20 Octubre 2022

La estética de Corea a través de la cerámica

En el Museo del Oro de Bogotá se exhibe una muestra de cerámica coreana, testimonio de una cultura milenaria poco conocida.

Cerámica

Por Catalina Brugman
La exposición “Cerámicas del Museo Nacional de Corea: voces de una cultura milenaria” se abrió al público el 7 de octubre en el Museo del Oro del Banco de la República en Bogotá. La exhibición, compuesta por valiosas piezas de cerámica coreana antiguas y contemporáneas, nos transporta a la península de Corea para conocer las tradiciones, la historia, la cultura y las expresiones artísticas de esta nación milenaria. Esta muestra es posible gracias a un trabajo conjunto de varios años entre el Museo del Oro del Banco de la República y el Museo Nacional de Corea, en Seúl.
La exposición la conforman por 125 cerámicas de las colecciones del Museo Nacional de Corea. La delicadeza de las piezas, la proliferación de detalles, los variados colores de los esmaltes y la elegante simplicidad de las formas trasladan al espectador a la cultura milenaria de ese país que se siente aún lejano y desconocido a pesar de su presencia global a través de manifestaciones culturales como la música pop, el arte, el cine, la literatura y el taekwondo, así como de la inmensa fuerza comercial de una industria tecnológica que hace parte de nuestra vida cotidiana.

Neolítico
Vasija del período Neolítico.


La muestra presenta objetos que se utilizaron en rituales religiosos y funerarios, como las primeras ollas de barro cocido del periodo Neolítico, de hace 10.000 a 3.500 años, y las vasijas esmaltadas más sofisticadas, producidas desde el siglo décimo. También, utensilios culinarios para la preparación de alimentos o para la ceremonia del té y objetos de uso doméstico, como contenedores de maquillaje.

Sellos sobre arcilla
Cerámica de sellos sobre arcilla.


La cerámica ha estado presente en gran parte de la historia de la península. Los habitantes del actual territorio de Corea comenzaron a producir vasijas de arcilla hace aproximadamente 10.000 años. Todos estos objetos nos cuentan sobre las personas y la sociedad a los que pertenecieron, nos hablan de las relaciones, creencias, estética y comportamientos de los diferentes grupos sociales de su época.

La exposición en el Museo del Oro no solo es un viaje a través de la historia de la cerámica sino también un recorrido por una cultura en continua tensión entre la tradición y el cambio.


Según l Hyun Jeong, curadora de la exposición, hoy en día la cerámica en Corea es muy común y se utiliza en el diario vivir como en vajillas, floreros y en la decoración del hogar. La cerámica puede ser simbólica ya que algunas piezas aportan información escrita del nacimiento de una persona o de su muerte también. A veces representan lugares ideales del mundo.
Los sutiles diseños, formas y colores de la cerámica coreana podrían parecer simples, pero en realidad son complejos y sofisticados. Responden a estéticas elaboradas y guardan profundos significados simbólicos. El esmaltado, la doble cocción, el tallado, los diseños florales, de hierbas y animales, el blanco y el verde jade, son todos rasgos seleccionados para ser parte de un contexto social particular.
La exposición en el Museo del Oro no sólo es un viaje a través de la historia de la cerámica sino también un recorrido por una cultura en continua tensión entre la tradición y el cambio. Piezas del período Neolítico (5.000 a.C.), cerámicas de la Edad de Bronce (1.500 a.C.) y ejemplares pertenecientes a tumbas reales de las distintas dinastías coreanas, junto con una selección de una pequeña muestra de obras contemporáneas que retoman esta larga tradición, conforman la exhibición.
Se puede observar vasijas de gres de finales del siglo VII, con superficies cubiertas con diseños decorativos. También objetos para las mujeres para el aceite perfumado y los polvos del rostro. También se exhiben porta pinceles para hombres de clases altas que componían prosa y poesía y sus utensilios de escritura en porcelana blanca mostraban un espíritu moderado. Los jarrones de porcelana blanca se destacaban por sus tonos cálidos y sus características curvas voluptuosas. Los maestros alfareros sublimaron en arte las necesidades cotidianas y lograron imprimir en la arcilla el espíritu y las tendencias de su tiempo.

Cerámica Buncheong
Cerámica Buncheong.


Como manifiesta Yoon Sung Yong, director general del Museo Nacional de Corea, “la originalidad, la innovación, el dinamismo y la tecnología de la cultura popular coreana, que goza en la actualidad de amplia apreciación en el mundo entero, son el fruto de esta antigua herencia artística”. Esta exposición contribuirá a ampliar el conocimiento de este país y a reforzar la importancia que tiene hoy de preservar e investigar su patrimonio milenario.
El horario habitual de apertura del museo es de martes a sábado de 9:00 a.m. a 6:00 p.m., el valor de entrada es 4.000 pesos, y los domingos de 10:00 a.m. a 4:00 p.m. con entrada gratuita.