23 Noviembre 2022

Así está desapareciendo la selva en el Guainía

Crédito: Ejército Nacional

El verdor natural ha perdido su color por las manos criminales de las organizaciones ilegales que han devastado más de cuatro kilómetros de fauna y flora por medio de la extracción ilícita del oro.

Chorro Bocón, Guainía, donde convivían una gran variedad de especies animales tenían como refugio árboles de hasta 20 metros de altura, ahora es un gran desierto con pequeñas piscinas de mercurio dejadas por las organizaciones ilegales.

Una gran mancha amarilla domina el paisaje. Las máquinas de extracción del oro les han quitado su espacio a la fauna y flora de la selva natural.

deforestación

El extenso desierto es obra de las manos criminales de los integrantes del frente Acacio Medina, disidencias de las Farc, que le han robado a la tierra su riqueza natural.

Una operación en defensa del medioambiente unió a tropas del Ejército, Armada, Fuerza Aérea, Policía y Fiscalía para detener la depredación ambiental y la contaminación de las fuentes hídricas en las selvas del Guainía.

“En el lugar fueron incautados seis motores utilizados como dragas, que realizaban una producción de 2.250 gramos de oro al mes, equivalentes a unos 500 millones de pesos”, aseguró el coronel Farid Felipe Fonseca Bahamón, comandante de la Brigada 28 del Ejército.

mineria ilegal

Durante la operación también fue interceptada una embarcación que transportaba 10 motores, 28 rotores, 4 radios de comunicación y elementos empleados para la extracción ilícita de oro avaluados en más de 130 millones de pesos. 

De acuerdo con los ambientalistas, la recuperación de la capa vegetal tarda más de 30 años, o más, debido a que las excavaciones alcanzan una profundidad de 12 metros y crean lagunas de sedimento y lodo que disminuyen la fertilidad del suelo y dificultan la germinación de nuevas plantas.

En lo que va corrido del año, las autoridades han decomisado 15 dragas y 30 motores, y han capturado a 43 personas, que deberán responder por delitos al medioambiente.