22 Junio 2022

El ajedrez de la gobernabilidad de Gustavo Petro: ¿Quién será de gobierno y quién de oposición?

Petro llega a la Presidencia con la mayor bancada del Senado en el bolsillo, pero sin una marcada mayoría.

Crédito: Yamith Mariño

Gobierno, independencia u oposición. En ese debate se encuentran hoy los partidos políticos en Colombia tras la victoria de Gustavo Petro en las elecciones presidenciales. Las colectividades tienen hasta el 20 de julio para decidir su posición y ya algunas han empezado a mover sus fichas. 

Por: Jesús Mesa

Tras la victoria de Gustavo Petro en las elecciones presidenciales comienzan a moverse las fichas en el tablero político. Los partidos han empezado a evaluar la forma en la que se comportarán en los próximos días hasta el 20 de julio, cuando se posesione la nueva legislatura, para fijar posiciones y declararse como colectividades de gobierno, independientes o de oposición. 

Petro llega a la Presidencia con la mayor bancada del Senado en el bolsillo: la del Pacto Histórico. En las legislativas de marzo, la coalición de izquierda consiguió 47 escaños (20 senadores y 27 representantes a la Cámara), pero está lejos de tener aseguradas las mayorías. Incluso sumando los escaños de Fuerza Ciudadana y el Nuevo Liberalismo (uno cada uno), no le alcanza.

La conformación de alianzas para Petro será clave para llevar a cabo la mayoría de sus programas. Si el Congreso empieza dándoles largas a los grandes proyectos que el presidente electo le ofreció a su electorado, es probable que esas promesas se vayan diluyendo a lo largo de las demás legislaturas. La carrera por la búsqueda de la gobernabilidad ya comenzó y algunos movimientos han dado luces de lo que será su futuro.

Los primeros en hacerlo fueron los derrotados Rodolfo Hernández y Marelen Castillo, que anunciaron que, como senador y representante, respectivamente, no serían de oposición. “En este momento no llego a la oposición, llego a trabajar y a construir por Colombia", dijo en una entrevista Marelén Castillo, en la que confirmó que aceptará su curul en la Cámara. Hernández, por su parte, aún no ha confirmado si aceptará o no su escaño en el Senado.

En cuanto a los partidos, los primeros en confirmar su alianza con el gobierno Petro fueron los verdes. Los copresidentes del movimiento, Antanas Mockus, Antonio Navarro y Carlos Ramón González, confirmaron este miércoles 22 de junio que el Partido Verde no solo participará de manera oficial y activa en el gran Acuerdo Nacional convocado por el presidente electo, sino que será parte de la bancada de gobierno. Los verdes tienen 30 congresistas: 13 senadores y 17 representantes a la Cámara.

 

El Partido Liberal se encuentra en una encrucijada. El trapo rojo fue uno de los sectores más cotizados de varias candidaturas, entre ellas la de Petro. Aunque al final fue la campaña de Federico Gutiérrez la que se quedó con el apoyo oficial, con la victoria del Pacto Histórico en las presidenciales el panorama ha cambiado.

Esta semana, 20 congresistas de la casa roja enviaron una carta al expresidente César Gaviria, director de la colectividad, y a todos los miembros electos de la bancada, en la que solicitan declararse partido de gobierno. Dicen que al partido le llegó la "hora de dar un giro" y de “retomar el rumbo lógico que dicen los estatutos”.

“Nos cuesta entender que el Partido Liberal, cuyos ideales han defendido la socialdemocracia, no apoye decididamente la implementación de un proyecto político legitimado por casi 11 millones de colombianos y que busca transformar este país”, dijo a Cambio Juan Carlos Losada, representante a la Cámara liberal y quien lideró la misiva en la que él y 24 congresistas del partido solicitaron a la dirigencia declararse como partido de gobierno.

Cambio supo que el expresidente Gaviria y Petro han hablado al menos en tres oportunidades a lo largo de esta semana, aunque no como consecuencia de la petición de estos congresistas. No se sabe mucho del contenido de estas conversaciones, pero se sabe que se está preparando una reunión presencial entre los dos, que podría ser el próximo viernes. En juego están 26 congresistas: 10 senadores y 16 representantes.

Otro movimiento que se encuentra en un limbo político es el Partido de la U. A través de un comunicado, Dilian Francisca Toro, presidenta de la colectividad, aseguró que esperarán un tiempo prudente para saber si declararse como partido de gobierno, oposición o independiente. Dicen que esto dependerá de los proyectos que Petro presente y el modelo de país que quieran construir. 

En ese sentido, Toro explicó que "cuando el gobierno presente proyectos de ley que busquen acabar con la pobreza, la desigualdad, con implementar el acuerdo de paz, la soberanía alimentaria, estaremos apoyando". Sin embargo, señaló que si hay algún proyecto que "atente contra las libertades, la democracia y la institucionalidad, no será apoyado". 

 

Las cosas no están del todo claras sobre quiénes serán oposición. Por un lado, algunos miembros del Centro Democrático, como las senadoras María Fernanda Cabal, Paloma Valencia y el senador Miguel Uribe Turbay han sugerido que harán parte de la bancada opositora. Pero hay también algunos miembros de la bancada uribista, como el senador electo Alirio Barrera, la tercera votación del partido, que cree que una posible independencia les daría “mayor margen de maniobra”.

La decisión final del uribismo se tomará en el transcurso de esta semana, cuando la bancada se reúna. Allí el uribismo definirá si pasa inmediatamente a hacerle oposición a Petro o si habrá un periodo de independencia. El partido uribista cuenta con 29 congresistas (13 senadores y 16 representantes a la Cámara).

Más ambiguo ha sido el Partido Conservador, que aún no ha emitido una declaración oficial sobre su posición frente al nuevo gobierno. Ómar Yepes, exsenador y director de la colectividad, dijo que por los ideales del partido deben considerar ser oposición o independientes, aunque no descartó que su movimiento haga parte de los diálogos del gran Acuerdo Nacional impulsados por el presidente electo. Los azules tienen 40 congresistas (15 senadores y 25 representantes a la Cámara).

Cambio Radical ha destacado por su silencio. Desde que se confirmó el triunfo del líder del Pacto Histórico, no ha habido una comunicación oficial por parte del partido, que cuenta con una cuota importante de 29 congresistas (11 senadores y 18 representantes). 

Quien sí se ha manifestado dentro del partido, aunque todavía de manera personal, ha sido David Luna, senador electo y cabeza de lista por Cambio Radical. El exministro de las TIC aseveró que buscará convencer al movimiento de hacer una “oposición constructiva e independiente”. 

Por su parte, el movimiento Colombia Justa y Libres, en coalición con Mira, que obtuvo cinco congresistas (cuatro en el Senado y uno en la Cámara), confirmó que también hará parte de la oposición al gobierno de Petro. Jhon Milton Rodríguez, excandidato presidencial por esa colectividad, confirmó que buscará conformar una oposición fuerte y entablar diálogos con Cambio Radical, los conservadores, Mira y el Centro Democrático.

Este panorama muestra que Petro no la tendrá fácil. Los analistas coinciden en que el candidato del Pacto Histórico no contará con una bancada que apoye sus propuestas de manera unánime, pero tampoco con una oposición cerrada que le torpedee todas sus propuestas. Serán cuatro años en los que tendrá que estar abierto al diálogo.