25 Agosto 2022

Las consecuencias de suspender los bombardeos

Crédito: Colprensa

El ministro de Defensa, Iván Veláquez, aduce que los ataques a los campamentos de los grupos ilegales no pueden poner en peligro a la población civil, menos cuando hay presencia de menores de edad. Los militares dicen que eso multiplicaría el reclutamiento forzado.

Basado en los lineamientos del presidente Gustavo Petro en el sentido de privilegiar la vida sobre la muerte, el ministro de Defensa, Iván Velásquez, ordenó suspender los bombardeos a campamentos de los grupos armados ilegales por el riesgo de afectar a civiles, en especial a los menores de edad. 

“Los menores reclutados forzosamente por organizaciones ilegales son de esta violencia en la que hemos vivido por tantas décadas. Por lo tanto, toda acción militar que se desarrolle respecto de miembros de organizaciones armadas ilegales no puede poner en peligro a estas víctimas de la violencia. Los bombardeos deben ser suspendidos”, señaló.

La decisión fue recibida con preocupación por el comandante general de las fuerzas militares. Y la razón es que la precaución de no bombardear sobre campamentos donde haya menores de edad puede disparar el reclutamiento forzado.

“Es muy probable que utilicen esta estrategia; por eso, queremos hacer nuestras investigaciones y darle nuestras propias explicaciones al señor ministro sobre qué lineamientos se deben seguir”, afirmó el general Helder Giraldo.

El exvicepresidente Francisco Santos escribió en su cuenta de Twitter que la decisión pone en riesgo a todos los niños de las zonas de violencia y disminuye las acciones que realiza la fuerza pública en el país.

Por su parte, el exsenador del Centro Democrático, Alfredo Rangel, añadió en su propia cuenta que las declaraciones del ministro de Defensa dan una ventaja a los grupos criminales porque los bombardeos era lo que más temían. “Con la suspensión de la extradición y de la erradicación de la coca, se fortalecerán y multiplicarán los grupos criminales”.


En contraste, el exsecretario de gobierno de Bogotá Luis Ernesto Gómez felicitó la decisión, por anteponer los derechos humanos a la acción militar.

Algunos ciudadanos también respaldaron la decisión, con el argumento de que una operación militar en la que caen niños no puede ser considerada exitosa.

Los menores en la guerra

Según cifras del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, hasta finales del mes de agosto 110 menores víctimas de reclutamiento forzado han sido recuperados este año por las fuerzas militares. Cifras que representan casi el 60 por ciento del total atendido en 2021, cuando fueron recuperados 180 menores; y el 70 por ciento de los recuperados en 2020, que fueron 144.

Los departamentos con el mayor número de casos son Caquetá, Cauca, Putumayo, Norte de Santander, Antioquia, Meta y Arauca.

Las disidencias de las Farc, en especial los frentes primero y séptimo, son los que más reclutan, seguidos por el  Clan del Golfo y el ELN.