8 Julio 2022

Las obras inconclusas de Bogotá

Cuatro millonarias obras enfrentan retrasos en Bogotá

Crédito: Yamith Mariño

Cuatro obras de la capital, cuya inversión ronda los 500.000 millones de pesos se encuentran atrasadas y algunas abandonadas, cada una reviste un caso especial en el que están en juego los impuestos de los bogotanos.

Por: Iván Serrano

Mientras en Bogotá se abren nuevos frentes de obra, como los de la construcción de La Primera Línea del Metro y la troncal de Transmilenio de la Avenida 68, hay otras obras más antiguas que no avanzan y que, incluso, debieron haberse entregado hace años.

Alcaldía Local de Teusaquillo: tres años de retraso y sigue contando

El contrato para la construcción de la nueva sede fue suscrito el 12 de enero de 2017 y sufrió cuatro prórrogas. Ha debido entregarse en marzo de 2019. La obra tuvo un valor inicial de $22.290.850.616 y adiciones por $7.600.000.000. 

A la construcción, que quedó en 70.8% de avance físico, se le hizo acta de terminación por incumplimiento del contratista, Consorcio Jr. El contrato aún no ha sido liquidado y no se ha efectuado uno nuevo para terminar la obra. En este caso, la Contraloría tiene tasado un detrimento de $26.000.000 y vinculará formalmente a los últimos seis alcaldes locales de Teusaquillo, y a otros diez funcionarios de ese Fondo Local, como posibles responsables.

Los problemas por la construcción de la nueva sede emergieron a comienzos de 2017, cuando vecinos de la construcción empezaron a alertar sobre daños y agrietamientos en sus viviendas a causa del proyecto. Algunos de ellos debieron evacuar las viviendas.

Un concepto de la Sociedad Colombiana de Ingenieros dio cuenta de que la obra tenía problemas de cimentación y que incluso el constructor habría modificado los diseños. Sobre esta situación no hubo advertencia del interventor que en su momento certificó la calidad de los trabajos.

Alcaldía Local de Teusaquillo

Unidad Deportiva El Salitre, tres años y medio de retraso, y suspendida

El contrato para el reforzamiento estructural de esta unidad deportiva fue suscrito el 27 de septiembre de 2017 entre el IDRD y la Unión Temporal San Antonio IDRD. Su valor inicial fue de $22.816.242.707 y los reforzamientos debían estar listos en diciembre de 2018.

Hoy la obra se encuentra suspendida y a la intemperie, y ha avanzado solo el 39%. Antes de la fallida intervención, en este lugar entrenaban 11 ligas deportivas, que han tenido que buscar otros escenarios para entrenar.

La obra ha tenido dos prórrogas por 4 meses y 4 suspensiones. Aunque el contratista recibió un anticipo de $4.577.216.641, alegó no tener recursos para continuar con las obras.

Otra de las perlas de este collar es que, en medio de las suspensiones y los retrasos, la licencia de construcción se venció. La Unidad Deportiva El Salitre, inaugurada hace 48 años, está ubicada en inmediaciones del Parque Metropolitano Simón Bolívar, y fue por años la villa olímpica más importante del país.

Este contrato fue suscrito durante la administración de Enrique Peñalosa por el entonces director del IDRD Orlando Molano, actual director de Parques Nacionales.

Obras de reforzamiento de la Unidad Deportiva El Salitre

Planta Wiesner, ocho meses de retraso y apenas en el 40 %

El contrato para la ampliación de las unidades de filtración de la planta de tratamiento Francisco Wiesner fue suscrito el 27 de febrero de 2018 entre la EEAB y el consorcio Epic PTFW. Tuvo un valor inicial de $93.285.000.000 y las obras debían estar listas el 11 de octubre de 2021, pero a la fecha solo hay un avance de 40.7%.

La obra fue abandonada por el contratista y los elementos que allí quedaron se encuentran expuestos al deterioro. Al contrato, que tuvo dos prórrogas, se  le aplicó caducidad en septiembre de 2021. 

Con estas obras se esperaba ampliar la oferta de agua potable en Bogotá, debido a la creciente demanda. El proyecto contemplaba aumentar de 16 a 24 las celdas de filtración, lo que aumentaría en 33% la capacidad de potabilización.

A julio de 2021 la EEAB le había girado $53.000.000.000 al contratista por concepto de anticipos. 

El consorcio Epic PTFW está conformado por la firma brasileña Ecman Engenharia Colombia y las nacionales Ingecol y Prispma. La EAAB le aplicó la caducidad por el incumplimiento en la ejecución de las obras. Debido a esta sanción administrativa, el consorcio no podrá contratar con el Estado por cinco años. A Epic PTWF también se le aplicó caducidad por un contrato de alcantarillado en Quibdó.

A la fecha, el contrato para ampliación de las unidades de filtración de la planta Wiesner no ha sido liquidado ni tampoco se ha contratado a un nuevo ejecutor.

Obras de ampliación planta Wiesner

Estación Elevadora Canoas, colgada y con riesgo de atrasarse un año

Esta obra fue suscrita el 4 de diciembre de 2018 y está proyectada para ser entregada el 22 de noviembre de este año. Sin embargo, aunque el avance es de 61.7%, la Contraloría y la Personería de Bogotá calculan un retraso de un año. Este es uno de los proyectos claves para la descontaminación del río Bogotá. En este proyecto están comprometidos recursos de la EAAB, la CAR y el Fondo Nacional de Regalías, en liquidación. 

Este ha sido uno de los contratos de mayor cuantía adjudicados por la EAAB en los últimos diez años y fue entregado durante la administración de Enrique Peñalosa.

La firma encargada del proyecto es el Consorcio EE Canoas, conformado por las firmas Mota Engil Latam Colombia y Empresa Constructora Brasil S.A.A esta obra le hacen seguimiento la Contraloría General y la de Bogotá. A través de un comunicado, la EAAB informó que ya inició las acciones judiciales necesarias para que el contratista cumpla con sus obligaciones.

Obras de la Estación Elevadora Canoas