26 Octubre 2022

La Nasa identifica a decenas de 'superemisores' de metano desde el espacio

Adaptando la utilidad de una herramienta tecnológica, la Nasa dio con lo que podría ser una auténtica revolución climática contra el metano.

Por: Deutsche Welle

Utilizando una herramienta diseñada para estudiar cómo el polvo afecta el clima, científicos de la Agencia Aeroespacial de Estados Unidos (Nasa) han identificado más de 50 puntos en todo el mundo que emiten niveles importantes de metano, un desarrollo que podría ayudar a combatir el potente gas de efecto invernadero. "Frenar las emisiones de metano es clave para limitar el calentamiento global", dijo el martes el administrador de la Nasa,  Bill Nelson, en un comunicado de prensa. "Este nuevo y emocionante desarrollo no solo ayudará a los investigadores a identificar mejor de dónde provienen las fugas de metano, sino que también brindará información sobre cómo se pueden abordar, rápidamente".

La Nasa dijo que su Investigación de la Fuente de Polvo Mineral en la Superficie de la Tierra (EMIT, por su sigla en inglés) está diseñada para fomentar la comprensión de los efectos del polvo en el aire sobre el clima. Pero EMIT, que se instaló en la Estación Espacial Internacional en julio y puede enfocarse en áreas tan pequeñas como un campo de fútbol, ​​también ha demostrado la capacidad de detectar la presencia de metano.

Decenas de superemisores

La Nasa dijo que hasta el momento se han identificado más de 50 'superemisores' de gas metano en Asia Central, Oriente Medio y el suroeste de Estados Unidos. La mayoría de ellos están relacionados con los sectores de combustibles fósiles, residuos o agricultura. Kate Calvin, científica en jefe y asesora climática principal de la Nasa, dijo que la "capacidad adicional de detección de metano de EMIT ofrece una oportunidad notable para medir y monitorear los gases de efecto invernadero que contribuyen al cambio climático".

El metano es responsable de aproximadamente el 30 por ciento del aumento global de las temperaturas hasta la fecha.

Si bien es mucho menos abundante en la atmósfera que el CO2, es unas 28 veces más potente como gas de efecto invernadero en una escala de tiempo de un siglo. En un periodo de 20 años, es 80 veces más potente. El metano permanece en la atmósfera solo una década, en comparación con los cientos o miles de años del CO2.

Esto significa que una fuerte reducción de las emisiones podría eliminar varias décimas de grado Celsius del calentamiento global proyectado para mediados de siglo, lo que ayudaría a mantener vivo el objetivo del Acuerdo de París de limitar el aumento de la temperatura promedio de la Tierra a 1,5 °C, según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). ).

Enorme potencial climático

El "EMIT encontrará potencialmente cientos de superemisores, algunos de ellos detectados previamente a través de mediciones aéreas, espaciales o terrestres, y otros que eran desconocidos", dijo la Nasa. Andrew Thorpe, tecnólogo de investigación en el Laboratorio de Propulsión a Chorro que lidera el esfuerzo de metano de EMIT, dijo que algunas de las columnas de metano detectadas por EMIT se encuentran entre las más grandes jamás vistas. "Lo que hemos encontrado en poco tiempo ya supera nuestras expectativas", dijo Thorpe.

La Nasa dijo que se detectó una columna de metano de unas dos millas (3,3 kilómetros) de largo al sureste de Carlsbad, Nuevo México, en la Cuenca Pérmica, uno de los yacimientos petrolíferos más grandes del mundo. Dijo que se identificaron 12 columnas de la infraestructura de petróleo y gas en Turkmenistán, al este de la ciudad portuaria de Hazar, en el mar Caspio. Una columna de metano de al menos tres millas (4,8 kilómetros) de largo fue detectada al sur de Teherán desde un importante complejo de procesamiento de desechos, dijo la Nasa.

EL(afp, reuters)