7 Junio 2022

Mujeres del Nuevo Liberalismo se sienten traicionadas

En la foto Yolanda Perea, Mábel Lara y Viviana Vargas en el acto de adhesión a Gustavo Petro y Francia Márquez.

Algunas de sus figuras políticas dicen que es una contradicción que el partido que alzó las banderas de la inclusión femenina para las elecciones legislativas, ahora apoya a la campaña de un hombre como Rodolfo Hernández.

Luego del anunció del apoyo del Nuevo Liberalismo a la candidatura presidencial de Rodolfo Hernández, las críticas de militantes no se hicieron esperar. Mensajes de desacuerdo en redes y hasta renuncias demostraron que el renacido partido no tomó una decisión unánime.

Las mujeres más representativas de esa colectividad, como la periodista Mábel Lara, la defensora de derechos humanos Yolanda Perea, la activista feminista Viviana Vargas –quien salió del partido para apoyar a Petro– y recientemente la profesora Sandra Borda, anunciaron su voto de confianza por el Pacto Histórico.

Cambio habló con algunas excandidatas al Senado por el Nuevo Liberalismo, quienes, en resumidas cuentas, expresaron su fuerte desacuerdo por lo que califican una incoherencia entre los principios con los que resurgió el partido y la decisión informada por Juan Manuel Galán.

Viviana Vargas, ahora exmiembro del partido, dice que la adhesión del Nuevo Liberalismo a Rodolfo Hernández respondería a unos cálculos proyectados para las elecciones regionales de 2023. Agrega que no tiene presentación que, desde el punto de vista legislativo, una lista paritaria de mujeres lideresas en sus campos de acción, tal como lo quería el Nuevo Liberalismo, ahora acompañe a un aspirante presidencial que “abiertamente ha mostrado desinterés, desconocimiento y violencia verbal contra las mujeres”.

“Dice mucho que uno cree una imagen a partir de las luchas y la importancia de la mujer en la política y luego tome una decisión de irse en un momento crítico con el candidato que justamente representa lo contrario”: señaló Viviana Vargas, activista por las causas femeninas, que se decidió por la candidatura con Francia Márquez como fórmula vicepresidencial.

Por su parte, Yolanda Perea dice que, aunque respeta la postura de la colectividad, no le es posible relacionar sus luchas por el reconocimiento de la periferia y la defensa de los derechos de las mujeres y las víctimas del conflicto con el proyecto político que lidera el candidato de la Liga de Gobernantes Anticorrupción.

“Si el Nuevo Liberalismo tomó esta decisión, espero que tenga en cuenta incluir lo que se traía (en el proyecto político), aunque no sé si eso sea posible teniendo en cuenta cómo está funcionando la campaña del señor Rodolfo”, dijo la lideresa afro, quien calificó al ingeniero como machista y egocéntrico, y cuestionó que hablara de su propuesta de política de género vía Twitter y solo semanas antes de la segunda vuelta.

Estefanía Álvarez, coordinadora nacional de juventudes del partido, anunció su renuncia argumentando que no está dispuesta a “tragarse sapos” por seguir un ejercicio de disciplina partidista.