¿Pago en dólares con mi tarjeta de crédito?

Aprende a manejar la deuda en dólares con estos cortos consejos.

Crédito: Adobe Stock

En canales digitales estamos contratando cada vez más servicios que se pagan en dólares que, si no se controlan bien, pueden convertirse en un dolor para el bolsillo. ¿Qué se debe tener en cuenta al momento de hacer compras por Internet para no terminar con deudas más altas de lo previsto?

Las nuevas tecnologías nos han acercado a nuevas formas de consumo. El fenómeno más visible en la actualidad es la adquisición de bienes y servicios por Internet, entre ellos las suscripciones a plataformas de streaming, que le permiten al usuario acceder a un amplio catálogo de contenidos como películas, videos o música, que pueden consumirse en línea en cualquier momento y en cualquier lugar.

En medio de tantas alternativas que ofrece el mercado, cada vez estamos tomando más servicios, y uno tras otro se van convirtiendo en ‘gastos hormiga’, es decir que a fin de mes terminamos haciendo muchos pagos pequeños por compras y suscripciones digitales.

Puede que cada uno de estos cobros, individualmente, no represente una amenaza para las finanzas, pero si estos gastos mini se vuelven recurrentes –como viajes en plataformas de transporte, suscripciones a streaming o a medios digitales, etc.–, van acumulándose sin darnos cuenta hasta que representan una porción considerable del gasto mensual.

Normalmente, estas suscripciones se pagan en dólares u otras divisas ya que son empresas, en su mayoría extranjeras, que ofrecen servicios en todo el mundo, pero recaudan en su moneda local. Por ello, lo primero que se debe hacer es tener en cuenta en qué moneda se pagará el servicio que se adquiere. Habitualmente, el recaudo se hace en dólares y un cliente desprevenido no hace la conversión a su moneda teniendo en cuenta la Tasa Representativa del Mercado (TRM), sino un cálculo rápido que puede estar alejado de la realidad, lo que afecta su economía personal o familiar.

Cambio Deuda en dólares

¿Cómo calcular el monto real del servicio que adquiere en divisa extranjera?

Aunque perciba el monto a pagar como algo insignificante, no se confíe. Nuestra mente asume las cifras de uno o dos dígitos que se manejan en estas plataformas como algo menor. Sin embargo, debe tener en cuenta que el peso colombiano sufrió una importante devaluación el año pasado, que nos llevó a pagar alrededor de $4.000 por un dólar. Así pues, el valor de un servicio tasado en US$ 9 equivaldría a unos $36.000 mensuales.

Esas compras se pagan principalmente con tarjeta de crédito, por eso es importante tener en cuenta no solo la TRM del día que se pagó la compra, sino el número de cuotas a las que se difirió la compra (de lo que dependen los intereses) y la cuota de manejo que se paga por el uso de la tarjeta. Tenga en cuenta que estos costos son variables y dependen de las tarifas aprobadas por su entidad financiera o del mercado cambiario. Vamos por partes:

La TRM

La TRM es el valor que se paga en pesos por dólar y que repercute a su vez en el valor de otras divisas al hacer la conversión. Como el mercado cambiario se mueve a diario, el precio del dólar fluctúa permanentemente. Normalmente, las transacciones en moneda extranjera se cobran a la TRM del día en el que se hace la compra, pero cada entidad financiera en Colombia tiene sus propios parámetros, y algunas podrían cobrar según la TRM del día en que se realice el pago de la deuda, razón por la cual deberá consultar con su banco qué tipo de cobro realiza para tener mayor claridad a la hora de hacer su presupuesto.

El número de cuotas

Generalmente, las entidades financieras difieren de manera automática las compras internacionales a 12, 24 o 36 meses, incluso cuando se trata de suscripciones y servicios en plataformas internacionales que son de valores pequeños. Pero, a mayor plazo de pago de una deuda, más altos los intereses, así que es mejor estar pendiente de los extractos y, si es posible, comunicarse con el banco para pedir que esos cobros se hagan en una cuota. Evite sobrecostos innecesarios.

¡Pilas con las comisiones!

Cada franquicia de tarjetas de crédito –Visa, Mastercard o American Express– establece una comisión con la entidad financiera que expida el plástico, por compras internacionales. El tarjetahabiente deberá consultar con su banco de cuánto es esta comisión y tenerla en cuenta. Es importante saber también si su entidad financiera hace algún cobro adicional por las transacciones que haga en moneda extranjera.

Peso a Peso, Paso a Paso es una colaboración periodística entre Cambio y Bancolombia.