8 Septiembre 2022

Puestos de Mando Unificado por la Vida, el nuevo mecanismo para atender temas de orden público en las regiones

Crédito: Colprensa

Las autoridades locales y departamentales serán las responsables de las decisiones que se adopten en materia de orden público. Los puestos contarán con la participación de delegados de diferentes ministerios y entidades del orden nacional.

Con el fin de proteger a la población civil y, en particular a líderes y lideresas sociales, personas defensoras de derechos humanos y firmantes de paz, el Gobierno nacional dispuso la instalación de los Puestos de Mando Unificado por la Vida (PMUV), como mecanismo interinstitucional para atender las situaciones de orden público en las regiones.

La circular externa del 3 de septiembre de 2022, emitida de manera conjunta entre el Ministerio del Interior y el Ministerio de Defensa Nacional, les señala a los gobernadores y alcaldes distritales y municipales las facultades con las que cuentan para solicitar el auxilio, acompañamiento y articulación de la fuerza pública para conservar la seguridad, la convivencia y el orden público en sus regiones.

puesto de mando

En principio, habrá un plan de prueba de 100 días, durante los cuales se medirá la efectividad de los puestos en el mejoramiento del orden público en la región. Las acciones serán vigiladas por la comunidad internacional y organizaciones de la sociedad civil.

“Son múltiples las alertas tempranas que recaen sobre sus municipios, se torna imperativo que sean ustedes quienes coordinen, presidan y dirijan cada Puesto de Mando Unificado por la Vida, lo cual implica que soliciten de todas las autoridades del orden nacional que haga presencia en sus territorios, dictando los lineamientos que permitan el restablecimiento del orden público y por ende la protección de la vida de la población en riesgo”, puntualiza la circular.

Estos PMUV tendrán, entre sus objetivos, minimizar los riesgos sobre los defensores de derechos humanos y firmantes del Acuerdo de Paz, generar protección inmediata a esta población, crear una hoja de ruta y cronograma de actividades en materia de prevención y protección, y llevar a los territorios toda la institucionalidad nacional.

Cada Puesto de Mando Unificado por la Vida estará conformado por las autoridades locales (gobernador y alcalde), los comandantes de Ejército y Policía, y las instituciones estatales como la Defensoría del Pueblo y la Personería. También pueden hacer parte, si así se considera necesario, organismos internacionales como la OEA y la ONU.