13 Septiembre 2022

¿Por qué está bloqueada la vía a El Guavio?

Después de 28 días de bloqueos parece inminente un acuerdo entre manifestantes y el Gobierno.

Los habitantes de El Guavio llevan 40 años quejándose por el abandono estatal y el mal estado de sus vías. Hoy completan 28 días de bloqueos y esperan del Gobierno una respuesta definitiva. El riesgo es que la hidroeléctrica deje de funcionar.

La imágen registrada hace apenas un par de semanas es impresionante: una enorme grieta de más de dos metros de ancho es la amenaza del desprendimiento de una montaña en el sector El Chalet en la vía Guasca- Gachetá. La grieta, que avanza entre las fincas, llega hasta un punto de la carretera donde ya se aprecian pequeños derrumbes. El riesgo es latente y los habitantes creen que en cualquier momento la montaña se vendrá abajo y los dejará con más problemas de comunicación de los que ya tienen.

La región de El Guavio está ubicada en el oriente del departamento de Cundinamarca y de su riqueza forestal e hídrica se beneficia todo el país.
Allí está ubicado el Parque Nacional Chingaza, patrimonio hídrico de la humanidad, y funciona la hidroeléctrica de El Guavio, con capacidad de producir el 20 por ciento de la energía eléctrica que consumen los bogotanos.

Pero tanta riqueza natural e hídrica no se ve recompensada en el desarrollo y bienestar de sus habitantes.

Ya son dos generaciones que han participado en múltiples protestas y peticiones a las gobernaciones de Cundinamarca y Boyacá pidiendo la construcción y el mantenimiento de vías de acceso. 

Enfermarse en la región de El Guavio no es una opción. Edwin García, uno de los líderes de la protesta, le dijo a CAMBIO: “Estamos en una región del país que es muy rica, pero muy olvidada. Nosotros tenemos dos vías de acceso: una por Santa María, Boyacá, y otra por Medina, Cundinamarca. El servicio de salud es pésimo, se encuentra en Mámbita, pero la IPS principal está en Gachetá; nos toca dar una vuelta de ocho horas, casi venir hasta Bogotá y bajar hasta Gachetá para que nos presten el servicio de salud. Normalmente, cuando una persona está en estado grave, pues se muere, porque el recorrido es muy largo, muy tedioso”.

Además, el mal estado de la vía, que según los habitantes ha empeorado por el tráfico pesado generado por la hidroeléctrica de El Guavio, no solo incide en el acceso a un servicio básico como la salud, sino también en el costo de materiales de construcción y combustibles. Al respecto, García agregó: “ Por ejemplo, el cemento: un bulto que en Bogotá vale 22.000 pesos acá cuesta 35.000 pesos; y el galón de gasolina, que en otras partes del país vale 9.500 pesos, acá vale 14.000”.

El mal estado de la vía afecta directamente a unos 14.000 habitantes de la región de Ubalá.

Los bloqueos están instalados en cinco partes de la vía: uno en Santa María, Boyacá; otro en San Pedro, Cundinamarca; un tercero en la vía que comunica al sector de Palomas; otro en Algodones y un quinto en el sector de La Caverna.
Por cerca de un mes, los habitantes de la región de El Guavio no habían obtenido respuestas ni de la Gobernación de Cundinamarca ni la de Boyacá. Los manifestantes esperan que la construcción y mantenimiento de estas vías sean incluidos en el Plan Nacional de Desarrollo, también han propuesto que parte de los impuestos que la Hidroeléctrica de El Guavio paga anualmente a la nación, sean destinados para el arreglo de la malla vial.

Hoy, tras una reunión en el Ministerio del Interior, el gobernador de Cundinamarca, Nicolás García, anunció que el departamento invertirá 175.000 millones de pesos en recuperación vial, y el compromiso de Enel-Codensa en el sentido de elaborar los estudios para la construcción de nuevas vías. Dijo también que el Gobierno había dado visto bueno a la petición de los habitantes de incluir la construcción de infraestructura vial en la zona en el Plan Nacional de Desarrollo. 

Si estos acuerdos quedan en firme, lo más probable es que el paro se levante en los próximos días.