22 Noviembre 2022

¿Cómo hacer más asequible las matrículas universitarias?

Crédito: Colprensa

Aunque las universidades establecieron con el Ministerio de Educación un aumento máximo del 12.2 por ciento, sigue siendo difícil de pagar para muchos. Estas son las alternativas que podrían tomar las instituciones de educación superior para no perder estudiantes.

Tras varias jornadas de protestas y polémicas por el aumento en las matrículas del próximo año, las universidades anunciaron que el aumento no superará el IPC de octubre. La Javeriana y los Andes fueron las últimas en reconsiderar esta propuesta. 

CAMBIO conversó con la profesora de la Universidad de los Andes María del Pilar López para conocer las alternativas que podrían implementar las universidades para hacer más asequibles las matrículas a sus estudiantes.

Una opción que buscan implementar algunas universidades, para que el golpe del aumento del próximo año no sea tan fuerte, es el fraccionamiento de la matrícula. Con esta medida quieren que los estudiantes puedan hacer el pago total por partes, similar a los créditos pero sin las tasas de interés que manejan los bancos.

Para la economista María del Pilar López esto “suaviza el bolsillo de los estudiantes al no pagarla toda en enero”. Sin embargo, señala que para materializar esto las universidades necesitan hacer esfuerzos en cuanto a infraestructura que manejan.

Soluciones a largo plazo

La economista López también asegura que para las universidades no es negocio perder estudiantes y que las alzas en las matrículas no buscan eso. Por esta razón, a mediano y largo plazo las instituciones deberán buscar alternativas para que los jóvenes puedan seguir accediendo a sus servicios.

La experta asegura que las universidades necesitan dejar de depender del solo pago de las matrículas y deben buscar que otros recursos que ingresan a la institución sirvan para reducir el costo que pagan los estudiantes. 

“Los recursos adicionales que se buscan dentro de las universidades se han usado para becas, pero no para bajar la matrícula de los estudiantes. Entonces está esta opción”, dice López. Sin embargo, aclara que dependiendo de la cantidad de recursos deberán decidir si alcanza para ambas cosas o se deben disminuir las becas.

Mientras más se incrementen los precios de las matrículas menos personas podrán acceder a la educación superior, por lo que las universidades privadas deberán estudiar las maneras de lograr recursos más allá de lo que pagan los estudiantes.