6 Diciembre 2022

Las tres sanciones de Carrillo en el caso de Odebrecht

Fernando Carrillo Flórez fue procurador general de la nación de 2017 a 2021.

Crédito: Colprensa

El exprocurador Fernando Carrillo fue vencedor en tres procesos jurídicos que involucran, de una u otra forma, al empresario Luis Carlos Sarmiento Angulo y a la controversial Odebrecht.

Ahora que el tema de Odebrecht ha vuelto a ponerse de moda, vale la pena recordar las sanciones que les impuso la Procuraduría de Fernando Carrillo a la multinacional brasileña y al Grupo Aval.

El entonces procurador general, en el pasado, tenía un contrato de asesoría con una de las empresas de Aval, cuyo principal accionista es Luis Carlos Sarmiento. Aunque Carrillo y Sarmiento habían trabajado juntos, la cuantía de las sanciones económicas llevó a que algunos lo calificaran como el verdugo de Odebrecht y del Grupo Aval.

Según el exprocurador, en términos de plata, “que es lo que más le duele a los corruptos”, logró al menos tres victorias jurídicas. La primera, una condena del Tribunal de Cundinamarca por 800.000 millones de pesos -casi 200 millones de dólares de la época- a la Sociedad Ruta del Sol (Odebrecht + Episol de LCSA + los Solarte), por indemnización de perjuicios causados por los sobornos, sanción que hoy está para confirmación en el Consejo de Estado.

La segunda: en el proceso arbitral de la Concesionaria Ruta del Sol, laudo liderado por el hoy magistrado de la Corte Constitucional Jorge E. Ibáñez, la Procuraduría pidió y logró la nulidad del contrato e impidió que el Estado colombiano pagara 3.8 billones de pesos a esa concesionaria, donde Odebrecht tenía el 66 por ciento y la empresa de Sarmiento el 33 por ciento.

Y la tercera, la oposición, por parte del Ministerio Público, a una conciliación que se propiciaba desde altas esferas del Gobierno Duque, una semana antes de la decisión del Tribunal Arbitral, que habría significado el pago de 1.2 billones de pesos a los bancos acreedores. “La cuenta en favor del estado, gracias a esas acciones, es bien gruesa”, concluye el exprocurador.