9 Septiembre 2022

La poca vida que le queda al jaguar

Crédito: Yamith Mariño Díaz

El felino más grande de América, el animal que es al mismo tiempo dios y símbolo del Amazonas, está en peligro por cuenta de la deforestación. CAMBIO sobrevoló la serranía de La Macarena para entender cuáles son las dinámicas que lo tienen al borde de la extinción.

Por: Maria F. Fitzgerald

El jaguar es el felino más grande del continente americano, y además es el animal sagrado de varias culturas indígenas de América Latina. Para los de la Amazonia, el jaguar es el dios que cuida en la oscuridad, y el que brinda la fuerza para proteger los bosques de sus enemigos. 

Sin embargo, la fuerza del jaguar no ha sido suficiente para detenerlos. La creciente deforestación tienes amenazado a este felino, y con él, a todos los demás animales que pertenecen a este ecosistema. La tala indiscriminada ha reducido el hábitat al mínimo, y eso significa prácticamente la muerte, porque el jaguar no puede cazar ni puede reproducirse. El Fondo Mundial para la Naturaleza ( WWF) calcula que, del territorio original, al jaguar le queda menos del 50 por ciento. 

La deforestación ha arreciado desde hace cinco años. De acuerdo con las cifras registradas por la Federación para la Conservación y el Desarrollo, solo en 2022 han sido arrasadas más de 500 hectáreas por día en los bosques amazónicos. 

CAMBIO sobrevoló la Serranía de La Macarena para entender bien cuáles son las economías que amenazan al jaguar, y la vida amazónica en general, y por qué reforestar es urgente.