31 Agosto 2022

"Yo no soy el nuevo Manguito": Agmeth Escaf

Escaf llegó al Congreso de la República a través de la lista del Pacto Histórico.

Crédito: Cortesía

El representante a la Cámara por el Pacto Histórico habló con CAMBIO sobre sus primeras semanas en el Congreso y sobre aquellos que lo califican de ser un posible traidor del petrismo.

La llegada del actor y presentador Agmeth Escaf al Congreso no ha pasado inadvertida. Miembro de la bancada del Pacto Histórico, el barranquillero ha tenido unas semanas de trabajo movidas, durante las cuales no solo debutó como representante a la Cámara, sino que fue elegido –en medio de una fuerte discusión– como presidente de la Comisión VII; una elección que lo enfrentó con destacados miembros de su partido, como la representante María Fernanda Carrascal, entre otros.

Recientemente, Escaf volvió a ser noticia por levantarse de la mesa durante una de las reuniones de la comisión accidental que instaló el Congreso para tocar el tema del Canal del Dique. El representante barranquillero argumentó que lo hizo para "hablar directamente con las comunidades", pero varios de sus colegas lo calificaron de populista. Escaf, sin embargo, cree que es importante "sacar al Congreso del centro de Bogotá".

En entrevista con CAMBIO, Escaf habló sobre sus primeras impresiones trabajando en el Congreso y se refirió a quienes lo califican como el que podría ser el próximo "Manguito".

CAMBIO: Han sido semanas movidas. Primero la pelea con Mafe Carrascal y otros miembros de la coalición, y ahora su postura frente al Canal del Dique. ¿Cómo califica este primer mes de trabajo en la Cámara?

Agmeth Escaf: Ha sido un primer mes muy productivo, incluyendo las diferencias con miembros de mi partido Colombia Humana y de mi bancada del Pacto Histórico. Es importante mostrarle al país que cada uno de nosotros defiende unas banderas propias y que, aunque todos somos parte del proyecto político de Gustavo Petro, no siempre estamos de acuerdo. Lo importante aquí es que dichas diferencias se tramiten con respeto y que lleguemos a consensos. Creo que la tarea no nos quedará grande. 

CAMBIO: A varios los tomó por sorpresa que se levantara de la comisión accidental para evaluar el impacto de la obra del Canal del Dique. ¿Por qué razón toma esa decisión?

A.E.: Me levanté de la mesa porque no estoy de acuerdo con que se vaya al Atlántico, a un municipio como Santa Lucía, con serios riesgos de inundación, a encerrarse entre cuatro paredes, con almuerzo con platos a la carta, y no hacerlo en un lugar de puertas abiertas en donde toda la comunidad pudiera participar y enterarse de lo que allí sucediera. Yo me salí para atender a la comunidad afuera, donde estaban protestando porque no fueron invitados a la sesión. Lo correcto, a mi juicio, es sacar al Congreso de Bogotá para llevárselo a la gente en sus territorios, no para volver a encerrarse de espaldas al pueblo. 

CAMBIO: ¿Qué le comentó la gente de la comunidad? ¿Cree que hay una desconexión entre la política y la gente?

A.E.: La hay. La sensación que tiene la comunidad es que el foco está en el negocio, que es la obra multimillonaria del canal, y que lo que menos les preocupa a los políticos es el bienestar de ellos y sus hijos. La idea de ir con congresistas allá era que visitaran las casas de los habitantes y vieran los daños de primera mano que causan las lluvias. 

CAMBIO: Pero este tipo de actitudes han sido calificadas como "populistas" por otros congresistas. ¿Qué opina usted?

A.E.: Como parte de la Comisión Accidental y como representante del Atlántico, seguiré pendiente de la situación que vive el sur del departamento por cuenta del Canal del Dique. Seguiré estando del lado de la comunidad y exigiré siempre que los habitantes del municipio sean escuchados y tenidos en cuenta. Eso no es populismo, se llama democracia.

CAMBIO: ¿Qué les dice a esas personas que lo llaman el nuevo Manguito?

A.E.: Que están equivocados. Soy un hombre leal a Gustavo Petro y jamás lo traicionaré ni votaré en contra de su proyecto. Un Manguito es un traidor, una persona que se hace elegir con banderas progresistas y que luego se pasa a la bancada opuesta, y yo jamás actuaré así. El tiempo se los demostrará. 

CAMBIO: ¿Su apoyo al presidente Petro sigue firme?

A.E.: Como el primer día. 

CAMBIO: Sobre su trabajo, como presidente de la Comisión VII, ¿en qué proyectos se encuentra trabajando actualmente?

A.E.: En este momento estamos haciéndoles control político a varias entidades como el Instituto Nacional de Salud, el Invima y el Instituto Nacional de Cancerología, para entender en qué estado las recibieron desde el punto de vista presupuestal. Cuando acabemos de escuchar a todas las entidades citadas vamos a enviar un informe detallado, junto con varias recomendaciones, a las comisiones económicas de la Cámara de Representantes como insumo para el proyecto de la ley de presupuesto.

Por otro lado, hemos asignado ponentes para importantes proyectos de ley como, por ejemplo, el que busca flexibilizar el horario laboral de las mujeres cabeza de familia, o el que tiene como fin establecer mecanismos para aumentar la empleabilidad juvenil en Colombia, entre otros proyectos relacionados con salud y seguridad social. 

CAMBIO: La reforma laboral que propuso la ministra será clave en los próximos meses. ¿Cómo avanza el tema en el Congreso?

A.E.: Tengo entendido que este semestre no se radicará la reforma laboral, que se hará en el año 2023 por razones de tiempo y trámite legislativo. Es una reforma muy importante para el país y para los trabajadores y estamos trabajando en ella para que sea una realidad. 

CAMBIO: Usted. al ser un "outsider" de la política, ¿qué es lo que más le ha sorprendido estando dentro del Congreso?

A.E.: El canibalismo y que las diferencias se tramiten en Twitter utilizando bodegas de influencers que se venden al mejor postor.