Elecciones en Rusia: peligra la única candidatura antibélica

Boris Nadezhdin.

Crédito: Imagen: Alexander Zemlianichenko/AP/dpa/picture alliance

7 Febrero 2024

Elecciones en Rusia: peligra la única candidatura antibélica

Boris Nadezhdin es considerado el único aspirante a la presidencia rusa que se opone a la guerra. Ahora corre peligro de ser excluido de la papeleta electoral. ¿Se ha vuelto demasiado peligroso para el Kremlin?

Por: Deutsche Welle

Entre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsAppEntre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsApp

El único aspirante a la presidencia rusa opuesto a la guerra, Boris Nadezhdin, podría quedar fuera de la contienda. Según la Comisión Electoral Central, el 15 por ciento de las 60.000 firmas revisadas hasta ahora no son válidas. Las leyes rusas estipulan que, para admitir una candidatura, a lo sumo el cinco por ciento de las firmas presentadas pueden ser objetadas. Nadezhdin, junto a su equipo, se dispone a luchar ahora por cada firma. Y ha anunciado que, si no es registrado oficialmente como candidato, convocará a protestas en toda Rusia.

¿Numerosos problemas formales?

El equipo de Nadezhdin admitió que aproximadamente 850 de las más de 9.000 firmas objetadas podrían efectivamente no ser válidas. La Comisión Electoral alegó, por ejemplo, informaciones incorrectas sobre el elector, falta de confirmación notarial de documentos o datos incompletos del nombre del firmante. También rechazó formularios en los que la letra manuscrita con que fueron llenados no coincide con la de la firma. Eso puede ocurrir, por ejemplo, cuando alguien ayudó al firmante a rellenar los formularios.

A pedido de Nadezhdin, la Comisión Electoral Central accedió a prorrogar el plazo hasta el 8 de febrero. Si hasta entonces no logra convencer al organismo de que la mayoría de las firmas objetadas sí son válidas, quedará excluido de la contienda electoral.

El aspirante ya ha anunciado que, en tal caso, recurrirá al Tribunal Supremo. Pers sus perspectivas de éxito son escasas, en opinión del experto electoral ruso Roman Udot. "A veces el tribunal admite un segundo dictamen, pero eso es muy inusual”.

Miedo a la popularidad de Nadezhdin

Boris Nadezhdin está activo en el terreno político desde la década de 1990, pero no era conocido en el pasado como opositor. Solo recientemente se pronunció contra la guerra de Ucrania, aunque sin nombrarla directamente. Desde entonces, su nivel de popularidad en las encuestas ha aumentado en forma considerable, según el Centro Levada, de carácter independiente. En enero se formaron ante su despacho largas filas de personas que querían respaldar su candidatura. "Me he convertido en el político número dos en Rusia”, dijo a DW en una entrevista. Hizo notar que su popularidad crece "semana a semana”.

Precisamente esa popularidad podría frustrar se registro como candidato, piensa el politólogo Abbas Galljamov. Está convencido de que el apoyo a Nadezhdin podría seguir aumentando hasta el 15 de marzo, "pero el Kremlin intenta evitar una movilización masiva a favor del candidato contrario a la guerra”. En este sentido, subraya que „el Kremlin no quiere sorpresas”.

"Cualquiera, menos Putin"

Si la candidatura de Nadezhdin no es admitida, Vladimir Puntin solo tendrá tres contendores: el comunista Nikolai Jaritónov y el nacionalista de derecha Leonid Slutsky (ambos de la oposición tolerada por el Kremlin), además del liberal Vladislav Davankov, del partido Gente Nueva. También este último se cuenta entre quienes firmaron para que Dadezhdin sea candidato. Pero ”Davankov es un hombre de negocios y tiene algo que perder”, dice Abbas Galljamow, acotando: "Él no adoptará a retórica antibélica de Nadezhdin”.

De todos modos, la oposicióm rusa exhorta a la gente a acudir a las urnas. "Da lo mismo por quién se vote. Lo principal es que no sea Putin", dice Iván Zhdánov, director de Fondo contra la Corrupción (FBK) fundado por el disidente Alexi Navalny. (ers/ms)

Conozca más de Cambio aquíConozca más de Cambio aquí