8 Septiembre 2022

El sueño de Armando Benedetti: una balanza comercial de 10.000 millones de dólares con Venezuela

Crédito: Yamith Mariño

El embajador planea crear en la frontera una Zona Económica Especial, con exenciones de impuestos, para impulsar al empresariado bilateral y las relaciones comerciales. 

Armando Benedetti, el embajador elegido por Gustavo Petro para representar a Colombia en Venezuela, tiene grandes planes para retomar las relaciones con ese país y no duda en hacer grandes anuncios sobre sus sueños. 

En materia comercial, el embajador Benedetti empezó por decir que Colombia ya debería estar comprando gas de Venezuela porque nuestras reservas alcanzan para siete años nada más. Pero la ministra de Minas, Irene Vélez, le salió al paso y aclaró que por ahora el país no tiene esa necesidad y se concentrará en impulsar mucho más las alternativas de la transición energética, como la generación de hidrógeno verde y azul, la captura de carbono, la generación eólica y la solar. 

Benedetti explicó después en Twitter que esta relación con Venezuela se haría mediante las empresas públicas Ecopetrol y TGI, cuya mayoría pertenece al Distrito de Bogotá. “Más que la compra, es arreglar la infraestructura y la operación de campos”, dijo.

Pero el embajador también le prometió a Venezuela la creación en la frontera de una Zona Económica Especial, con exenciones de impuestos, para impulsar al empresariado bilateral y las relaciones comerciales. 

Sobre la materia comercial, Benedetti espera que Colombia logre un superávit comercial con Venezuela de al menos 10.000 millones de dólares al año. Es decir, Colombia tendría que venderle a Venezuela al menos 10.000 millones de dólares más de los que le compraría. 

Pero esta idea tiene varios puntos para evaluar. El primero es el desempeño económico de Venezuela, que apenas está iniciando su recuperación. Para 2023, se espera que ese país crezca 1,5 por ciento con una inflación de 500 por ciento. 

Además de eso, la meta de Benedetti es más del doble del superávit que tuvo Colombia con Venezuela en 2008, su año récord, cuando el superávit fue de 4.930 millones de dólares, tras venderle 6.070 millones de dólares y comprarle 1.140 millones de dólares.

En 2015, el año en el que se cerró la frontera terrestre entre los dos países, las exportaciones de Colombia a Venezuela sumaron 1.060 millones de dólares; y en julio, el país ya le había exportado 342,3 millones de dólares. 

Durante 2022, lo que más le ha vendido Colombia al vecino son materias plásticas; fundición de hierro y acero; productos químicos; azúcares y dulces, y animales y productos animales.