"Si queremos pensar en una solución política, primero hay que eliminar a Hamás": Gali Dagan, embajador de Israel en Colombia

Crédito: CAMBIO

9 Noviembre 2023

"Si queremos pensar en una solución política, primero hay que eliminar a Hamás": Gali Dagan, embajador de Israel en Colombia

El embajador de Israel en Colombia, Gali Dagan, habló con CAMBIO sobre la relación entre los dos países, la reacción frente al llamado a consultas de la embajadora que hizo el presidente Gustavo Petro y la posibilidad de una pausa humanitaria y una salida negociada al conflicto con Hamás.

Por: Redacción Cambio

Entre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsAppEntre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsApp
Cambio Colombia

El conflicto en la Franja de Gaza, por cuenta de los ataques de Israel luego de la ofensiva de Hamás, que dejó más de 1.400 muertos, se ha recrudecido. La autoridad de salud gazatí habla de más de 10.000 asesinados. Entre tanto, las relaciones entre Colombia e Israel se han tensionado, debido a las críticas del presidente Gustavo Petro a las acciones de ese país. CAMBIO conversó con Gali Dagan, embajador israelí, sobre el panorama de las relaciones entre ambos países, el conflicto que se vive en Medio Oriente y las posibles salidas. El vocero del Estado gobernado por Benjamín Netanyahu no ve un final próximo al conflicto.

CAMBIO: ¿Cuál es el diagnóstico que usted hace de la relación entre Colombia e Israel?

Gali Dagan: Nosotros llevamos muchos años de muy buenas relaciones y de amistad entre Israel y Colombia. Son relaciones estratégicas tanto para Israel y también para Colombia. Llevamos muchos años de amistad entre los gobiernos de ambos países y entre los pueblos y creo que son unas relaciones que tienen intereses mutuos. Por ejemplo, el intercambio comercial entre nuestros países está a favor de Colombia en casi 1.000 millones de dólares. El rol de la tecnología israelí en el crecimiento económico colombiano de muchos sectores es muy, muy importante. 

Además, tenemos relaciones muy buenas de muchos años en seguridad y defensa. Nosotros intentamos hacer todos esos esfuerzos para seguir estas relaciones muy buenas que tenemos.

CAMBIO: Cuando uno habla de la relación de Israel en Colombia se le viene a la cabeza al tema de seguridad, principalmente, pero mucha gente desconoce un poco el tema comercial. ¿Qué productos son de intercambio entre ambos países?

G.D: Israel es el socio comercial más importante de Colombia en el Medio Oriente, lejos de todos los otros países. Colombia exporta a Israel recursos naturales, también frutas y otros productos. Israel exporta a Colombia mucha tecnología para todos los sectores y son tecnologías que tienen un valor significativo muy importante como motor del crecimiento económico colombiano para muchos sectores como el agrícola, el de salud, el financiero. 

Hay muchos intereses y nosotros pensamos que hay un gran potencial por el futuro, porque pensamos que la combinación de la ubicación estratégica que goza Colombia, con sus costas en el Atlántico y en el Pacífico, el tamaño colombiano, los recursos naturales colombianos, el capital humano colombiano, junto con la tecnología de nosotros y el TLC que tenemos, el beneficio nuestro y de nuestras economías no tiene competencia. Entonces creo que hay un gran potencial que todavía no llegamos a aprovechar. Llevamos muchos años de amistad entre los países, entre los pueblos. A muchos israelíes les encantan los colombianos y hay mucho cariño. Desde que comenzó este terrible masacre el 7 de octubre, recibimos tantos mensajes de solidaridad de todos los sectores colombianos y también de todo el país. Son relaciones que nos importan mucho y estamos trabajando muy duro para seguir.

CAMBIO: A propósito de esa relación, me devuelvo hacia el tema de seguridad. Ustedes habían hablado de la posible suspensión de ciertas exportaciones hacia Colombia en materia de seguridad. ¿Qué pasó con eso?

G.D: Estamos en el business as usual. Todo está normal. Estamos comprometidos con todos los contratos que hemos firmado con Colombia y también hacia el futuro hay muchas posibilidades de cooperación en defensa y seguridad.

CAMBIO: Más allá de las opiniones que tiene el presidente Gustavo Petro con respecto a lo que está sucediendo en Gaza, usted dice “business as usual”, que las cosas están normales. Realmente, ¿Cuál es el sentimiento que hay?

G.D: Todo está normal. De nuevo, estamos comprometidos por todos lo que tenemos y estamos dispuestos para profundizar estas relaciones.

CAMBIO: Una semana antes del llamado a consultas que hizo Colombia de la embajadora, que incluso acaba de llegar al país, usted se reunió con el presidente de Petro y el representante de Palestina. ¿Cómo fue ese diálogo?

G.D: Mi reunión fue con el presidente, no con el representante palestino, que tenía una reunión separada. Tuvimos una muy franca conversación. Y, obviamente, luego compartimos con la prensa los mensajes que habíamos compartido uno con otro. Creo que fue una conversación muy franca, duró como una hora y creo que de nuevo hay hay interés mutuo.

Por nuestro lado, es seguir las relaciones y aprovechar el potencial que tenemos por las relaciones y por el futuro. Llevamos décadas de relaciones estratégicas, de gran amistad, que Colombia está considerando como unos los mejores amigos de Israel en el mundo. 

CAMBIO: Este llamado a consultas de la embajadora que hizo el presidente Petro, ¿cómo lo tomaron ustedes?

G.D: Salió un comunicado de prensa de nuestro portavoz de la cancillería. No voy a repetir esto. Pero nosotros hacemos todo lo que podemos en nuestro lado para mantener y seguir estas buenas relaciones con Colombia. Ese es nuestro objetivo. Estamos aquí en la embajada con todo mi equipo comprometidos con esa tarea.

CAMBIO: En la situación que se está viviendo en Gaza y en Israel, las redes sociales han sido cruciales en todo el mundo. Usted las ha utilizado muchísimo, principalmente X, que también se ha vuelto una trinchera para la difusión de muchas noticias falsas. ¿Cómo ha sentido la respuesta en Colombia a sus trinos? 

G.D: Yo estudié medios de comunicación hace muchos años. Hoy día hay muchos canales, muchas plataformas, muchos medios y a veces también hay muchas fake news.

Por ejemplo, Hamás está controlando la Franja de Gaza desde 2007 y desde entonces controla toda la información que sale de allí. Muchas veces la prensa, lamentablemente, toma el negativo del Hamás como los hechos. El caso más emblemático es del famoso hospital en Gaza que se publicó. Se dijo que Israel había bombardeado un hospital en Gaza y que hubo 500 muertos. Después nosotros comenzamos chequear las cosas y no había ningún operativo israelí allá en este tiempo. También llegaron imágenes que demostraron que fue un fallo de un cohete de la yihad islámica palestina. Entonces nosotros tenemos que luchar contra las fake news, contar la verdad, contar nuestra historia, y a veces pagamos un precio por eso. Es un reto y por lo menos intentamos, a través de las redes sociales, contar la verdad.

Yo digo la verdad e intento mantener la verdad. Creo que la prensa tradicional acá usa mucho material que viene de agencias internacionales que a veces tienen agenda o tienen fuentes de la Franja de Gaza que está controlada por Hamás.

CAMBIO: Pero embajador, las noticias no comprobadas han estado de lado y lado. Por ejemplo, se habló de la supuesta decapitación de 40 bebés por parte de Hamás y hasta el mismo presidente Joe Biden tuvo que retractarse de haber visto pruebas de eso. 

G.D: Si quieren ver –pero nosotros tenemos respeto por la familia–, hay fotos. Yo mismo vi estas imágenes. Yo vi horas en sus cámaras que usa Hamás, en sus GoPro. Hay confirmación por eso.

CAMBIO: ¿Pero entonces Israel no le ha comunicado a Estados Unidos?

G.D: La Casa Blanca dijo que lo comentaron, pero que no lo vieron. Yo vi esas imágenes. Hay muchas imágenes que nosotros no publicamos por el respeto a la familia de las víctimas. Hay imágenes de una mujer que estaba en el piso con un disparo en la cabeza. Se movieron a ella y se encontraron que su estómago estaba cortado y el bebé estaba afuera decapitado, aun cuando estaba todavía pegado a la mamá. Hay muchas imágenes de cómo decapitaron personas.

Nosotros a veces de repente nos equivocamos con información, pero hacemos todos los chequeos para salir con información creíble. Nosotros creemos que a largo plazo salir con información creíble nos cuesta, como en el caso del hospital. Pero para nosotros es muy importante contar la verdad.

Hay historias de adolescentes de 13 y 15 años que fueron violados. Hay otras historias de decapitación, hay imágenes que voy a compartir con ustedes de un bebé con su osito quemados los dos, abrazados. Hay muchas historias, nosotros no contamos mentiras. Nosotros el 7 de octubre nos despertamos y vimos que tenemos al lado un Isis palestino. Todas los imágenes que hemos visto antes con el Estado islámico hace una década en Irak y Siria las vemos en nuestra casa. 

CAMBIO: Un mes después del ataque de Hamás, ¿cuál es el balance que ustedes hacen en términos de víctimas pero también de los rehenes?

G.D: Tenemos ya más de 1.400 muertos. Muchos bebés y niños. Tenemos 240 secuestrados, hay muchos bebés de 9 meses, niños de 3 y 4 años. Hay personas ancianas en mala situación de salud. Nosotros llamamos a la comunidad internacional y a todo el mundo para gestionar que la Cruz Roja Internacional visite la zona, porque no sabemos cuál es la situación de ellos.

Es muy difícil entender en cifras y desde afuera. Colombia tiene cinco veces más población que Israel. Ahora, imagínense en Colombia 1.400 muertos en un solo día; en términos colombianos, es como 7.000 colombianos muertos en un solo día. Ustedes tienen un drama nacional: el atentado contra el el avión de Avianca 203 en noviembre de 1989. Imagínense más de 60 aviones de Avianca en un solo día. Estamos hablando de 240 secuestrados. En términos colombianos, es como 1.200 secuestrados en un solo día. Hoy todo Colombia habla del papá secuestrado de un jugador de fútbol que admiramos y amamos y ojalá que regrese a su casa pronto. Estamos hablando de 1.200 veces el papá de Lucho Díaz. Imagínense que hace de eso un país, qué trauma, qué shock, piénselo, que en un solo día esté pasando todo eso en Colombia. Y este es un país que ha sufrido sus cosas, pero imagínense esto en un solo día.

CAMBIO: Creo que la mayoría del planeta se solidarizó cuando esto sucedió, porque es una tragedia. Quisiera preguntar, mirando hacia adelante, ¿qué opina usted de la solución de dos Estados, que existan Israel y Palestina?

G.D.: Creo que el peor enemigo del pueblo palestino y de su aspiración política es Hamás. Hamás ama la destrucción de Israel. Unos días después del masacre del 7 de octubre, el portavoz de Hamás dijo “vamos a hacer el segundo, tercera vez y cuarta vez el de 7 de octubre, si podemos”. Entonces, si alguien quiere hablar, quiere pensar, sobre el futuro de posiblemente vida en paz entre israelíes y los palestinos, el primer paso debe ser la eliminación del Hamás, su gobernación en Gaza. 

CAMBIO: Muchos dicen que Gaza está totalmente sitiado, que las personas no pueden salir ni entrar, que ahora en este momento sigue siendo casi imposible huir a pesar de los ataques que están viniendo del ejército de Israel. ¿Usted qué dice a quienes aseguran que Gaza es una cárcel a cielo abierto?

G.D.: Si es una cárcel, ¿cómo puede ser que Hamás tenga esa cantidad de de armas para atacar a nuestra población civil? Si es una cárcel, ¿cómo ha podido lanzar casi 10.000 de cohetes y misiles a todos los centros poblados de Israel? ¿Cómo ha podido construir un red de túneles entre 600 y 800 kilómetros? También llegó ayuda humanitaria de 1.000 millones de dólares durante años a la Franja de Gaza.

CAMBIO: Hay personas en Gaza que no llevan un arma, que no son parte del grupo armado…

G.D.: A Israel entraron 3.000 personas de Hamás y asesinaron a nuestros niños y bebés, secuestraron 240 personas, que tienen familia, tienen años de adoctrinamiento en el sistema de educación. Incluso en los colegios de la UNRWA, la Agencia de de las Naciones Unidas por los Refugiados. En los medios de comunicación, personas aplaudieron a Hamás. Nosotros no tenemos nada con la población civil de Gaza. Nosotros queremos eliminar y vamos a eliminar a Hamás. Intentamos evitar los daños civiles. Nosotros desde el aire lanzamos 500.000 folletos a las personas para que evacuaran el norte de Gaza, hicimos 20.000 llamadas telefónicas avisando a los civiles, mandamos 10 millones de mensajes. Nosotros intentamos seguir el derecho internacional humanitario, intentamos no atacar a la población civil, pero Hamás es el enemigo del pueblo Palestina, usando a su población como escudos humanos. Yo tengo todas la simpatía con el pueblo palestino, pero tenemos también el derecho de defendernos.

CAMBIO: Usted ha mencionado que Hamás ha atacado a la propia población palestina, hemos visto videos de niños palestinos que han sufrido los bombardeos también. ¿Hay responsabilidad de Israel en estos bombardeos, tras los que incluso algunos países han pedido el respeto del derecho internacional humanitario? ¿Esto es obra sólo de Hamás, según usted?

G.D.: Me duele cualquier bebé inocente que muere, también los niños palestinos. Pero nosotros no tenemos ninguna guerra con Hamás. Ese grupo mató, entró a una fiesta cuando 3.000 jóvenes estaban bailando música electrónica, acabaron con la vida de 260 personas. Nosotros tenemos que defendernos, tenemos que atacar la infraestructura. 

CAMBIO: Usted dice “tenemos que defendernos, tenemos que acabar con Hamás”. ¿Cuándo se pone el punto final? En los segundos en que estamos hablando están muriendo personas cada segundo…

G.D.: Creo que va a durar posiblemente semanas más, pero no tenemos otra opción.

CAMBIO: Pero cuándo…

G.D.: El cuartel principal de Hamás está bajo el hospital Al-Shifa, el más grande de Gaza. Tenemos que eliminar el centro del poder de Hamás. Pero bueno, no tenemos otra opción.

CAMBIO: Se ha hablado de la posibilidad de una pausa humanitaria, le ha pedido Estados Unidos incluso. ¿Qué tan probable es que esto pueda suceder para desescalar un poco el conflicto y darle un respiro a la población de Palestina? 

G.D.: En los últimos días, desde que comenzó todo, entraron a la franja de Gaza más de 650 camiones con ayuda humanitaria, más de 3.000 toneladas de comida, alimentos, casi 2.000 toneladas de insumos médicos. La ayuda entra a la Franja de Gaza. Yo creo que no vamos a tener una pausa humanitaria sin que algo pase con la libertad de nuestros secuestrados, que son 240, y no sabemos cuál es la situación de ellos. En términos colombianos, 1.200 papás de Lucho Díaz están secuestrados.

CAMBIO: Volviendo a las posibles salidas de paz, ¿qué opina de la solución de un Estado, que llaman Isratin, en donde Israel y Palestina existen pero son uno solo?

G.D.:  No, nunca va a funcionar. Si alguien quiere una solución política entre Israel y los palestinos, hay que eliminar a Hamás y desde ahí se puede ver la posibilidad de reconstruir la confianza, pero creo que hay que hacer mucho trabajo porque imagínense el público israelí. ¿Qué esperanza puede tener en una solución pacífica con los palestinos después de estas atrocidades?

CAMBIO: ¿Cree que se debería fortalecer más la Organización para la Liberación de Palestina?

G.D.: Hay autoridad palestina que controla Cisjordania. Iba a tener elecciones y no lo hizo desde 2006, perdió mucha legitimidad, es corrupta, su presidente lleva 87 años. Hay competencia dentro de la autoridad palestina sobre quién va a reemplazarla, también Hamás en la Franja de Gaza está intentando tomar control allá y yo no sé si los palestinos están creyendo en la solución de dos Estados tampoco. Cuando personas oficiales de la Autoridad Palestina niegan la presencia judía y hablan sobre Jesucristo palestino y niegan también la atrocidad del tamaño de la matanza de Holocausto, yo dudo de si ellos creen en la solución de dos Estados. 

CAMBIO: ¿Hay posibilidad de llegar a un diálogo, como ha propuesto el presidente Petro, de hacer una convención por la paz entre Israel y Palestina y que Colombia puede jugar un papel importante? 

G.D.: Yo creo que primero hay que liberar a nuestros secuestrados. Niños, bebés secuestrados, que son crímenes de Hamás.

Sobre el futuro, hay jugadores internacionales que pueden jugar un papel, pero creo que no es el tiempo de conversar sobre esto.

Conozca más de Cambio aquíConozca más de Cambio aquí