadie”, asegura Ángel para quien esta situación se está saliendo de control.