"Delirante", la estrategia de la defensa de Álvaro Prada para desacreditar a testigo

Álvaro Prada, magistrado del CNE.

15 Mayo 2024

"Delirante", la estrategia de la defensa de Álvaro Prada para desacreditar a testigo

La defensa del magistrado del CNE Álvaro Hernán Prada busca que se le realice un examen psiquiátrico a Carlos Eduardo López, conocido como Caliche o Llanero, quien buscó al testigo Juan Guillermo Monsalve para pedirle un retractación de sus señalamientos contra Álvaro Uribe. Según la Corte Suprema, Prada fue quien mandó a López, por delegación del expresidente.

Por: Alejandra Bonilla Mora

Entre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsAppEntre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsApp

El magistrado del Consejo Nacional Electoral Álvaro Hernán Prada está en juicio por supuestamente acudir a Carlos López, conocido como Caliche, para que este le pidiera una retractación a Juan Guillermo Monsalve, un exparamilitar que ha señalado a Álvaro y Santiago Uribe Vélez de tener nexos con las Autodefensas.

Este caso empezó y se basa especialmente en los acercamientos que López hizo a Monsalve, a través de mensajes de texto y de voz a Monsalve, en los que él afirma que le "llegaron de parte del ex" , le cuenta que habló con Prada y que este le puso en altavoz directamente al expresidente.

En la audiencia en la que la Sala de Primera Instancia de la Corte Suprema de Justicia dejó en firme el juicio en su contra, la defensa de Prada solicitó que se ordene como prueba la realización de un examen psiquiátrico a López: su tesis es que López le decía cosas a Monsalve como que le iban a ayudar con un abogado para que su caso pasara a la JEP, que se inventó y que nunca vinieron de parte de Prada.

En pocas palabras, la defensa de Prada dice que López mintió para endulzarle el oído a Monsalve y este hiciera una retractación, pero que nunca existieron ofrecimientos de parte del excongresista. Esta posición busca cuestionar la acusación de la Sala de Instrucción de la Corte que apunta a que Uribe Vélez delegó a Prada, entonces en campaña al Congreso y con una fuerte base política en el Huila, para que presionara a Monsalve a través de López.

Como la Corte negó inicialmente esa prueba, el abogado de Prada, José Fernando Mestre, insistió así: "¿Por qué vamos a negarnos la posibilidad de que unos expertos, unos peritos, nos aporten datos relevantes para saber si obedece a los síntomas propios de una patología o si algún síndrome, o algún trastorno que tenga que ver con esta situación que estamos percibiendo en Carlos López?".

"Es una persona que refiere a todo el mundo una cantidad de cuestiones alejadas de la realidad. Lo que se ha solicitado es que los peritos analicen y aportes elementos objetivos científicos para definir si padece de alguna patología o trastorno que le impida referir conscientemente la verdad. Es una persona que se expresa permanentemente sin referencia a la realidad, son temas claramente pertinentes porque se refieren a la credibilidad de un testigo importante en este asunto: el emisor de unos mensajes en donde estaría contenida la materialidad del delito investigando. Si todo se ha construido sobre sus afirmaciones, ¿lo que él decía era algo que tenía origen en la realidad o hacía parte de su fantasía?", dijo el abogado.

Además, el jurista indicó que la Corte "no debería desechar información científica que le pueda resultar valiosa para resolver este asunto. Entonces ello permitiría eventualmente evitar que las providencias judiciales se construyeran sobre las afirmaciones delirantes de una persona con una enfermedad mental".

El rol de López y sus mensajes con Monsalve

Pero, ¿por qué se busca cuestionar a López? CAMBIO tiene en su poder la acusación contra Prada y allí, la Sala de Instrucción de la Corte Suprema le da plena credibilidad a los mensajes que cruzó López con Monsalve y las charlas que tuvieron en ese febrero de 2018 cuando allegados al expresidente Uribe Vélez estaban buscando a Monsalve tanto por la vía de López como por el abogado Diego Cadena con un mismo fin: lograr que este se retractara de haber señalado que los hermanos Santiago y Álvaro Uribe Vélez tenían nexos con el paramilitarismo.

En los mensajes, López, quien también es conocido como 'Caliche' o 'Llanero', dice expresamente que tiene el contacto directo con Prada, que éste habló en altavoz con Uribe Vélez para pedir la retractación, que le iban a mandar a un abogado, entre otros.  "Pues yo hable con el Prada y me dice que le cumple. Pero la vuelta es sin intermediarios y este herman (sic) sabe como es la cosa. Pero usted no tiene nada que perder y mucho que ganar", son algunos de esos mensajes.

"Me dicen que sí, que se comprometen a ponerle y a removerle otra vez ese caso pa' pásalo (sic) a la JEP, que ellos ponen los mejores abogados pues para que le remuevan ese caso y pásalo (sic) a la JEP": mensaje de Carlos López a Monsalve.

Prada.

En la acusación, la Sala de Instrucción le da plena credibilidad a estos mensajes originales, teniendo en cuenta que López, cuando declaró ante la Corte cambió el discurso que reflejan esos chats y los mensajes de voz para indicar que él dijo "mentiritas" y que no lo buscaron.

Luego, apuntó que él había escuchado hace nueve o 12 años que supuestamente Cepeda había presionado a Monsalve y que él buscó esa vez al testigo para que hablara sobre eso. Pero la Sala no le da credibilidad tanto porque López se contradice, como porque hay otros medios de prueba que evidencian que la llamada entre Álvaro Uribe y Álvaro Prada sí existió. 

De hecho, tanto Prada como Uribe Vélez no solo la reconocen, sino que le dan otro alcance: ambos dicen que no hubo altavoz y que Prada solo le transmitió a López la necesidad de que todo se aclarara. Incluso, en la audiencia ante la Corte, la defensa de Prada solicitó que sean escuchados varios testigos que podrían indicar el alcance de esa llamada.

En la acusación a Prada se lee: “Lo que fácilmente se advierte por su lógica y coherencia es que lo que realmente sucedió fue lo dicho y consignado en los mensajes vía chat, a saber, que un “man grande”, esto es, Álvaro Hernán Prada le llegó con una razón del 'ex' Álvaro Uribe Vélez, para que le colaborara consiguiendo un video o grabación de su amigo Monsalve Pineda”.

Prada.

Ahora, la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia deberá resolver si accede o no a esta y otras pruebas que pidió la defensa y deberá resolver igualmente la insistencia de Prada y de la Procuraduría de anular el proceso, pues estiman que el magistrado Prada debe ser procesado por la Fiscalía y no la Corte, a pesar de que la Sala de Primera Instancia ya ratificó que sí puede adelantar el juicio.

Conozca más de Cambio aquíConozca más de Cambio aquí