14 Octubre 2022

¿Qué es la recesión y cómo puede afectar su bolsillo?

Crédito: Yamith Mariño

La advertencia del presidente Petro sobre una posible recesión en Colombia en 2023 encendió aún más las alarmas sobre la economía nacional para el próximo año.

En su intervención en el Congreso de la Asociación Nacional de Pequeñas y Medianas Empresas (Acopi), el presidente Petro hizo una fuerte advertencia sobre el riesgo de una recesión económica mundial con impacto en Colombia. 

"Lo cierto es que ha crecido la tasa de interés, que mundialmente tenemos recesión a la vista y la tasa de interés de interés incrementada en Colombia servirá de correa de transmisión de la recesión mundial, al interior de la economía colombiana", dijo el presidente Gustavo Petro.

Este preocupante pronóstico tiene en alerta, no solo a las autoridades económicas y gremios empresariales, sino también a las familias, que serían las más afectadas en caso de haber una marcada desaceleración. Pero, ¿qué es una recesión económica y que tanto puede afectar el bolsillo? Acá se lo explicamos

¿Qué es una recesión económica?

Aunque no existe una definición oficial o unificada sobre lo que es una recesión, en general se explica que obedece a un periodo de decrecimiento y contracción constante de la economía de un país o incluso a nivel global.

Exactamente, si durante dos trimestres consecutivos se evidencia una contracción en el PIB real, es decir, en el valor monetario de todos los bienes y servicios producidos por un país, se está en presencia de una recesión económica.

Sin embargo, desde otras perspectivas, se define a la recesión más allá de solo el indicador del PIB real. Por ejemplo, la Oficina Nacional de Investigaciones Económicas de los Estados Unidos señala que la recesión es "una contracción apreciable de la actividad en toda la economía, que dura más de unos pocos meses, y que generalmente afecta la producción, el empleo, el ingreso real y otros indicadores".

En todo caso, lo claro es que se trata de un proceso de meses de decrecimiento continuo de la economía en su conjunto, algo que, por ahora, no ha ocurrido en Colombia. Este fenómeno no se puede descartar por completo en el país y menos en otras naciones con gran peso en la economía mundial como Estados Unidos y China.

¿Qué tan probable es que ocurra en Colombia una recesión económica?

En diálogo con CAMBIO, Andrés Giraldo, economista y profesor universitario, señaló que lo más probable en Colombia es que se produzca una desaceleración en la economía, pero no una recesión. Es decir, la economía del país no crecería como lo ha venido haciendo el último año, pero esto no implica que se den cifras negativas.

El informe del Fondo Monetario Internacional más reciente está en la misma vía, prevé una fuerte desaceleración económica sin llegar, necesariamente, a una recesión. 

Incluso, de producirse este escenario en Estados Unidos, no implicaría que el mismo panorama se registre en Colombia. Por ejemplo, en 2007, año en el que la economía del país norteamericano enfrentó una fuerte crisis, la economía nacional no decreció.

Sin embargo, Giraldo también señala que los anuncios del gobierno Petro "sí pueden causar una desaceleración más fuerte o incluso una recesión", especialmente los relacionados con el sector minero energético, uno de los que trae más inversión extranjera al país.

Añadió que la reciente declaración del presidente advirtiendo una recesión global con impacto en Colombia, obedece más bien a un intento por "cargar la responsabilidad en el Banco de la República".

¿Cómo puede afectar su bolsillo?

Cómo lo vimos anteriormente, una recesión económica implica el decrecimiento de los indicadores más importantes para un país. Esto inevitablemente impactaría de forma negativa las finanzas de cualquier ciudadano de a pie.

De acuerdo con el economista Giraldo, uno de los impactos más sensibles que traería una desaceleración económica sería "el cambio de la tendencia de reducción del desempleo". Esto generaría un golpe muy fuerte para los ingresos de millones de familias.

Además, las cifras de informalidad aumentarían precisamente por el freno que tendría el mercado laboral y la incertidumbre que habría entre las pequeñas, medianas y grandes empresas para contratar más empleados.

Como una cadena de consecuencias negativas, el aumento del desempleo y la informalidad implicaría la reducción en el consumo de los colombianos agravado por el alto costo de vida que traería la inflación creciente de los últimos meses.

De esta manera, habría menos dinero en los hogares colombianos para adquirir bienes básicos y casi que nada para ahorrar, invertir o gastar en rubros como el entretenimiento.

Finalmente, Giraldo hace un llamado para que el Gobierno nacional adopte las medidas suficientes para evitar al máximo una desaceleración de grandes proporciones en Colombia, igualmente, la incertidumbre que genera las declaraciones diarias del presidente y su gabinete.

Concluye que la "sensación de descoordinación entre Petro y su gabinete" no contribuye en nada a generar confianza en la economía nacional.