21 Junio 2022

Los caricaturistas alistan sus plumas para recibir a Gustavo Petro

La caricatura política es uno de los contrapoderes que ayuda a mantener el sistema de pesos y contrapesos en una democracia. Cambio habló con tres destacados caricaturistas para conocer sus impresiones acerca del nuevo presidente.

Los políticos y los personajes públicos en general siempre han estado en la mira de los caricaturistas. Ellos, por lo común, forman parte muy importante del ejercicio del contrapoder que, al menos en teoría, les corresponde ejercer a los medios de comunicación.
Los personajes públicos reciben de maneras muy diferentes los dardos y las puyas que obtienen por parte de los caricaturistas. Y en estos tiempos recientes en que las redes sociales se han convertido en una fuerza muy poderosa, a los caricaturistas también les toca afrontar la ira e indignación de quienes piensan que los caricaturistas deben tomar partido por determinado líder político y no le perdonan si hacen una pieza que los pone en evidencia.
La llegada al poder de Gustavo Petro significa también un cambio para quienes lo han dibujado en los últimos años como el opositor
Cambio habló con varios reconocidos caricaturistas acerca de cómo vieron ellos el triunfo de Petro y como imaginan que será su labor durante el nuevo gobierno.
 

Vladdo
Vladdo. Foto de Paula García.

Vladimir Flórez, ‘Vladdo’
En su vida pública, Gustavo Petro se ha distinguido por su casi nulo sentido del humor. De hecho, una de las características que el presidente electo tiene en común con otros líderes políticos (como Álvaro Uribe, Vladimir Putin o Rafael Correa, por ejemplo) es que son muy raras las ocasiones en que se les ve reír. Son personajes que no suelen abrirle espacio a cosas "banales" como el humor. Al fin y al cabo viven casi siempre en "modo trascendental", se toman todo demasiado en serio, empezando por ellos mismos. No se dan licencia para reírse, pues deben suponer que pierden autoridad ante sus colaboradores, o deben suponer que eso los vuelve vulnerables ante las masas. Dicho esto, y conociendo los antecedentes de Petro, no creo que en su gobierno se vaya a obstaculizar la tarea de quienes nos dedicamos a satirizar sus actuaciones.

PETRO VISTO POr Vladdo
País dividido, de Vladdo. (Deutsche Welle en Español).


Aunque no sea el tipo más divertido, Petro suele ser tolerante con las bromas o críticas de las que es objeto en columnas, caricaturas, etcétera.

Carlos Mario Gallego, ‘Mico’, Tola y Maruja.
Cuando Duque ganó dejé de hacer humor varios meses porque me daba pereza volver a hacer los mismos chistes sobre Uribe y los hijos, José Obdulio, Macías, Paloma, María Fernanda Cabal...
Me indignaba que Uribe hubiera vuelto a poner presidente y con rabia no se puede hacer humor: cuando uno está indignado no se ríe.

Mico
Carlos Mario Gallego, 'Mico', también muy conocido por sus personajes Tola y Maruja.


Entonces estaba muy preocupado con un posible triunfo del "ingeñero" porque era el regreso del uribismo y tendría que volver a repetir los mismos chistes.
Con Rodolfo, que sería una mina de humor a cielo abierta, seguramente me daría rabia cuando empezara a mostrar su facha "facha" y sus hijos a emprender negocios y doña Socorro a imponer el santo rosario en los colegios.

Caricatura de Mico
Con Petro, que como buen populista producirá bastante humor, los comediantes tendremos la oportunidad de hacer un humor novedoso, seguramente distinto por su formación política de izquierda.
Tola y Maruja le empezaron a lagartiar al presidente Petro para que las deje de cocineras en el Palacio de Nariño y misiá Verónica les enseñe a bailar champeta.


Julio César González, ‘Matador’
Para los que hemos visto desde el periodismo y la caricatura los últimos 25 años, incluso más, es un hecho histórico haberle quitado el poder a la derecha y al establecimiento. Eso costó muertos, sangre, sudor y lágrimas porque no es la lucha de Gustavo Petro. También es la lucha de la gente de la UP, incluso Gaitán la de Jorge Eliécer Gaitán. Veníamos de una hegemonía de los mismos gamonales del Partido Conservador, del Partido Liberal y ganarles a estas maquinarias corruptas es un logro.

Matador
Matador.

Los retos hacia adelante son muy grandes, pero es bonito verlo desde el humor, la caricatura y el periodismo. Como persona que ve el espectáculo me parece maravillosa la jugada política, mirar todas las fuerzas que se movieron en una campaña tan sucia y ver cómo las nuevas tecnologías han cambiado la forma de hacer política. Me aterra que un candidato tan impresentable como Rodolfo Hernández tenga 10 millones y medio de votos aunque no me sorprende porque somos un país tremendamente arribista, camandulero, doble moral. Cuando Gustavo Petro estuvo en la Alcaldía de Bogotá mis caricaturas fueron muy críticas con su gobierno.

Caricatura de Matador
Moisés y el faraón, por Matador.

El hecho de que haya ganado y que yo haya mostrado simpatía por él no es un cheque en blanco. Nuestro trabajo consiste en ejercer el contrapoder. Papaya que dé Petro, papaya que se le cobra. Hay borrón y cuenta nueva. Ya en el poder es otra cosa y hay que seguir trabajando, seguir haciendo pensar a la gente desde el humor y desde el periodismo.

Xtian
Xtian.


Cristian Sánchez, ‘X-tian’
Con la llegada de Petro a la Presidencia yo veo la posibilidad de caricaturizar situaciones diferentes, caras diferentes, personajes diferentes Petro es un personaje bastante pintoresco que da para que desde la caricatura se le pueda hacer un control político y una critica fuerte a su personalidad y a su manera de gobernar. Podremos burlarnos y criticarlo en el caso de que el poder se le suba a la cabeza. De eso debemos estar muy pendientes. Desde la caricatura llevábamos mucho tiempo repitiéndonos. Seguramente habrá cosas que sigan sucediendo pero el triunfo de Petro nos va a traer nuevos elementos, nuevas formas de interpretar esta nueva realidad. Vamos a tener muchísimo material. A Petro ya lo conocemos por su paso por la Alcaldía, ya lo conocemos en campaña, ya sabemos que es un personaje caricaturizable, que dice y hace cosas que nos sirven a los caricaturistas como insumos para la crítica política.

Caricatura de Xtian
Petro y la prensa, por X-tian


Lo que espero como caricaturista de un gobierno de Petro es que se respete la libertad de expresión y la libertad de crítica, que sea un mandatario que permita la caricatura y el humor político.
La crítica, que la reciba, que reconozca como parte de la democracia esa oposición que también se le puede hacer desde la caricatura. Espero mucha libertad y respeto por nuestro trabajo. Y pues que también se divierta con lo que dibujamos sobre él.