Dos décadas de la parapolítica: el libro que cuenta cómo los paramilitares permearon la política colombiana

Crédito: Cortesía

13 Mayo 2024

Dos décadas de la parapolítica: el libro que cuenta cómo los paramilitares permearon la política colombiana

En entrevista con CAMBIO, León Valencia habla del libro ‘Parapolítica: historia del mayor asalto a la democracia en Colombia’. El investigador y politólogo habla de cómo descubrieron el apoyo de paramilitares a políticos, lo que ha pasado en dos décadas y las deudas de la justicia.

Por: Santiago Luque Pérez

Entre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsAppEntre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsApp

Han pasado más de dos décadas desde que el país conoció que decenas de congresistas llegaron al Senado y a la Cámara de Representantes con ayuda de los paramilitares. Ese hecho continúa teniendo eco en la justicia. 

Como conmemoración de los 20 años de la investigación, la editorial Planeta publicó el libro Parapolítica: historia del mayor asalto a la democracia en Colombia. La publicación está encabezada por León Valencia, y tiene textos de Claudia López, Laura Bonilla, Ariel Ávila, Mauricio Romero, Antonio Sanguino e Iván Gallo.

En entrevista con CAMBIO, León Valencia recuerda cómo fue la investigación que llevó a descubrir la parapolítica. También habla del expresidente Álvaro Uribe, Salvatore Mancuso y las implicaciones que tuvo para los investigadores destapar la alianza entre político y paramilitares.

CAMBIO: ¿Por qué hacer un libro de la parapolítica dos décadas después de lo que ocurrió?

León Valencia: Porque hicimos un balance y encontramos que 86 parlamentarios han sido condenados por parapolítica. Además, la investigación llegó hasta 136, los demás no fueron condenados, alguno murió, a los otros les precluyeron la investigación, pero esta es una cifra que no ha ocurrido en ninguna parte del mundo. Ya han pasado 20 años y todavía se siguen condenando a parlamentarios. El juicio en el que está el expresidente Álvaro Uribe también se derivó de la parapolítica, porque fue en estos debates que se enfrentaron el senador Iván Cepeda y Uribe. Fue en un debate sobre Antioquia que Uribe decidió denunciar a Cepeda por supuesta compra de testigos. Denuncia que se le volvió un boomerang a Uribe, porque se le devolvió y terminó convertida en un juicio en su contra.

De manera que el libro tiene una existencia en un momento de la coyuntura muy especial. Estamos en juicio a Uribe derivado de este fenómeno de la parapolítica y tenemos al jefe de los paramilitares, Salvatore Mancuso, que viene a Colombia a contar esas historias. Entonces, los investigadores que investigamos la parapolítica por primera vez, en 2004, quisimos hacer un recuento de lo que pasó, cómo pasó, qué alcances judiciales tuvo, qué alcances políticos tuvo, cuáles fueron las consecuencias, cómo transformó la institucionalidad colombiana. Así que sacamos este libro con la voz de los propios investigadores veinte años después.

CAMBIO: ¿Qué ha sido de la vida de los investigadores?

L. V.: Muchos de sus investigadores cogieron caminos muy distintos, por ejemplo, Claudia López fue alcaldesa de Bogotá y es ahora una candidata presidencial, Ariel Ávila es senador. Entonces los reunimos para hacer este libro de lo que había ocurrido y que escribieran en su propia voz lo que veían, lo que había impactado al país esa investigación y también lo que había significado personalmente. A la mayoría de los investigadores esta investigación les cambió la vida, por ejemplo Laura Bonilla se fue al exilio. Así que lo contamos de una manera que a la gente le sirva para refrescar estos 20 años de historia. 

CAMBIO: Ya que estamos hablando de recordar, cuéntenos de esos primeros indicios que los llevaron ustedes a investigar y que resultaron destapando la parapolítica.

L. V.: Pues mira que para mí fue un momento de la vida en el que tuve un impacto muy grande. Eran las elecciones de 2002 y me llamaron de Canal Caracol a comentar las elecciones y yo estaba 20 años más joven que hoy, tenía toda la memoria del mundo, estaba preparado para hacer el perfil de cada uno de los candidatos que fueran saliendo electos. Entonces empezaron a saltar unos parlamentarios que no los conocía a nadie y una señora Leonora Pineda sacaba la mayor votación en Córdoba y la mayor votación en el país para cámara. Otra era Rocío Arias y yo no sabía que decir sobre eso, me corcharon en frente a las cámaras y yo quedé muy ardido con eso, pues da vergüenza porque había sido eficaz siempre en esos comentarios. 

De ahí empecé a preguntarme qué fue lo que pasó, de donde aparecieron esos senadores, representantes a la Cámara, partidos políticos y grupos nuevos que llegaron al Congreso con altas votaciones. Y ahí empecé a investigar y empecé a indagar de dónde venían, quiénes eran. Luego tuve la fortuna de que la embajada de Suecia nos aceptó una investigación sobre paramilitarismo cuando empezó la negociación con los paramilitares. Fue a partir de ese hecho que empezamos a encontrar los hilos de la parapolítica.

CAMBIO: ¿Cómo fueron esos primeros momentos de la investigación?

L. V.: Claudia López llegó a la investigación porque estaba investigando sobre unos temas de derechos humanos y también sobre el sistema electoral colombiano y las votaciones atípicas. Entonces encontró que había una correlación entre votaciones que no eran normales, con masacres y violaciones a derechos humanos. Eso le dio como resultado unas presiones ilegales que llevaban a esas votaciones atípicas. Entonces nos juntamos con ella y con los de la Fundación Arcoíris, y empezamos a profundizar esa investigación que fue dando estos resultados que nadie creía. 

Nadie nos creía. La gente se preguntaba que ¿cómo así que fueron los paramilitares los que pusieron tantos parlamentarios? ¿Cómo así que le colocaron una votación presidencial a Uribe y definieron un triunfo en primera vuelta? Entonces la gente en Colombia no nos creía, ni tampoco en el exterior. 

CAMBIO: ¿Cuándo les empezaron a creer?

L. V.: Cuando empezaron aparecer las investigaciones judiciales la cosa cambió. Entonces la gente académica tenía razón y se arriesgó a poner nombres propios. Pero eso fue difícil, nosotros nos vimos sometidos a varias presiones, pero tomamos todas las precauciones porque a nosotros también nos parecía insólito el caso. Fuimos a Santa Fe de Ralito a hablar con los paramilitares que estaban negociando con toda la cúpula. Le poníamos los nombres en la mesa y ellos nos decían: sí, tuvimos relaciones con ese señor, también con él. De manera que nos pusimos a comprobar por muchos lados las investigaciones. 

CAMBIO: ¿Cómo fue escribir este libro a tantas manos y después de 20 años?

L. V.: Yo asumí la dirección, reunirlos a todos y empezar a hablar. Hicimos unas reuniones presenciales. Algunos están en el exterior, como Claudia López, Mauricio Romero, otros en actividades múltiples, pero hicimos unas tertulias iniciales. Y yo hice un plan y sometí a todos a un plan y a un género. Porque es muy difícil escribir un libro a tantas manos si no hay un género que lo articule. Hice una masterclass sobre el ensayo divulgativo, que es un género muy bonito y tiene mucha audiencia. Uno va al ensayo, con los recuerdos, las apreciaciones que tiene, y para un público muy amplio, se va divulgando un hallazgo científico o un acontecimiento. Nos pusimos a la tarea de escribir y fue saliendo bonito porque salen como los recuerdos, las angustias, los exilios, cómo los afectó a cada uno y a su familia.

CAMBIO: Al hacer un balance después de dos décadas, ¿cree que la justicia cumplió o tiene deudas?

L. V.: Yo creo que en el plano nacional, lo que son parlamentarios, eso ya está muy avanzado. La Corte Suprema de Justicia hizo una tarea fabulosa. Lo que no se hizo es la investigación de la parapolítica local. Porque fueron condenados 13 gobernadores y 20 alcaldes y realmente la red abajo fue muy grande. Nosotros documentamos que desde 2003 hubo 259 alcaldes en esa misma campaña con paramilitares. Entonces eso no se investigó y yo creo que es la gran falla. Y lo otra es que no se ha podido investigar lo que fue la incidencia de los paramilitares en las campañas presidenciales de 2002 y 2006. Esas cosas sí faltan por investigar y faltan por aclarar bien cómo fue ese proceso.  El epílogo del libro, el último texto que metimos ahí, fue la carta de Salvatore Mancuso, que viene a decir cosas en respuestas de Uribe y que sellan un poco toda esa cuestión que pusimos nosotros ahí. 

CAMBIO: ¿Cree que este libro sirve para que los más jóvenes, que no vivieron este momento, entiendan qué fue la parapolítica?

L. V.: Sí, se explica muy bien ahí. De hecho, el editor de planeta, que es Andrés Grillo, dijo: Oiga León, yo que soy editor de tantos años, de tantos libros, este es un libro fabuloso para referenciar en las universidades. Va a ser básico para que los jóvenes entiendan lo que pasó en estos 20 años. Y me llamó mucho la atención lo que dijo Grillo, porque tiene una gran experiencia como editor de libros.

Conozca más de Cambio aquíConozca más de Cambio aquí