8 Febrero 2022

El Oso Yogui, el hombre de las vueltas de Alejandro Char

Héctor Amarís es un arquitecto que se convirtió en el hombre de mayor confianza de Alejandro Char, hoy precandidato presidencial. Crédito: Archivo particular

Héctor Amarís ha sido desde 2007 una de las personas más cercanas al exalcalde de Barranquilla y hoy candidato presidencial. Su nombre resulta relacionado en escándalos de corrupción como el Megatanque de la ciudad, el saqueo a la Triple A y ahora las declaraciones de Aida Merlano.

Le dicen el Oso Yogui pero se llama Héctor Amarís. Dicen que estudió arquitectura, pero que sabe más de planes políticos que de planos arquitectónicos. Aseguran que es la mano derecha de Alejandro Char pero ya nunca se les ve juntos. Es ampliamente conocido en los corrillos políticos de Barranquilla, pero muy poca información se encuentra de él. Eso sí, las últimas publicaciones en que se lee su nombre tienen que ver con escándalos de corrupción y delitos de distinta naturaleza. 

El más reciente, publicado por Cambio, es la entrevista a Aida Merlano, quien aseguró que fue Amarís quien le advirtió que Fuad Char sería capaz de hacerle daño si no se alejaba de su hijo Alejandro, hoy candidato presidencial. Además, la exsenadora presa en Venezuela dio detalles íntimos de la relación de Amarís y el exalcalde de Barranquilla: “Él era el que manejaba todos los temas de corrupción de Álex. Manejaba las empresas fachada, la entrega de coimas a políticos y contratistas y todos los temas financieros. Yo voy a hablar sin rodeos. Nosotros teníamos una relación hermosa. Eso se ve claro en los chats. Pero yo no soporté la presión de Héctor Amarís. Él se llenó de odio contra mí y me hizo una persecución. Alguna vez estábamos en un apartamento, yo escuché que partieron platos y pasó de todo en una cocina. Alcancé a escuchar unas cosas en esa discusión y eso fue lo que me llevó a hacerme a un lado”.

En otro aparte de la entrevista, Merlano asegura que Amarís y Alejandro Char tenían una relación “que iba mucho más allá de una amistad” y que a Yogui le daban celos de ella. “Lo que puedo decir es que Héctor Amarís estaba enamorado de Alejandro y lo celó conmigo y fue una de las peleas que tuvieron una vez en el apartamento donde se tiraron cosas y él lo echó del lugar. Yo sí tuve miedo. Tanto así que creo que Héctor Amarís tiene que ver mucho en toda esta porquería que me sembraron a mí”.

Alejandro Char y Héctor Amarís
Crédito: Archivo Particular

Antes de la explosiva entrevista de Merlano con Cambio, la última vez que se habló en medios de comunicación sobre el Oso Yogui fue en el escándalo de corrupción destapado por el ganadero barranquillero Luis Enrique Guzmán Chams, quien en una entrevista con la W Radio sostuvo que a través de Amarís había enviado el dinero de una “coima” al exalcalde Char, con la cual se buscaba asegurar el contrato del megatanque de agua de la ciudad. 

Oso YoguiGuzmán Chams sostiene que Char, en 2015, le pidió sobornos por $2.300 millones para entregarle un contrato de $23.000 millones. “Cuando el señor Carlos Vengal me invita al negocio, me hace ir a donde un señor que se llama Héctor Amarís. Es la mano derecha de Alex Char. Conocido como el hombre del maletín. Es el hombre que le recauda a Alex Char el dinero (…) Para Alejandro Char vino una segunda coima que fue de $360 millones, que corresponde al 10% de $3.600 millones (…) Yo le tenía que entregar una parte a Héctor Amaris y otra a Jorge Padilla”, denunció Guzmán Chams.

Este escándalo está en manos de las autoridades judiciales, pero no es el único en que figura el Oso Yogui, a quien, según fuentes de la capital del Atlántico, le dicen así por su corpulencia y por su gran apetito. Amarís es hijo de un exdiputado liberal, Héctor Amarís Piñeres, quien, según La Silla Vacía, reconoció ante la justicia haber cometido varios delitos a través de una empresa de bienes raíces con la cual se robaron casi $30.000 millones de la Triple A, que es la empresa acueducto, alcantarillado y aseo de Barranquilla y 14 municipios del Atlántico. Según la denuncia, el saqueo de dicha empresa se hizo mediante la empresa Iarco Limitada, cuya propiedad es 95 por ciento de Claudia Lora, esposa del Oso Yogui e íntima amiga de Katia Nule, la también compañera sentimental de Alejandro Char. 

Temas relacionados

Según la Silla Caribe, Yogui apareció en la primera campaña de Char a la alcaldía en 2007. En esa administración fue nombrado gerente del Foro Hídrico y desde entonces se convirtió en una de las personas más cercanas al hoy precandidato presidencial de la Coalición de la Experiencia. 

En la segunda alcaldía de Char, Amarís fungió como una especie de secretario privado. Era el hombre que le llevaba la agenda, lo acompañaba a reuniones y eventos sociales. Una fuente política de Barranquilla que pidió la reserva de su nombre aseguró que Amarís se convirtió en una persona muy cercana a toda la familia Char, pero que es la mano derecha e izquierda de Alejandro Char. También aseguró que hoy está radicado en Miami. “Allá me lo encontré. Es un hombre feliz, tranquilo y descomplicado. Se nota que ya tiene resuelta su situación económica. Es locuaz y de buenas maneras, y siempre fue el hombre de las vueltas de Alex Char”, agregó la fuente. 

Cambio se comunicó con Amarís para conocer su versión de lo relatado por Merlano, sin embargo, se negó a hablar y aseguró que estaba retirado de todo lo político. Y así se mantendrá a menos que la justicia lo llame a rendir cuentas por la sucesión de escándalos de corrupción en los cuales figura mencionado.