Juez no accede a la nulidad: Álvaro Uribe Vélez debe ir a juicio
24 Mayo 2024

Juez no accede a la nulidad: Álvaro Uribe Vélez debe ir a juicio

Pantallazo de la audiencia contra el expresidente Álvaro Uribe Vélez.

Crédito: Foto: captura de pantalla

Contrario a lo planteado por el abogado del expresidente, Jaime Granados, la jueza Sandra Liliana Heredia “rechazó de plano” declarar nulo el proceso, dijo que la indagatoria a Uribe fue clara y que su caso debe ir a juicio. “El rechazo de plano es el instrumento jurídico para corregir esa clase de irregularidades”, dijo.

Por: Sylvia Charry

Entre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsAppEntre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsApp

La juez 44 penal de conocimiento de Bogotá, Sandra Liliana Heredia, fue contundente. La solicitud de la defensa del expresidente Álvaro Uribe Vélez, Jaime Granados, de declarar nulo el proceso y devolverlo a la primera etapa, es decir, a la imputación de cargos, la “rechazó de plano” por considerar que la indagatoria hecha a Uribe es equiparable a la imputación de cargos porque fue clara y porque, desde ese momento, le comunicaron cada uno de los hechos por los que estaba siendo procesado. Lo más importante, dijo, esa solicitud de nulidad es casi una intención de dilatar el proceso por lo que no admitió ningún tipo de recursos.

La juez dijo, entre otras cosas, que lo único que pretendía el abogado Granados con la solicitud de nulidad era desconocer las decisiones tomadas por sus antecesores y desconocer las normas.

“En la indagatoria quedaron delimitados los hechos jurídicamente relevantes de la imputación de cargos, de los cuales, de manera alguna el señor imputado manifestó no comprender. Con el único propósito de alimentar la memoria del señor defensor, que tal vez no la recuerda por haberse realizado hace cuatro años, uno a uno, mediante interrogatorio, se le dieron a conocer los cargos por los cuales se le vinculaba y los eventos en los que presuntamente se habría incurrido en los mismos. Por eso no es cierto que no se le hayan precisado aspectos como quiénes fungieron como colaboradores, qué acciones ejecutaron, qué cárceles visitaron”, explicó la juez.

Pero la funcionaria judicial fue más allá. Además de rechazar la solicitud de nulidad dijo que lo hacía “de plano”, es decir, no dio lugar a que las partes presentaran recursos contra la decisión. En otras palabras, no permitió que el proceso se parara hasta que el Tribunal Superior de Bogotá diera un veredicto final, que era lo que buscaba Uribe y la Procuraduría. La juez dijo que esa solicitud de nulidad fue para dilatar el proceso. 

“La presentación de solicitudes impertinentes constituye un acto irregular de parte, el rechazo de plano es el instrumento jurídico para corregir esa clase de irregularidades. Este tipo de control es obligatorio para evitar dilaciones injustificadas de la actuación y otras consecuencias que afecten la recta y eficaz de justicia”, puntualizó. 

Aunque, por disposición de la juez, no proceden los recursos de reposición ni de apelación, el abogado Granados dispuso un recurso de "queja" con el que busca que el Tribunal Superior de Bogotá se pronuncie sobre la decisión de la juez de "rechazar del plano" la nulidad.

¿Cuáles eran los argumentos para solicitar la nulidad del proceso?

Es preciso recordar que, en noviembre de 2020, un juez de segunda instancia decretó que la indagatoria que le practicó la Corte Suprema de Justicia en Ley 600, el 8 de octubre del 2019, al entonces senador Álvaro Uribe, era equiparable a la imputación de cargos en la Ley 906, por lo que definió que el expresidente adquiría -desde ese momento- la calidad de imputado, pero que podría continuar su proceso en libertad. Eso es lo que está tratando de desvirtuar el día de hoy, después de casi cuatro años, el abogado Granados. La pretensión del abogado de Uribe era que la juez opine lo contrario a ese juez y que dijera que la indagatoria no podía ser vista como una imputación de cargos porque no se puntualizaron, según él, los hechos jurídicamente relevantes. 

El penalista pretendía que la juez volviera a pronunciarse al respecto con el argumento de que no está claro qué fue lo que se le imputó a Uribe, específicamente, sobre cuáles son los hechos jurídicamente relevantes por los que se le investiga y así, dijo el abogado, pueda ejercer su derecho a la legítima defensa. Granados decía que una indagatoria de la Corte no deja claro esos hechos por los que se le acusa.

Sobre ese aspecto, el juez 4 de conocimiento de Bogotá había dicho en 2020 que la indagatoria (Ley 600) era equiparable a la imputación (Ley 906) porque: “bastan los primeros 33 minutos para verificar, se le identificó en debida forma, que se le puso de presente núcleo fáctico de la acusación, que se le expuso la calificación jurídica provisional de los delitos por los cuales se vinculaba a la actuación, que se le pusieron de presente derechos como procesado vinculado, que se le interrogó de cara a verificar la plena comprensión de lo antes enunciado, que se informó prohibición de enajenar bienes sujetos a registro, se le interrogó sobre su deseo de renunciar al derecho de guardar silencio para el desarrollo de la diligencia, que se le interrogó sobre el ejercicio de la defensa técnica y acerca de si su decisión de declarar era libre, consciente y voluntaria”.

La juez Heredia le dio toda la credibilidad a este juez y a la Corte Constitucional que había fallado en el mismo sentido. Ahora, la funcionaria judicial deberá pronunciarse sobre a quiénes acredita como víctimas y luego, iniciará formalmente la audiencia de acusación contra el expresidente por soborno, soborno a testigos y fraude procesal.

La juez también acreditó a todos los que manifestaban ser víctimas de Uribe 

La jueza Sandra Liliana Heredia accedió a lo manifestado por los intervinientes y acreditó como víctimas en el proceso al senador Iván Cepeda; a la exesposa del exparamilitar Juan Guillermo Monsalve, Deyanira Gómez; al exfiscal Eduardo Montealegre, y al exvicefiscal Jorge Perdomo.

Sobre el tema, el abogado Granados interpondrá el recurso de apelación con el que busca que el Tribunal Superior de Bogotá sea el que tome la decisión final sobre si Cepeda, Gómez, Montealegre y Perdomo son o no víctimas.

Conozca más de Cambio aquíConozca más de Cambio aquí