14 Marzo 2022

Fico y la encrucijada de la derecha

Fico Gutiérrez, el exalcalde de Medellín, es el candidato del Equipo por Colombia.

Crédito: Wilmer Huertas

Con más de 2.100.000 votos, el exalcalde de Medellín se alzó con el triunfo en la consulta del Equipo por Colombia. Sin embargo, este no es el paso final. Para tener alguna opción debe lograr esta semana la unificación de la derecha. Es decir, que no se meta Germán Vargas Lleras y que renuncien Óscar Iván Zuluaga y Rodolfo Hernández. 

Por: Redacción Cambio

Federico Gutiérrez logró el 54,16 por ciento de los votos totales de la consulta de la derecha, y se convirtió en el candidato con más viabilidad para enfrentar al senador Gustavo Petro en la elección Presidencial. Sin embargo, quedó la sensación de que ganó con votos prestados porque el uribismo votó por él en la consulta. Este lunes, de hecho, el candidato oficial del Centro Democrático, Óscar Iván Zuluaga, renunció a su candidatura para adherirse a la del exalcalde de Medellín. Sin los votos de Zuluaga, Fico no pasará a la segunda. Y con los votos de Zuluaga quedará claro que el exalcalde de Medellín ha sido desde hace tiempo el verdadero candidato de Uribe.

Como si fuera poco, aún no se sabe si Germán Vargas Lleras se va a lanzar al agua y Rodolfo Hernández, que también araña votos de la derecha, no parece tener intención de retirarse.

Semejante panorama muestra que Fico está aún lejos de poder cantar victoria y que cualquier variable que resulte mal lo puede dejar por fuera de la carrera.

El exalcalde de Medellín triplicó a Álex Char, quien apenas logró 700.000 votos y también al senador David Barguil, que obtuvo poco más de 624.000 apoyos. Los números indican que en la costa Atlántica hubo un choque de maquinarías y el voto se dividió entre Barguil y Char, quienes vivieron un cabeza a cabeza que terminó jugando a favor de Fico.

Ahora, la derecha tendrá que definir si acompaña al exalcalde de Medellín o si le apuesta al exministro Óscar Iván Zuluaga, quien recibió el aval del Centro Democrático y fue excluido de la coalición para no cargar con el bacalao de Álvaro Uribe. Y aunque no se puede afirmar con certeza que los uribistas hayan votado este 13 de marzo por Fico, el gran derrotado de la jornada, sin haberse medido en las urnas es el exministro de Hacienda, pues su nombre produjo un fuerte cisma en el Centro Democrático cuando lo ungieron como su candidato presidencial.

La ventaja que demostró tener Gustavo Petro, quien logró casi 4 millones y medio de votos y que, sumando los votos de Francia Marquez y de Camilo Romero llegaría a más de 5 millones y medio de votos, obliga a la derecha a irse a un retiro espiritual del que salga con un único candidato antes de primeras vuelta. De lo contrario, como lo dijo el mismo alcalde de Bogotá en su discurso de victoria, está muy cerca de ganar la Presidencia de la República en primera vuelta.

El ábaco da cuenta de que, sumando los apoyos al Equipo por Colombia más el Centro Democrático, el caudal electoral sería de cerca de 3.500.000 votos. Es decir, el panorama para la derecha es más bien oscuro.
 
La sensación es que el triunfo de Gutiérrez en la consulta era necesario para él pero no suficiente para ganarle a Petro. Hace cuatro años Iván Duque, el candidato de Álvaro Uribe y de todo el establecimiento, sacó más de 4 millones de votos. Junto con los votos de sus contendores, Marta Lucía Ramírez y Alejandro Ordóñez, alcanzaron casi 6 millones. Hoy Fico apenas tiene la mitad de los votos de hace cuatro años de Iván Duque y la coalición de la derecha no llegó a 4 millones. 

Ni Fico alcanza a ser el Duque de hace cuatro años. Ni Álvaro Uribe es la sombra de lo que era. Mientras que Petro es mucho más difícil de derrotar que hace cuatro años.