26 Diciembre 2022

Aciertos y desaciertos de la propuesta de reforma pensional

Crédito: Fotoilustración: Yamith Mariño

Según Oliver Pardo, del observatorio fiscal de la Universidad Javeriana, aunque el proyecto de reforma pensional busca solucionar el problema de cobertura del sistema, en el largo plazo es insostenible.

Por Oliver Pardo*

La propuesta de reforma pensional del Gobierno de Colombia incluye un sistema de pilares en el que una parte de las cotizaciones iría al régimen público y otra al régimen privado. En particular, lo cotizado por debajo de cuatro salarios mínimos iría al régimen público y lo cotizado por encima, al régimen privado. Con esta reforma, el gobierno espera aumentar el flujo de cotizaciones hacia el régimen público, lo que le permitiría reducir lo que le gira actualmente a Colpensiones para cubrir el déficit del régimen público. Con este ahorro se financiaría una asignación básica de medio salario mínimo para 3 millones de adultos mayores sin pensión.

Entre los aciertos de la reforma está el hecho de que se soluciona el problema de cobertura, al ofrecer una asignación básica a quienes no tienen pensión. Adicionalmente, la reforma reduce la regresividad del régimen público, al eliminar los subsidios a quienes ganen más de cuatro salarios mínimos. Sin embargo, la reforma tiene dos principales desaciertos. 

En primer lugar, si no se cambian los parámetros del régimen público, la reforma es insostenible financieramente en el largo plazo. En segundo lugar, dado que solo uno de cada veinte colombianos gana más de cuatro salarios mínimos, la reforma es de facto el marchitamiento del régimen privado de ahorro individual. Al disminuir el flujo de cotizaciones hacia el régimen privado, disminuirá el ahorro privado, lo que afectará la inversión y el crecimiento en el largo plazo.

Un aspecto importante que quedó fuera de la propuesta es cómo se liquidarán las pensiones en el régimen público. Si el gobierno quiere que la reforma sea sostenible, tendrá que tomar medidas como aumentar la edad de jubilación, aumentar la tasa de cotización o disminuir la tasa de reemplazo (la pensión como porcentaje del salario). 

En conclusión, la propuesta de reforma pensional del gobierno tiene aciertos y desaciertos, y quedan aspectos importantes por discutir, como si se debe disminuir el umbral de los cuatro salarios mínimos. Es necesario seguir debatiendo esta propuesta para encontrar una solución que sea sostenible en el largo plazo.

*Director del Observatorio Fiscal de la Universidad Javeriana