30 Agosto 2022

A los militares también los desaparecen

Dina Maiden Rojas lleva 30 años en la búsqueda de su padre.

Crédito: Yamith Mariño Díaz

De acuerdo con la Unidad para las Víctimas, en el Registro Único de Víctimas hay casi 190.000 personas desaparecidas, entre ellas 3.500 militares. En el día Internacional de la desaparición forzada, sus familiares también claman por encontrarlos.

La última vez que Dina Maiden Rojas supo de su padre, el sargento segundo José Rojas, fue en la mañana del 2 de noviembre de 1992, cuando lo vio salir de la casa fiscal, en el batallón Voltígeros, en Mutatá, para dirigirse en su moto hacia Carepa, en el departamento de Antioquia. Ella tenía seis años; él, 23.

A mitad del recorrido, el sargento se encontró con un retén, instalado por integrantes del frente 34 de las Farc, que se lo llevaron con rumbo desconocido. A partir de este momento, su familia comenzó a buscarlo. Desde entonces, han pasado 30 años.

“Mi sueño más grande es conocer la verdad, saber qué pasó con mi papá, saber cómo está. No sé nada y aún estamos en la búsqueda de saber de él y de todos los otros desaparecidos amigos del Ejército que viven diariamente con esta incertidumbre”, dice Diana.

Agrega que es un proceso muy difícil porque no es tan visible. "A veces las personas son muy indolentes y no entienden por qué es tan necesario para nosotros saber qué pasó".

La última esperanza la depositaron en la Justicia Especial para la Paz, donde han sido citados los integrantes de las Farc para que confiesen la verdad sobre los desaparecidos. Dina, su madre y su hermano han asistido a varias audiencias con el secretariado de las Farc, pero ninguno de ellos tiene idea de lo que pasó con su padre.

“Las extintas Farc siguen siendo la misma organización criminal, no hay ninguna información, sentimos que no nos dicen la verdad, se burlan de nosotros. ¿Qué pierden con respondernos 'lo lamento mucho' y decirnos dónde se encuentra su cuerpo? Es algo muy difícil”.

¿Qué dicen las cifras?

Dina hace parte de un grupo de familias de las que poco se habla: las familias de los militares, que también han sufrido desaparición forzada. En Colombia existe un registro de casi 190.000 desaparecidos ante la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas (UARIV). Entre ellas, más de 3.500 corresponden a personal militar. Sus familias también han sido incluidas en el Registro Único de Víctimas.

Según cifras de la Comisión de la Verdad, los responsables de las desapariciones forzadas son: agentes estatales, paramilitares, las Farc y el ELN.

“La Comisión reconoce que existe un 54 por ciento de incertidumbre para endilgar responsabilidad. Sin embargo, sostiene que los principales responsables de estas vulneraciones fueron los grupos paramilitares, con 63.029 víctimas, representando el 52 % de los casos; y las Farc, con 29.410 personas desaparecidas y el 24 % de los casos. Luego aparecen los "responsables múltiples", con 10.448 víctimas, que representan el 9 %, y agentes estatales, responsables de la desaparición forzada de 9.359 víctimas, que equivalen al 8 % del total de víctimas de desaparición”, señala el informe. 

Los departamentos donde más se presentaron estos casos fueron Antioquia, Valle del Cauca, Meta, Norte de Santander y Bogotá.