Yo me llamo de la vaina
13 Noviembre 2021

Caminando por la décima

Yo me llamo de la vaina

Don Luis de la Vaina ha decidido inspirar sus rimas de esta semana en un conocido programa de televisión, ayudado, quizás, por el conocido talento artístico de nuestro señor presidente, que toca guitarra, canta vallenato y baila el ritmo que le pongan.

Yo me llamo

El presidente es tan “vivo”
que entre sus diarios quehaceres
asume los tres poderes:
imita al ejecutivo,
parodia al legislativo,
y remeda al judicial.
La imitación es real
como reales son los Panchos;
imita a los tres muchachos
y sus voces por igual.

Si en Yo me llamo, Iván canta
el “Quizás, quizás, quizás”,
y boleros tropicales
llora Escola, pues le encanta
hacer el show, ¡qué más da!
Se eriza toda Grisales
mientras Yeison finge un drama
en favor del hombre coro,
y repite como un loro:
“Trío los Panchos: sí se llama”.

—¿Cómo hace usted, Ivancito,
para imitar a tres voces
a los Panchos con sus poses,
sus guitarras y el requinto,
las chaquetas vino tinto,
corbatas y gabardina?
—La bandera es una y trina
(dice Iván. No se sonroja):
amarilla, azul y roja,
como la esencia divina.

Del mismo modo que Padre,
Hijo y Espíritu Santo
son tres en uno, ¿qué tanto
les molesta que les cuadre
a Herminio Avilés Negrón,
a José Chucho Navarro
y al Güero Gil, con perdón?
Digo perdón si la embarro.
Yo soy simple, gordo y chancho,
la trinidad de los Panchos.

Imito por precaución.
Fui en la ONU pacifista
y en Colombia, guerrerista.
Pido a Dios su bendición
en pueblos y municipios.
En la China, soy de Marx;
soy yo, tú, él y nosotros.
Imito por convicción
estos mis firmes principios.
Como dice Groucho Marx,
si no les gustan, tengo otros.

Don Luis de la Vaina

Más columnas en Los Danieles

Contenido destacado

Recomendados en CAMBIO