Petroplantadas: la impuntalidad del presidente
7 Octubre 2022

Petroplantadas: la impuntalidad del presidente

Crédito: Foto: Colprensa

Una vez más el presidente vuelve a aplazar un compromiso a última hora. Esta vez dejó plantados a los asistentes del evento en el que se firmaría el acuerdo para la compra de tierras a Fedegán, un nuevo caso que se suma a lista.

El encuentro en Casa de Nariño con el que se iba a sellar el acuerdo entre el gobierno de Gustavo Petro y la Federación Nacional de Ganaderos para comprar 3.000 hectáreas de tierras será reprogramado.

El equipo de Presidencia comunicó que la reunión quedaba aplazada porque el mandatario ocuparía su agenda privada todo el día en Cartagena. Un desplante que se suma a la lista de eventos que Petro ha cancelado, aplazado o llegado considerablemente tarde.

A la ministra de Agricultura, Cecilia López, y a Jose Félix Lafaurie la noticia de la reprogramación los cogió mientras iban camino al palacio presidencial.

'Petroplantadas'

Una de las primeras reuniones confirmadas por Petro a la que nunca llegó fue la Fedemunicipios el pasado 2 de agosto, en la que cerca de 400 alcaldes se quedaron esperando al entonces presidente electo en el Salón Rojo del Hotel Tequendama. Alfonso Prada, ministro del Interior, se excusó por la ausencia argumentando que hubo un “cruce de agenda”.

El objetivo de ese encuentro era acercar al nuevo gobierno a las necesidades de los municipios del país.

Otro desplante que no pasó desapercibido fue cuando, sin justificación de fondo, Petro dejó plantados, apenas 45 minutos antes de iniciar la ceremonia, a los militares que lo esperaban para rendirle honores y reconocer su mando el 16 de agosto.

El incómodo gesto se dio en un momento de gran expectativa por la relación entre el recién posesionado primer presidente de izquierda en Colombia y la cúpula militar.

Para profundizar

En un hecho más reciente, el pasado 29 de septiembre, Petro no llegó al encuentro que tenía programado en Bogotá con el gremio de los taxistas en donde se hablaría sobre el incremento del precio de los combustibles y la reglamentación de las plataformas digitales de transporte.

El mismo día aplazó una ceremonia de ascensos de la Policía Nacional debido al fuerte aguacero que estaba cayendo en el centro de la capital del país: ““Debido a las condiciones de seguridad que hoy hay en esta plazoleta, por la caída de rayos, no es bueno que estemos todos aquí concentrados. Vamos a suspender el acto”: dijo el presidente Petro.

Miembros del gabinete ministerial, jefes de Estado, funcionarios de todos los niveles, militares, periodistas y líderes de gremios están entre quienes se han visto obligados a esperar por varias horas al presidente Petro

La hora Petro

Sobre los retrasos en la agenda del presidente hay más casos registrados. Uno de los más sonados fue la demora de más de una hora del presidente y su comitiva a una cena ofrecida el 21 de septiembre por el presidente Joe Biden a los participantes de la Asamblea General de la ONU.

Ese no fue el único desplante de Petro en Nueva York. El primer ministro de Noruega, Jonas Gahr Støre, debió esperarlo hora y media. Aunque este encuentro sí se llevó a cabo, a pesar de la tardanza.

Otro de los retrasos que más desazón causó fue el de más de dos horas en el Congreso de la Andi que se llevaba a cabo en Cartagena el pasado mes de agosto.

En esa ocasión, se esperaba que el presidente Petro respondiera a las inquietudes y peticiones del empresariado colombiano, uno de los sectores que recibió con más desconfianza la llegada de Petro al poder.

El mandatario también ha dejado esperando a sus ministros en varias ocasiones, desde el primer encuentro de jefes de cartera el 8 de agosto, un día después de la posesión presidencial, hasta la cumbre de ministros en Hato Grande, donde llegó dos horas más tarde de lo citado.

Los medios de comunicación también registraron el retraso de varias horas en el evento de posesión de los ministros de Justicia y Ciencias, Néstor Osuna y Arturo Luna, respectivamente. Finalmente, el acto fue pospuesto por Presidencia para otro día.

El mal clima, reuniones de imprevisto y contratiempos por salud, son algunas de las excusas de las que se ha valido el presidente Petro, pero aún queda la duda sobre quién se encarga de darle manejo a la agenda presidencial.