28 Septiembre 2022

La Feria del Millón, la mirada relajada del arte

Mañana jueves abre sus puertas en la Plaza de Toros y el Planetario Distrital una feria que ha mostrado que el arte se puede disfrutar sin necesidad de intermediarios. Estará abierta hasta el domingo.

Feria del Millón
El año pasado la Feria del Millón se celebró en el Hospital San Juan de Dios. 

Por Eduardo Arias
Cuando nació hace diez años, la Feria del Millón parecía ser el resultado de un sueño disparatado y condenado a una vida efímera. ¿A quién se le ocurría que era viable realizar una feria de arte en una fábrica abandonada, a varios kilómetros de distancia de los centros culturales establecidos de la ciudad, en la que se venderían obras de arte de un valor de un millón de pesos o menos?
Contra todos los pronósticos el proyecto pegó gracias a varios factores. Uno de ellos, el encanto y decadente esplendor del Centro Creativo Textura, una vieja fábrica abandonada que aún conservaba algunas de sus enormes viejas máquinas de metal. Otro, democratizar el arte y hacerlo accesible a un público mucho más amplio que el de los coleccionistas, los galeristas y los encargados de las adquisiciones de los museos. Una democratización en dos vías. Por un lado, hacer visible la obra de artistas que no formaban parte del circuito de las galerías. Por el otro, atraer a un público que encontraba trabajos de gran factura a precios más que accesibles. Los artistas respondieron a la convocatoria y el público también. La Feria del Millón ha mostrado desde que comenzó que, aunque valiosa y en algunos casos muy necesaria, la intermediación del galerista no siempre es indispensable, y menos cuando se trata de artistas emergentes que apenas comienzan a construir su nombre. Eso lo ratificó, desde su primera versión, la gran asistencia de público y las muy buenas ventas.

La feria también ha sido un espacio de diálogo, reflexión y debate gracias a las conversaciones que propicia en su programación, lo que también orienta a los asistentes que quieran adentrarse un poco más en el mundo del arte, de la crítica, de la caricatura.


Otro atractivo de la Feria del Millón es que permite un diálogo directo, distendido y espontáneo entre los artistas y el público. Una conversación entre amigos que acaban de conocerse.
Es una feria que lo antoja a uno por la calidad de lo que ve, por lo que le gusta, sin importar demasiado si esa obra se va a valorizar en un futuro. Un lugar a mitad de camino entre la galería de arte y el mercado de las pulgas. Es una feria de artistas, no de galerías, como usualmente sucede en cualquier parte del mundo.
Pero es más que eso. La feria también ha sido un espacio de diálogo, reflexión y debate gracias a las conversaciones que propicia en su programación, lo que también orienta a los asistentes que quieran adentrarse un poco más en el mundo del arte, de la crítica, de la caricatura.
Diez años después, quienes fuimos varias veces a aquella fábrica abandonada recordamos con mucha nostalgia ver cómo año tras año crecía la Feria del Millón, abría nuevos espacios y se consolidaba sin perder ni un ápice de su esencia.

Diego y Juan Ricardo
Juan Ricardo Rincón (abajo)  y Diego Garzón, creadores de la Feria del Millón, en la Plaza de Toros de Santa María, donde se llevará a cabo el evento.


La Feria del Millón, una idea de Juan Ricardo Rincón y de Diego Garzón, no solo ha sobrevivido sino que ha ganado un inmenso prestigio. Además de las reuniones anuales en Bogotá (de la fábrica pasaron al Hospital San juan de Dios y de allí a la Plaza de Toros) ha tenido cuatro ediciones en Barranquilla (Feria del Millón Caribe), dos en Medellín, una en Cali y una versión on line en 2020 en plena pandemia. También se llevó a cabo en México en 2018 bajo el nombre Arte 10, arte hasta los 10.000 pesos mexicanos (así de devaluado está el peso colombiano) y en mayo pasado replicó el modelo en Nueva York, con una muestra de diez artistas colombianos bajo el nombre 1K Art Show, quienes exhibieron obras cuyo precio se fijó alrededor de los 1.000 dólares.
Mañana la Feria del Millón jueves abrirá de nuevo sus puertas en dos escenarios muy emblemáticos de la ciudad. La Plaza de Toros y su vecino, el Planetario Distrital. En la celebración de sus diez años de vida, ofrecerá varios atractivos.
Uno de ellos es la ya tradicional feria Voltaje, el salón de arte y tecnología, que desde hace ya varios años es uno de los atractivos de la Feria del Millón. En esta oportunidad estará en el Planetario Distrital.

Voltaje
Voltaje, un espacio de la Feria del Millón donde dialogan el arte y la tecnología.


Otra novedad será el 1k Art Show, una muestra con obras con un valor de alrededor de 1.000 dólares, realizadas por artistas que se han consolidado a lo largo de esta década y que tuvieron en la Feria del Millón su primera plataforma.
Este año también podrán apreciarse las obras del barítono colombiano Valeriano Lanchas, consagrado en diversos escenarios de la ópera en todo el mundo, y que también ha desarrollado su pasión por el dibujo.
En el Distrito Naranja Itau se promueven artistas provenientes de diferentes regiones del país y que jamás han tenido la oportunidad de exponer sus obras en una galería.
Pero ahí no para la historia. Muy pronto, entre el 17 y el 19 de noviembre, la Feria del Millón se desplazará a Medellín y la sede será el Palermo Cultural, donde se llevó a cabo el año pasado.
Pero, por ahora, la cita con el arte es en Bogotá, en la Plaza de Toros y el Planetario.