5 Marzo 2022

Miguel Ángel Pinto, el político que junta a los clanes en Santander

Fue presidente de la Cámara de Representantes en 2016.

Crédito: Colprensa

El actual senador del Partido Liberal busca mantenerse en el Congreso. Esta vez con el apoyo de todas las maquinarias de Santander, su tierra natal. Los apoyan los Tavera y los Aguilar, César Gaviria y hasta el Centro Democrático.

Por: Óscar Felipe Agudelo

No existe en Colombia un departamento más Liberal que Santander. Allí el trapo rojo pesa en votos. De los seis senadores que hoy tiene el departamento, tres son del Partido Liberal. También es una tierra de fuertes clanes políticos y polémicas figuras. Allí surgieron los Serpa, los Moreno Rojas, el Tuerto Gil y Jaime Durán Barrera.  Hoy el escenario electoral lo dominan los Aguilar, los Tavera y el candidato presidencial Rodolfo Hernández.

Desde hace 12 años, en esa tierra que exuda política, ha venido asomándose Miguel Ángel Pinto, quien, con la salida de Horacio José Serpa del liberalismo quedó convertido en la cabeza más visible de la colectividad en el departamento. Hace cuatro años consiguió la quinta votación más alta del partido, 84.068 apoyos en todo el país, y fue el principal elector en Santander, donde recibió 53.455 votos. 

Un triunfo que comparte con su esposa, Claudia Lucero López, quien en 2019 intentó llegar a la alcaldía de Bucaramanga con el aval del Centro Democrático y que tiene su propio vuelo político. Es hermana de Martín Tavera, un polémico empresario que financia campañas políticas y también es tío de Didier Tavera,  exgobernador de Santander, actual presidente de la Federación Nacional de Departamentos a quien la Corte Suprema de Justicia investiga por el detrimento de 9.000 millones de pesos en la contratación del Programa de Alimentación Escolar, PAE, en 2016.

Crédito: Alejandro Villanueva. Martín Tavera, esposa y Claudia Lucero López, esposa de Miguel Ángel Pinto.
Crédito: Alejandro Villanueva. Martín Tavera, esposa y Claudia Lucero López, esposa de Miguel Ángel Pinto. 

Abogado de la Universidad Autónoma de Bucaramanga. Antes de lanzarse al Congreso, en 2010, se desempeñó como secretario general de la Personería de Bucaramanga, fue personero encargado, director de la Casa de Menores de Piedecuesta y asesor en procesos de liderazgo y desarrollo de entidades oficiales y empresas privadas como la Clínica Metropolitana y la Electrificadora Santander.

De ahí saltó a la política, pero sin éxito. Se quemó dos veces en su pretensión de llegar al Concejo de Bucaramanga: en 1994 y 1997. El éxito lo alcanzó después de su matrimonio. En 2010 se lanzó por primera vez al Congreso y se quemó, pero los 24.600 votos que consiguió, le sirvieron en 2012 para reemplazar al Miguel de Jesús Arenas quien perdió su investidura. Para conseguir el aval del liberalismo en 2010, Pinto tuvo la venia de Serpa, a quien apoyó desde su campaña presidencial en 1998 y la de su cuñado Martín Tavera. Desde esos días, Pinto empezó un proceso de crecimiento exponencial. 

Una carrera política que ha construido sobre apoyos cuestionables. Siempre en llave con Didier Tavera, y circunstancialmente en alianza con Fredy Anaya, el uribismo, el grupo político del exgobernador de Cundinamarca, Jorge Rey,  y ahora, con el decidido respaldo del clan Aguilar. Un apoyo no muy mediático pero sí muy importante. Pinto va por su cuarto período en el Congreso y según le dijo a Cambio “La meta es estar cerca de los 100.000”. 

“La meta es estar cerca de los 100.000”

Una de sus fórmulas en la Cámara de Representantes de Santander es Diego Frank Ariza, cuota del exgobernador Tavera, quien además es hijo de Ernesto Tavera, un narcotraficante que murió hace más de 20 años. En Cundinamarca, Pinto va con Óscar Sánchez, heredero del exgobernador Rey.  Pinto asegura que no solo apoya a Ariza –excontralor de Santander en el periodo de gobernación de Didier Tavera–, sino a los otros candidatos y candidatas de la lista de la Cámara de Representantes del liberalismo por Santander. 

Llegada no mediática de los Aguilar 

Desde hace años, Pinto ha sido contrincante político de los Aguilar pero en algunos escenarios su socio. Él dice que se ha enfrentado con ellos por la gobernación, el Congreso y las alcaldías locales. Sin embargo, para esta campaña por el Senado recibió su apoyo, según le reveló a Cambio una fuente cercana a la casa Aguilar. De acuerdo con esta, la apuesta de los Aguilar en el Senado es doble: José Alfredo Marín, del Partido Conservador –colectividad que le dio el aval a Mauricio Aguilar en la elección por la Gobernación de Santander en 2019–, y Miguel Ángel Pinto, quien, según la fuente, recibió el apoyo en un momento de crisis en la casa Aguilar, que perdió su representación en el Congreso tras la captura del senador Richard Aguilar.

Pinto negó el apoyo de los Aguilar y explicó que ellos tienen su propio candidato: José Alfredo Marín, aspirante por el Partido Conservador. “Es la primera vez que me preguntan algo como eso”, aseguró. 
 

Pinto negó el apoyo de los Aguilar

Con todo y la negación, la semana anterior Pinto hizo un enorme acto de campaña en Girón, Santander, cuya alcaldía es dominada precisamente por los Aguilar y por Martín Tavera, a través del alcalde Carlos Román, quien fue puesto por John Abiud Ramírez, ficha de los Aguilar y exalcalde del municipio, según le explicó a Cambio el columnista Alejandro Villanueva. En el evento hubo tirada de pólvora, concierto con artistas y unos 2.000 asistentes. 

De acuerdo con el portal Cuestión Pública, familiares de Pinto tienen negocios en Girón y Mosquera, Cundinamarca. Uno es Movilidad y Servicios Girón SAS, sociedad de carácter público privada en la que un porcentaje lo tiene el municipio de Girón y otros particulares en los que están familiares de Pinto, en especial Magda Morales Tavera, sobrina de la esposa de Pinto. La otra empresa en Mosquera, también mixta, es Servicios de Tránsito y Transportes de Mosquera, una sociedad en la que también hay participación de familiares y cercanos a Pinto.

La familiar red Tavera

La esposa de Pinto, Claudia Lucero López, ha sido fundamental en sus puentes con el uribismo. Ella fue candidata a la Alcaldía de Bucaramanga por el Centro Democrático en 2019 y se convirtió en el vaso comunicante de su esposo con ese movimiento. En la campaña de López, además de conseguir el aval del Centro Democrático, logró unir al Partido Liberal, a La U y al Mira en torno a la candidatura -que finalmente perdió– de Juan Carlos Cárdenas.

A su vez, la fundación Paz y Reconciliación ha matriculado a Pinto como miembro del clan Tavera. Hecho que, sin embargo, él niega. “Siempre hemos estado en líneas diferentes: solo he votado por él cuando se postuló para la Gobernación de Santander por el Partido Liberal”, dijo. Según dijo el columnista Alejandro Villanueva, su real relación con ese clan es la que sostiene con Martín Tavera, tío de Didier. Frente a esa afirmación, el senador Pinto no solo la niega, sino que además contraataca: “Él no es político –dice–, y ni siquiera vive aquí, en el país. No sé por qué siempre lo han mencionado. Es un empresario”. 

Sea como sea, lo cierto es que hay varios lazos claros que conectan a Pinto con los Tavera. No solo son vínculos familiares: también los ha unido el empresario Martiliano López González, quien ha donado a las campañas políticas tanto de Didier Tavera como de Pinto un total de 1.329 millones de pesos. 

La fiesta del Rey

Miguel Ángel Pinto llegó al liberalismo de la mano del exministro Horacio Serpa Uribe y tuvo cercanía con su hijo, el senador Horacio José. Actualmente están distanciados porque este ha dicho que “no volverá al partido hasta que César Gaviria se vaya”. Pinto es de línea del expresidente y director de la colectividad. 

Su histórica cercanía con el serpismo y el liberalismo no ha evitado que expanda su universo político, sobre todo en tierras de Jorge Rey, exgobernador de Cundinamarca. Cambio tuvo acceso a fotografías que demostrarían su cercanía, pues asistió al matrimonio de Nicolás García, subalterno político de Rey.

Boda de Nicolás García, gobernador de Cundinamarca, y Angie Natalia Tavera, hija de Martín Tavera
Crédito: Alejandro Villanueva. Boda de Nicolás García, gobernador de Cundinamarca, y Angie Natalia Tavera, hija de Martín Tavera. Cartagena, Colombia. 2018

Otro de los invitados a la boda fue el contador de la esposa de Martín Tavera. Precisamente, Angie Natalia Tavera, autoproclamada primera dama de Cundinamarca, es hija de Martín Tavera y esposa de Nicolás García, actual gobernador de Cundinamarca y sucesor del trono de Rey en la Gobernación. En la gira de Pinto por el país en busca de votos ha hecho llave con uno de los candidatos del grupo político de Rey y García: Óscar Sánchez. 


Alianzas fijas y otras no tanto

Mientras César Gaviria coquetea con Gustavo Petro, de la Colombia Humana, y se decide si el Partido Liberal acompañará esa candidatura presidencial, Pinto acepta que votará en la consulta del próximo domingo por Alejandro Gaviria. Sostiene que acatará las directrices de su partido, pero que admira al exrector de la Universidad de los Andes. 

Una de las vallas que hay en Cundinamarca de Pinto y Sánchez en apoyo a Alejandro Gaviria.
Una de las vallas que hay por el departamento de Cundinamarca de Pinto y Sánchez en promoción de la candidatura presidencial de Alejandro Gaviria. Las vallas tienen la tigua oficial de la Alcaldía de Funza. 

Hace un par de meses, Pinto era uno de los promotores de que Alejandro Gaviria fuera el candidato del Partido Liberal. Según contó, no solo confía en Gaviria como opción a la presidencia, sino que le agradece un gesto que tuvo cuando se conoció que su esposa, Claudia Lucero López, tenía cáncer. Alejandro Gaviria, quien padeció y superó la misma enfermedad, le envió una carta de aliento. 

Así ha consolidado Miguel Ángel Pinto su carrera política, a la cual también ha ido postulando un sucesor: su sobrino Alfonso Pinto, el diputado más votado del departamento de Santander.