18 Diciembre 2022

¿Cómo pueden las redes sociales potenciar su negocio?

Facebook, Instagram, Tik Tok y WhatsApp son cruciales hoy para las empresas. Aquí le contamos cuáles son sus cualidades para que les saque el mayor provecho.

Las redes sociales son plataformas digitales que permiten la comunicación con familiares, amigos y hasta desconocidos. Pero recientemente también se han vuelto indispensables para las empresas y negocios e incluso para profesionales que buscan empleo. Al punto que, según Daniel Cardozo, analista digital de Be Your Brand, “si alguien no está en redes sociales, no existe”. 

Las redes sociales para las empresas ya no son una opción “sino la forma de llegar a clientes, obtener información valiosa y hacer que su marca crezca”, dice la analista y escritora Christina Newberry. Estos canales ayudan a incrementar el tráfico hacia su página web o su local y facilitan la comunicación entre usted y sus clientes. 

Según Cardozo, son plataformas de venta indirecta, a diferencia de Amazon donde la gente sí puede comprar. “Aquí no estamos haciendo contenido para que me compren, sino que primero muestro una necesidad, luego la solución y después hago un llamado a la acción”, explica.

El poder de las redes reside en el número de usuarios. De acuerdo con Backlink, una empresa que entrena en redes sociales, en 2021 había más de 4.500 millones de personas en el mundo con una cuenta activa en alguna red social. 

Los beneficios: visibilidad y mucho más

Esa amplia audiencia permite darles más visibilidad a las marcas. Algunos estudios han establecido que 60 por ciento de los usuarios de Instagram descubren nuevos productos allí porque cada vez más gente la usa. “Por lo tanto, son un lugar natural para alcanzar a clientes potenciales”, señala Newberry. 

Incluso pueden ayudar a mejorar la reputación de su negocio o a comunicar las características de sus productos mediante estrategias de mercadeo digital. El costo puede ser mucho menor que el de otros canales gracias a su escala, alcance y capacidad para llegar a grupos objetivo. 

Para Newberry las redes sociales, además, ayudan a humanizar las marcas, una estrategia de negocios que busca crear empatía entre el producto y el cliente. Por lo general las marcas deben suscitar valores para establecer esa conexión humana. 

Esto se logra, por ejemplo, al mostrarle a sus seguidores el grupo de colaboradores que conforman su empresa o enseñarles cómo sus clientes se benefician al usar sus productos. En ese sentido tienen una función de fidelización muy importante.

A lo anterior se añade que la presencia en las redes derrumba las barreras geográficas, por lo que son una excelente herramienta para hacer crecer el negocio en sitios diferentes a su ciudad de base. 

Otro de sus beneficios es que permite hacer estudios de mercado, escuchar lo que dicen los usuarios sobre sus productos, entender sus necesidades, e incluso analizar la competencia. Así, facilitan la atención al cliente.

redes

¿Cuál es la mejor?

No hay una red social mejor que otra. Todo depende del tipo de negocio y del público objetivo. Pero para Oyova, una firma que asesora en mercadeo, considerar la mejor plataforma de redes sociales para su negocio es un paso crucial porque de eso dependerá que logre optimizar los beneficios.

La primera pregunta que debe formularse es qué quiere lograr con la red social. Cardozo dice que la respuesta dependerá de la marca, del tipo de negocio y de sus objetivos, que pueden ser  interactuar con clientes potenciales, promover sus productos, visualizar su marca o recibir retroalimentación para mejorar el producto. 
  
Según Melissa Forero, de Nodo, una agencia que asesora en estos temas, el emprendedor debe saber que el crecimiento en redes toma tiempo. “Muchos creen que va a ser instantáneo y esto depende de cada proyecto”. 

Otra pregunta importante es con qué frecuencia quiere publicar, y si está dispuesto a hacerlo. Los expertos recomiendan publicar con regularidad porque aquí las marcas compiten por la atención de las personas, que están expuestas a mucha información. “Aquí juega un papel importante la creatividad”, dice Cardozo. Por eso, si no tiene tiempo tendrá que delegar en terceros esa función.

También debe saber en cuál red está el público para su producto o servicio. Esto le permitirá conocer más a su potencial cliente desde el punto de vista de ingresos, género, edad, ubicación e intereses.

¿En qué se diferencian?

Cada una tiene perfiles distintos. Algunas, como LinkedIn, son más corporativas, mientras que Instagram se ha convertido en una plataforma ideal para la promoción de una marca y la venta indirecta de productos, bienes y servicios. En Facebook el usuario puede seguir negocios, comercios o trabajadores independientes y establecer con ellos relaciones comerciales o profesionales. 

Según Oyova, tener un conocimiento firme de cada una es esencial. Estas son las más importantes para su negocio y algunas de sus características.

redes

Facebook

Hoy cuenta con casi 2.100 millones de usuarios. Es considerada la red social por excelencia. Según Search Engine Journal, algunos de los sectores más dominantes en esta red son el automotriz, bienes de consumo, comercio electrónico, entretenimiento, servicios financieros, juegos, medios, comercio minorista, telecomunicaciones y tecnología. Daniel Cardozo, de Be your Brand, explica que en Facebook las empresas tienen la opción de crear un fan page, que sirve para establecer comunidad y fidelizarla. El tipo de negocio predominante es el B2C es decir, destinado al consumidor final. “Facebook ha cambiado mucho y se ha propuesto darle fuerza al tema de comprar y vender”, dice Melissa Forero. Para tener éxito allí los expertos recomiendan publicar videos en vivo con frecuencia e historias, o unirse a grupos. Pero lo más importante es enfocarse en el contenido que suscite conversaciones significativas, ya que eso es lo que priorizan los algoritmos de esta red.

LinkedIn

Es una plataforma mucho más especializada que Facebook. “Sirve para conectar empresas y personas y para ampliar relaciones profesionales”, dice Forero, y se calcula que 50% de los graduados universitarios de EE. UU. usan LinkedIn. Por esa razón es ideal para difundir información sobre su sector profesional o sobre los servicios de su empresa. Según Oyova, esta red está creciendo rápidamente en su impacto en todo el mundo, pero aún así, es posible que no sea la primera elección de las compañías. Por eso, es considerada ideal para negocios B2B. “LinkedIn sirve para posicionarme como empresa ante otras empresas”, dice Cardozo.

Instagram

Según Melissa Forero, “es de las más grandes y más importantes para crear comunidad, vender productos y servicios y visualizar fotos y vídeos personales”, porque promueve la interacción de los seguidores y clientes potenciales con el contenido de valor que la empresa les da. En un comienzo cautivó a los más jóvenes (75 por ciento de sus usuarios está entre 18 y 24 años, según Oyova), pero últimamente también ha atraído a un público más adulto. Se calcula que tiene 2.000 millones de usuarios activos en el mundo y es la preferida de influencers y entrenadores, así como de marcas de bienes de consumo en áreas de cosméticos, moda, cuidado personal, bienestar, porque aquí la interacción entre los usuarios y las marcas es mucho más alta. Como su naturaleza es ser más visual, debe pensar siempre en subir fotografías o imágenes de alta calidad. Es ideal para hacer negocios B2B y B2C.

YouTube

YouTube, que surgió en 2005 y fue adquirida luego por Google, es una plataforma de 2.562 millones de usuarios y según los expertos, mil millones de horas se gastan cada día en ver videos en esta plataforma en el mundo. Por eso, es una de las mejores plataformas para mercadeo de productos. La usan compañías de todos los sectores incluidos el legal, financiero y médico, así como el educativo, aunque algunas marcas de ropa o de complementos tienen presencia aquí para mostrar sus productos. Para tener éxito en YouTube, se requiere de buenos videos que le ayuden a posicionarse en el buscador de Google. Tal vez por eso es la mejor red para generar tráfico. El contenido visual subido le permite obtener suscriptores e interacciones desde su propio canal.

Twitter

En 2006 apareció Twitter como una red social de microblogging que solo permitía mensajes de hasta 140 caracteres. Hoy es la red social más inmediata y volátil. Los expertos aconsejan ser muy constante con los trinos varias veces al día ya que de no hacerlo será difícil que vean su contenido. Se calcula que hay 436 millones de usuarios en Twitter que a diario comparten imágenes, encuestas, enlaces y videos. Al retuitear y mencionar, usted se integra a la comunidad. En Twitter caben negocios tanto B2B como B2C, pero es más usada por las empresas para “escuchar quejas y reclamos y solucionar esos problemas de servicio o ayudar a un usuario”, dice Cardozo. Según Salesforce, Twitter es el nuevo número 1- 800 de servicio al consumidor.

Tik Tok

Uno de los últimos sucesos en las redes sociales es Tik Tok, una plataforma de origen chino que ya cuenta con mil millones de usuarios en el mundo. Es considerada la mejor para compartir vídeos cortos. El mayor flujo de usuarios son jóvenes, y según Forero, “se ha posicionado como una red social que comparte contenido que enseña y agrega valor”. Los negocios se pueden beneficiar al usar esta red si su público objetivo son jóvenes. 

WhatsApp

Se creó en 2009 y aunque se debate si es una red social o no, muchos la usan para sus negocios. Cuenta con 2.000 millones de usuarios en el mundo y está disponible en más de 180 países. Se le considera poderosa porque su rata de lectura de mensajes es de 98% frente a 20% del email. Las empresas la usan para compartir noticias y brindar atención al cliente. Ofrece con WhatsApp Business, que “sirve como canal de comunicación directo con cada persona interesada”, explica Cardozo. Las empresas con tiendas físicas también pueden beneficiarse de los códigos QR, que los clientes pueden escanear en las tiendas para interactuar en línea.

Peso a Peso, Paso a Paso es una colaboración periodística entre Cambio y Bancolombia para la educación financiera.