19 Agosto 2022

La banda sonora de toda una vida

‘Por culpa de los Ramones’ es un libro que recoge las memorias musicales de Manuel Carreño, periodista cultural, profesor universitario y melómano empedernido. Además de ser un recuento de sus grupos y músicos favoritos, también es relato de la Bogotá que en algo cambió a partir de Rock al Parque.

Manuel Carreño
Manuel Carreño.

Por Eduardo Arias
Las memorias musicales pueden evocarse de cien maneras. Desde la perspectiva del erudito que elabora un listado de temas y lo analiza. O la del que decide contarla a través de reseñas de los álbumes y canciones que más lo influyeron o le gustan. Pero también puede hacerse o como  Manuel Carreño. Dividió su pasado musical en ocho grandes bloques temáticos para contar su vida en la ciudad a través no solo de los grupos de rock que más lo impresionaron sino también de los lugares donde oyó esa música (discotecas, parches de amigos, emisoras, conciertos, almacenes de discos) y los momentos de su vida personal (de estudiante, amorosa) que las canciones le evocan. Por estas páginas, además de mucha música, desfilan nombres de amigos, colegas, lugares, emisoras, canales de televisión… y una Bogotá que vivió cambios frenéticos a partir del final de los años 80 y que desde entonces se ha dejado llevar más y más por toda esa variopinta gama de procesos permeados por la música.
Por culpa de los Ramones ...o cómo la música no cura nada pero sí salva vidas es el recorrido personal de Manuel Carreño a través de los años que ha dedicado a ser un melómano pero también un periodista cultural con larga trayectoria. Nació y creció en Bogotá, estudió Ciencia Política y se especializó en Comunicaciones en la Universidad Javeriana, y ha trabajado en diversos medios escritos, de radio y televisión. Además ha sido profesor y diseñó la cátedra Rock y Política, que dicta en la Javeriana desde hace 20 años. Además ha sido DJ y fue cantante de los Pussylánimes, banda punk bogotana.
En este libro de memorias musicales, escrito con mucho humor y gracia, Carreño también cuenta la historia y el contexto en que se desarrollaron algunas de esas bandas que marcaron su vida, así como de la historia de la música.
CAMBIO habló con Manuel Carreño acerca de este homenaje a la banda sonora de su vida.
 

CAMBIO: ¿Cómo nació la idea del libro?
Manuel Carreño: 
La verdad que fue un libro que tuve en la cabeza prácticamente toda mi vida adulta. Siempre quise escribir un libro sobre cómo me había impactado la música, y la Bogotá sonora en la que crecí. Tardé muchos años en tomar la decisión, y la pandemia terminó siendo una buena excusa para huir de la ciudad a escribir, que es el sueño de muchos.
 

CAMBIO: ¿Cómo hizo para organizar sus recuerdos?
M. C.: 
No los organizo de ninguna forma. Digamos que se organizan ellos solos. Por un lado yo soy muy poco metódico para escribir, y aunque tenía claros los capítulos todo lo demás iba saliendo de manera natural. Mi memoria además de ser buena (para algunas cosas) tiene vida propia y me colaboraba en cada momento.
 

CAMBIO: ¿Le tocó investigar y corroborar hechos y datos o solo se remitió a lo que le dictó la memoria?
M.C.: 
Algunos, especialmente las fechas de los conciertos o los años de los álbumes, pero en general este es un libro sobre la memoria y los recuerdos, por encima de los hechos, entonces no busqué ser demasiado riguroso. Solo lo mínimo para no decir burradas. De resto todo estaba en la cabeza.
 

CAMBIO: ¿Cuáles son sus ejes temáticos como melómano?
M. C.: 
Mi único eje es el de entender la música desde una perspectiva social. Para mí el entender el poder de la música en cada uno de nosotros, desde un enfoque subjetivo, y cómo eso influyó en cada generación. No soy musicólogo ni nada por estilo. He tratado de nunca perder la capacidad de que la música me sorprenda.
 

CAMBIO: ¿Qué encuentra el lector en su libro además de anécdotas y hechos que usted vivió?
M. C.: 
Encuentra una invitación a compartir esa sensación de sorprenderse y salir de alguna crisis, oyendo un artista determinado. Así no sea de la misma época, ni con las mismas herramientas, ni siquiera con el mismo género. Ese momento sublime donde un artista nos cambia para siempre nos pasa a todos. Y yo espero que los que lean el libro se sientan identificados con eso.

Portada libro Carreño