10 Mayo 2022

Procuraduría suspende al alcalde Daniel Quintero por presunta participación en política

Daniel Quintero, alcalde de Medellín.

El Ministerio Público tomó la decisión luego de que el alcalde de Medellín publicara un video en sus redes sociales en el que hace referencia a “el cambio, en primera”.

Por: Jesús Mesa

La Procuraduría General de la Nación decidió iniciar investigación disciplinaria y suspender de manera provisional del cargo al alcalde de Medellín, Daniel Quintero, por presuntamente haber participado de manera indebida en política en la actual contienda electoral.

"La Procuraduría tiene la competencia constitucional y legal para investigar, suspender provisionalmente y sancionar, hasta con destitución e inhabilidad, a todos los servidores públicos del país, incluyendo a los de elección popular", dijo la procuradora Margarita Cabello Blanco al anunciar la decisión.

La suspensión se conoció solo horas después de que el alcalde subiera a su cuenta de Twitter un video en el que habla de “el cambio, en primera”, que en redes sociales fue entendido como un implícito apoyo a la campaña presidencial de Gustavo Petro.

 

Cabello advirtió que hasta tanto “no exista ley estatutaria, ningún servidor público, desde el menor rango y hasta el más alto nivel, puede utilizar el cargo para participar en las actividades de los partidos y movimientos políticos y en las controversias políticas, sin perjuicio de los derechos previstos en la Constitución y la ley”.

La procuradora se refirió al uso de las redes sociales durante la campaña y dijo que podían ser "instrumentos" que pueden “afectar la imparcialidad que debe caracterizar este proceso”.

"Como procuradora general, debo propender siempre por tener equilibrio y evitar ser parte de las controversias, y así lo estoy haciendo, pero les digo, como expresé el día de mi posesión: no se equivoquen conmigo. La Procuraduría seguirá vigilante, y actuando con rigurosidad y contundencia para garantizar unas elecciones democráticas y transparentes", dijo Cabello.

Han sido varios hechos en los que se ha alertado posible participación política indebida por parte de Quintero. Al alcalde de Medellín se le ha criticado la renuncia de al menos tres de sus secretarios que se unieron a la campaña del Pacto Histórico, sin contar la participación de su esposa, Diana Osorio, en eventos en tarima con Gustavo Petro.

Quintero, por su parte, respondió a la decisión a través de su cuenta de Twitter y dijo que había "iniciado el golpe de Estado en Colombia".

 

Políticos de todas las orillas ideológicas han reaccionado a esta decisión de la Procuraduría. Uno de los primeros en dar su opinión fue el candidato Gustavo Petro, del Pacto Histórico, quien comparó la suspensión de Quintero con la destitución de la que fue objeto él cuando era alcalde de Bogotá en 2015. 

Carlos Fernando Galán, del Nuevo Liberalismo, se preguntó por su parte por qué no se suspendía a todos los políticos que han participado indebidamente en política, incluyendo a los que han hecho campaña por el candidato Federico Gutiérrez del Equipo por Colombia.

En la misma tónica se pronunció el senador Iván Cepeda, quien dijo que la procuradora Cabello era "una funcionaria parcializada". 

 

Rodrigo Lara, por su parte, afirmó que la suspensión de Quintero por parte de la procuradora fue "un regalo", insinuando que esto podría ser utilizado favorablemente por la campaña del candidato de izquierda.

Además de la de este martes, el alcalde de Medellín tiene dos investigaciones disciplinarias y 11 indagaciones preliminares en curso en la Procuraduría General de la Nación.

El alcalde de Medellín no fue el único político suspendido este martes. En total, Cabello anunció que otros tres funcionarios públicos fueron suspendidos y están siendo investigados por "la presunta y reiterada intervención en actividades y controversias políticas".

Se trata de Andrés Fabián Hurtado Barrera, alcalde de Ibagué, Gustavo Adolfo Herrera Zapata quien es concejal de Calarcá (Quindio), y Grenfell Lozano Guerrero, personero de Nátaga (Huila).

De acuerdo con la Misión de Observación Electoral (MOE), se han registrado más de 207 reportes sobre irregularidades en la función pública durante esta campaña electoral. Esto en general abarca dos conductas: la intervención en política, donde de manera presencial o a través de redes sociales se muestra simpatía o se beneficia una campaña o partido (117 reportes), y el uso del cargo para presionar a subalternos o particulares a votar de cierta manera, no votar, o participar en actividades de una candidatura o partido (86 reportes).