31 Mayo 2022

El día que Rodolfo Hernández izó la bandera LGTBI en la Alcaldía de Bucaramanga

Crédito: Yamith Mariño

El ingeniero es una máquina de comentarios salidos de tono, machistas y hasta xenofóbicos. Lo paradójico es que en sus tiempos como alcalde demostró ser un claro defensor de la diversidad sexual.

A Rodolfo Hernández se le podrá reprochar su machismo y su xenofobia. Declaraciones desacertadas –como cuando afirmó que las mujeres venezolanas son máquinas “para hacer chinitos pobres”, o que lo ideal sería que las mujeres “se dedicaran a la crianza”– lo hicieron ver como intolerante y retrógrado. Sin embargo, ha dejado claro que no es homofóbico.

Hernández gobernó Bucaramanga entre 2016 y 2019. Durante su primer año de mandato, luego de que la entonces diputada Ángela Hernández asegurara que desde el Gobierno nacional se estaba llevando a cabo una “colonización homosexual” en las escuelas del país, el entonces alcalde ordenó que se izara la bandera LGTBI en las instalaciones de la Alcaldía por diez días. Mientras algunos recibieron con agrado el gesto, los sectores religiosos de la población protestaron frente a la sede de gobierno municipal. Incluso, Marco Fidel Ramírez, quien entonces era concejal de Bogotá, elevó una queja disciplinaria ante la Procuraduría porque, según su criterio, Rodolfo Hernández se extralimitó en sus funciones como alcalde. La solicitud no prosperó.