20 Septiembre 2022

Un réquiem por Macondo

El Teatro La Mama celebra, a lo largo de septiembre y hasta el primero de octubre, su V Festival de Creadores y Amigos. Una oportunidad única para todos los amantes del teatro capitalino de explorar monólogos, piezas para títeres, coloquios y producciones de todo el país y otros territorios de América Latina.

Cofradía

Por Diego Augusto Arboleda

El viernes 16 de septiembre se presentó, en el marco del V Festival de Creadores y Amigos de La Mama, el montaje Aún es miércoles en Macondo, una producción del Teatro Cofradía, de Barranquilla dirigida por Nibaldo Castro Charris. Inspirada en La Hojarasca, primera novela de Gabriel García Márquez, su dramaturgia evitó la construcción narrativa en primera persona de la novela original y se concentró en tres personajes: un coronel anónimo, atrapado por la decrepitud y la desolación, y dos mujeres, Rebeca y Águeda, entregadas al chismorreo y a la revelación de una historia de venganzas y rencores.

La división espacial del escenario, en dos secciones bien diferenciadas, así como la sencillez del decorado, enfatizaron un aire de angustia casi beckettiana. El contraste entre la figura del coronel, entregado en silencio a asfixiantes rutinas domésticas, y el constante parloteo de las dos ancianas en una sencilla cocina, crearon una tensión escénica en donde los chistes y las risas sólo fortalecieron la impresión de un Macondo en decadencia, perdido entre lo grotesco y la pesadilla, corrompido por la llegada de las bananeras y las violencias partidistas. La memoria de un cuerpo pudriéndose bajo un palo de mango, los rencores mantenidos en contra de un doctor que no cumplió con su labor y el sonido ensordecedor de un tren sin alegrías fueron algunos de los elementos que, aunados a una iluminación expresionista y mortuoria, sumergieron a los espectadores en un universo dominado por la muerte y el recuerdo de lo perdido.

Pese a su juventud, el grupo de actores logró transmitir las dificultades físicas y la vejez de los protagonistas; a través del control y la distensión de sus cuerpos, lograron comunicar también poderosas imágenes de agresión y represión. Entretanto, el guion transmitió de manera verosímil la jerga caribeña, el humor y las dinámicas de poder entre las dos chismosas, aunque por momentos el exceso de información y la falta de una estructura dramática clara condujeron a episodios confusos, sobre todo para los desconocedores del material original de la novela.

En general, la propuesta resultó siempre arriesgada e interesante, fortalecida por su uso de la repetición, el silencio y el aburrimiento como estrategias dramáticas. Fue refrescante, aunque doloroso, encontrar una interpretación menos mágica y más descarnada del universo garciamarquiano, con su constante remembranza de nuestras violencias y prejuicios que tanto han dificultado la construcción de una sociedad en paz.

Calificación: 4 estrellas sobre 5.
V Festival de Creadores y amigos de La Mama

Hasta el 1 de octubre de 2022.
Calle 63 # 9 – 60.