10 Octubre 2022

Los colombianos no creen que los próximos tiempos vayan a ser buenos económicamente

Crédito: Fotoilustración: Yamith Mariño

Su expectativa pasó de 5 por ciento en agosto a -14 por ciento en septiembre, según la encuesta de confianza de Fedesarrollo.

Según el Índice de Confianza del Consumidor de Fedesarrollo, la confianza de los colombianos cayó hasta -11,5 por ciento, una disminución de más de nueve puntos frente al reporte de agosto. 

En la encuesta, los colombianos señalaron que son menos optimistas sobre las condiciones económicas de su hogar el próximo año. También son mucho más pesimistas cuando se les pregunta si creen que en los próximos meses vamos a tener buenos tiempos económicamente: su expectativa pasó de 5 por ciento en agosto a -14 por ciento en septiembre. Y cuando se les preguntó por la economía del país, la expectativa de una mejor economía pasó de 13 a 4,1 por ciento. 

Fedesarrollo advirtió que, al comparar los resultados del segundo trimestre del año con los del tercer trimestre, que acaba de terminar, se ve que la valoración de los consumidores sobre la situación en sus hogares bajó, pese a que tienen una mejor valoración sobre la situación del país en general. 

Según el centro de investigaciones económicas, la confianza de los consumidores bajó en todos los estratos y en casi todas las ciudades evaluadas. Solo Barranquilla fue un poco más optimista de lo que había sido en agosto, mes en el que la única ciudad pesimista fue Bucaramanga.

Disposición para comprar 

En general, los colombianos también redujeron su disposición a comprar vivienda. Este indicador pasó de -29,1 por ciento en agosto a -31,1 por ciento en septiembre. Esto se debe a que pese a que en Bucaramanga y Cali están más dispuestos a comprar una vivienda, en Barranquilla, Bogotá y Medellín hay más hogares que creen que este no es el mejor momento para comprar una casa. 

Los vehículos tampoco parecen ser la mejor inversión en este momento. Los consumidores bajaron en 10,7 puntos porcentuales su disposición a comprar vehículos y llevaron el indicador del -55,9 por ciento de agosto a -66,6 por ciento en septiembre.

Sin embargo, los colombianos sí están más dispuestos a comprar electrodomésticos y otros bienes durables como muebles para el hogar. Este movimiento estuvo liderado por Bogotá, Barranquilla y Bucaramanga.