8 Marzo 2022

La Guajira: muchos escándalos y más hambre

Candidatos al Senado y a la Cámara de Representantes en 2022 por La Guajira

Crédito: Will Huertas

Históricamente La Guajira ha sido gobernada por dos clanes: La Gran Alianza y Nueva Guajira. El primero, liderado por el exgobernador Francisco 'Kiko' Gómez, condenado a prisión por homicidio. De este se desprendieron figuras como la exgobernadora Oneida Pinto, quien estuvo prófuga de la justicia, se entregó y en 2021 absuelta por vencimiento de términos. También hacían parte el excongresista Antenor Durán Carrillo y la actual magistrada delegada para asuntos electorales Yolima Carrilla, su sobrina, quien ejerció como magistrada del Consejo Nacional Electoral con apoyo del partido Cambio Radical, al mismo tiempo que el registrador Alexander Vega.

Por Alianza Pares y Cambio

 

El otro clan, Nueva Guajira, se ha reconfigurado en la última década. Previamente fue el clan más poderoso de La Guajira a la cabeza del exgobernador Jorge Pérez Bernier y Hernando Delque. Pérez Bernier entró en desgracia luego de diversas investigaciones, dentro de las cuales se cuenta una en 2021 por parte de la Fiscalía por presunta corrupción dentro de su administración.

Así las cosas, estos dos clanes han sido los responsables de mantener en el hambre y la pobreza al departamento en las últimas décadas. Con altos niveles de ingobernabilidad, contando una decena de gobernadores en menos de una década.

Clan Nueva Fuerza Guajira

Después de la división del clan Nueva Guajira, surgió el clan Nueva Fuerza Guajira, liderado por Alfredo Rafael Deluque y su padre Hernando Deluque. El nuevo clan se consolidó en 2014, tras la segunda elección de Alfredo Deluque como representante a la Cámara, debido a que el político guajiro logró acercarse al entonces presidente, Juan Manuel Santos. Deluque además trabajó en entidades como el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) y la Corporación Autónoma de La Guajira, CorpoGuajira. La cercanía con Santos le permitió designar a Leandro Sampayo como director del ICBF, quien saldría después por el escándalo de la muerte de los niños wayuu por desnutrición.

Esa afinidad entre el expresidente y el representante se debía presuntamente a la repartición de “mermelada”, en la que Santos entregaba cargos en entidades públicas a los familiares de los congresistas a cambio de que le aprobasen proyectos de ley, de hecho, por este escándalo, fue investigado Deluque junto con otros 229 congresistas, pero la investigación fue recientemente archivada porque a juicio de la Corte no se cometieron delitos con esos recursos.

En 2017, tras la destitución de Wilmer González Brito, fue delegado como gobernador encargado el antropólogo Weildler Guerra Curvelo, miembro de una de las comunidades indígenas de la región. Guerra Curvelo no duraría mucho en ese cargo, debido a que ocho meses después, Deluque consiguió que Santos nombrara como gobernadora encargada a Tania María Buitrago González, abogada de las huestes del clan al que pertenecía el representante. Buitrago González trabajaba en la Unidad Nacional de Protección (UNP) y había trabajado como secretaria de Educación del departamento en la gobernación de Jorge Pérez Bernier.  

Otra de sus fichas importantes fue Nemesio Roys, hijo de la exalcaldesa de Riohacha Carmen Garzón y Raúl Roys, un conocido jefe de la bonanza marimbera en La Guajira. Nemesio Roys fue nombrado en 2016 como subdirector de proyectos del Departamento de Prosperidad Social (DPS), y un año después (mayo de 2017) pasaría a ser el encargado de dicha entidad en el departamento. De acuerdo con Susana Correa, directora del DPS, “el DPS es hoy una entidad politizada, con nómina y tareas paralelas, tiene 1.400 puestos de los hay 1.208 ocupados, pero además tiene 778 contratistas”.

Las elecciones parlamentarias en 2018 le permitieron dar el salto cualitativo a Deluque para liderar su propio aparato clientelar. Tras repetir por tercera vez su curul en la Cámara de Representantes, el político guajiro reacomodó las fichas políticas en el departamento. Su clan Nueva Fuerza Guajira cooptó a algunos de los antiguos miembros de Nueva Guajira, además, adhirió a otros políticos importantes, como la segunda representante de La Guajira, María Cristina ‘Tina’ Soto, oriunda de Barrancas. Ella aspiró dos veces a la alcaldía de su pueblo natal y en ambas ocasiones perdió (la primera contra Kiko Gómez, la segunda con el candidato de Gómez), pero logró reunir un caudal lo suficientemente importante como para salir elegida representante a la Cámara.

Para las elecciones locales de 2019, Deluque ya había consolidado su poder, a tal punto que ganó la gobernación con su candidato Nemesio Roys Garzón. A esto le sumó 4 de las 14 alcaldías del departamento: Barrancas, Hatonuevo, Maicao y Fonseca. 

En enero de 2020 lograron una cuota burocrática importante, con José Manuel Moscote Pana, en la Contraloría Departamental. Esto, a pesar de que Moscote fue destituido e inhabilitado en 2010 en primera instancia, por un periodo de 16 años porque siendo director de vigilancia de la Superintendencia de Notariado y Registro, le habría exigido dineros a varios notarios del país para favorecerlos con decisiones disciplinarias que él adelantaba; sin embargo, según el reporte de antecedentes disciplinarios de la Procuraduría, habría sido revocada tal sanción en 2018. En 2015 fue elegido alcalde de Fonseca, y recientemente fue denunciado por irregularidades en su administración. Finalmente, de ahí pasó a ser la ficha de Deluque para garantizar que el ente de control departamental esté a favor de su clan.

Apuestas para 2022

Senado

Alfredo Rafael Deluque – Partido de la U

Es abogado especializado en Derecho de las Telecomunicaciones. Ha sido representante a la Cámara por La Guajira desde 2010. En sus inicios en política, habría sido apoyado financieramente por Cielo Redondo, presunta jefa política de la estructura paramilitar de Arnulfo Sánchez, alias Pablo, del ‘Bloque Contrainsurgencia Wayuu’, que operó en la alta Guajira. Después de los escándalos de corrupción de Pérez Bernier, y de su padre Hernando Deluque, Alfredo ha tomado las banderas del movimiento y ha montado una estructura denominada ‘Nueva Fuerza Guajira’. Según fuentes territoriales de Pares, Alfredo Deluque tiene varios señalamientos por estar presuntamente vinculado con diversas irregularidades dentro del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, así como dentro de algunas fundaciones relacionadas, en donde no es claro a dónde se dirigía el importante presupuesto para la lucha contra la desnutrición de los niños en el departamento. No se encontraron investigaciones en órganos de control al respecto.

Cámara de Representantes

Juan Loreto Gómez Soto – Partido Conservador: 

Es ingeniero industrial, con especialización en Gerencia de Proyectos. Ha trabajado como director administrativo de planeación (2017). Es hijo de la representante a la Cámara por el departamento de La Guajira, María Cristina ‘Tina’ Soto, quien se encuentra investigada por la Corte Suprema de Justicia por la presunta compra de votos en el municipio de Maicao para las elecciones legislativas del 2018, y quien ya fue llamada a indagatoria. A pesar de que fuentes en territorio afirman que hay divisiones entre Tina Soto y Deluque, ella sigue perteneciendo al clan Nueva Fuerza Guajira. Loreto Gómez es fórmula del cuestionado senador conservador Carlos Trujillo González. Ambos han sido señalados recientemente por un escándalo del presunto uso de una pantalla contratada por la alcaldía de Uribia, anterior bastión de Cielo Redondo y actual bastión de Tina Soto y Alfredo Deluque, en la campaña de Trujillo. Esto sin contar el presunto uso de tierras y titulación a cambio de votos. Hasta el momento, ni la alcaldía ni los candidatos han dado respuesta sobre estos señalamientos por fuentes territoriales de Pares.

Alejandro Rutto Martínez – Partido de la U:

Es especialista en Administración de Programas de Desarrollo Social, en Orientación Educativa y Desarrollo Humano. Fue docente catedrático y periodista. En su carrera política fue secretario de Hacienda Departamental, secretario de Educación de Riohacha y secretario de Hacienda de Maicao. 
El vínculo de Rutto con el clan Nueva Fuerza Guajira se da por su cercanía con el alcalde de Maicao, Mohamad Jaafar Dasuki Haj, y hoy es la fórmula en Cámara de Alfredo Deluque, como cabeza de lista por el partido de La U en La Guajira. 

Jorge Cerchiaro – Colombia Renaciente: 

Fue alcalde de Barrancas en el periodo 2016-2019. De acuerdo con fuentes en territorio, Jorge Cerchiaro es primo de Francisco ‘Kiko’ Gómez, exgobernador de La Guajira condenado por homicidio. Tras un trabajo de campo en Maicao, Pares pudo constatar pendones en los que aparece publicidad de Jorge Cerchiaro y Alfredo Deluque, como si fueran fórmula electoral, lo que aclararía el vínculo entre Cerchiaro y Deluque, a pesar de haber pertenecido a clanes diferentes. Adicionalmente, el exalcalde está siendo investigado por suscribir un contrato de obra, con recursos de regalías, sin soportes. El daño patrimonial sería por $242.934.201, en la construcción de andenes de acceso al Centro de la Mujer.

Teresa de Jesús Iguarán – Colombia Renaciente:

Oriunda de Uribia, es arquitecta con especialización en Gerencia de Construcciones. Ha ocupado cargos en el sector público en la Secretaría de Planeación y Desarrollo Social y la Secretaría de Obras Públicas de Uribia. Teresa es cuñada de Wilmer González, quien se encuentra en casa por cárcel. Teresa sería la ficha de González en la lista de Colombia Renaciente, y tendría cercanía con Alfredo Deluque y el clan Nueva Fuerza Guajira porque la gobernación de Nemesio Roys habría acercado a miembros del grupo de González al clan como por ejemplo, el diputado Delay Magdaniel.

Hipótesis: 

Es poco probable que Alfredo Deluque pierda la elección a Senado. Por el lado de la Cámara, de las dos curules a proveer en el departamento de La Guajira seguramente o Gómez Soto o Rutto se queden con una. De ellos, quien tiene más opciones de ganar la curul, es Juan Loreto por las alianzas que ha realizado en las últimas semanas, en donde se incluye al senador Carlos Trujillo, del Partido Conservador. Como se ve en esta descripción, Deluque está jugando a varias bandas para aumentar el poder de su clan en el Congreso.