3 Noviembre 2022

¿Cuál es el pollo que quedó gravado en la reforma tributaria?

Crédito: Foto ilustración: Yamith Mariño

El artículo 45 de la reforma tributaria, en el que se establecen los impuestos saludables, gravó el pollo en trozos congelados en presentación sazonada y marinada.

Por: Juliana Ramírez

La senadora del Centro Democrático Paloma Valencia expresó su preocupación por el impuesto al pollo “despresado”, incluido en la categoría de ultraprocesados, aprobado finalmente en la reforma tributaria: “En un momento en que Colombia ha tenido una inflación casi de las más altas en el mundo en alimentos, es increíble que se hable de impuestos sobre los alimentos, y le dicen a la gente que es para que coma bien”.


Esto no significa que todos los pollos que vendan en el supermercado y tiendas de barrio van a pagar el nuevo impuesto; solamente el que contenga sal y grasa añadida: por ejemplo, los paquetes de pollo congelados en trozos en presentación marinada, adobada y sazonada en salsas como la barbecue. Esto quedó consignado en el artículo 45 del proyecto de ley con la descripción “preparaciones y conservas de carne, despojos, sangres e insectos”, la cual está bajo la nomenclatura 1602.

pollo

 

Cuando se consulta en la página de la Dian a qué mercancías corresponde la nomenclatura 1602 se establecen no solo los trozos sazonados y congelados de aves, sino también el hígado de cualquier animal y los jamones.

dian

La Dian le precisó a CAMBIO que el pollo preparado, como el que se podría vender en una pollería, también estaría gravado con el impuesto sobre productos comestibles ultraprocesados, siempre y cuando se superen los valores en sodio, azúcares y grasas saturadas que se presentan en la ponencia. 

Sin embargo, ese impuesto solo se cobraría, en calidad de responsables, quienes superen el monto de 10.000 UVT por concepto de ingresos provenientes de las actividades gravadas con el impuesto. Es decir, una facturación superior a 420 millones de pesos al año. Con ello, se impactaría el consumo en cadenas como KFC y Frisby, pero no en pollerías de barrio.