10 Mayo 2022

¿Fue el asesinato del fiscal Marcelo Pecci ordenado desde Paraguay?

Marcelo Pecci, fiscal especializado antidrogas de Paraguay.

Crédito: Ministerio del Interior de Paraguay

Especializado en la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado, el juez fue asesinado a tiros este martes mientras pasaba su luna de miel en la isla Barú. Las autoridades colombianas y paraguayas no descartan que sea un ajuste de cuentas.

Por: Jesús Mesa

​​Marcello Pecci, fiscal paraguayo especializado en la lucha contra el narcotráfico, fue asesinado a tiros este martes en la isla de Barú, cerca de Cartagena, donde pasaba su luna de miel. El general Jorge Luis Vargas, director de la Policía, declaró que Pecci fue atacado en la isla de Barú por dos sicarios. Su esposa, Claudia Aguilera, informó que el fiscal fue abatido por dos hombres que llegaron en lanchas. 

"Llegaron dos hombres en una lancha, se acercaron, le dispararon (...) y se fueron", dijo Aguilera en entrevista con W Radio. "Un guardia quiso acercarse pero le dispararon también al guardia", añadió. 

De acuerdo con información de inteligencia, Pecci viajó a Colombia sin notificarles a las autoridades que corría algún peligro. Se encontraba en Barú celebrando su compromiso con su esposa, quien horas antes había anunciado a través de sus redes sociales que estaba embarazada de su primer hijo.

Mario Abdo Benítez, presidente de Paraguay, condenó el crimen en un mensaje en su cuenta de Twitter.

 

 

El embajador de Estados Unidos en Paraguay, Marc Ostfield, expresó, igualmente, sus condolencias por el asesinato del fiscal. "Más que nunca reforzaremos el trabajo conjunto para enfrentar al crimen organizado en Paraguay y el hemisferio", manifestó el diplomático en un tuit. "Este lamentable hecho enluta a nuestras naciones", precisó.

El general Vargas anunció que una "comisión de oficiales" paraguayos llegará a Colombia para unirse al equipo de investigación y que las pesquisas serán apoyadas por autoridades de Estados Unidos. 

“Ya tenemos informaciones recolectadas en los actos urgentes y que son de carácter reservado que nos ayudarán a identificar a los responsables de este lamentable hecho”, agregó Vargas en declaraciones a los medios.

 

 

Por su parte, el exministro paraguayo del Interior, Arnaldo Giuzzio, afirmó que habría razones para creer que "el crimen pudo haberse ordenado desde Paraguay".

En Paraguay, Marcelo Pecci era uno de los fiscales más reconocidos del país, especializado en crimen organizado, narcotráfico, lavado de dinero y financiamiento del terrorismo. Había liderado importantes casos contra narcotraficantes y delincuentes en su país.

Uno de los casos más conocidos fue el de San Bernardino, en el que fueron asesinadas una modelo y un presunto delincuente en un concierto de cumbia que reunía a más de 20.000 personas. Recientemente, Pecci formaba parte de una gigantesca operación denominada 'A Ultranza py', dirigida en contra del narcotráfico y el lavado de dinero.

Este operativo dejó un total de 25 personas imputadas y una millonaria incautación de bienes con el fin de desbaratar una organización criminal dedicada al tráfico de cocaína, principalmente a Europa.

Su figura era reconocida por periodistas y jueces como la de un funcionario honesto, algo poco habitual en Paraguay, donde el poder judicial y la Fiscalía tienen muy baja reputación. Según el índice de autopercepción de corrupción de transparencia internacional, Paraguay es el segundo país más corrupto de América Latina, solo detrás de Venezuela.

Además de los casos de narcotráfico, Pecci fue uno de los fiscales que tuvo a su cargo el mediático caso contra la leyenda del fútbol mundial Ronaldinho Gaucho, quien en marzo de 2020 fue detenido acusado de uso de pasaporte paraguayo de contenido falso cuando ingresó al país.

También colaboró en varias operaciones de incautación de drogas, y en allanamientos a pistas clandestinas utilizadas para el tráfico de estupefacientes, como en el caso de la Operación Halcón. Así mismo, en la desarticulación de la mayor estructura aérea de la fracción criminal brasileña Primer Comando Capital (PCC) en Paraguay. El operativo de inteligencia interinstitucional, bautizado “Zootopia”, logró el decomiso de más de 500 kilos de cocaína en 2017.

Un año más tarde, en otra operación antidrogas, participó en el desmantelamiento de una estructura internacional de tráfico de drogas asentada en Paraguay. Se incautaron 448 kilos de cocaína, siete aeronaves y cinco personas resultaron detenidas.

Paraguay, como Colombia, tiene un grave problema con el narcotráfico, pues es el mayor productor de marihuana de la región, y principal corredor de cocaína desde Bolivia a Europa.