30 Diciembre 2022

El método de Marie Kondo para ahorrar plata

La japonesa Marie Kondo causó una revolución basada en un principio muy básico pero iluminador: es más fácil ordenar pocos elementos. A partir de esta idea, se expandió el método conocido como Kon Mari, en un principio para organizar espacios dentro del hogar, y luego aplicado a otros ámbitos de la vida, como el laboral o el financiero. Incluso, ha sido aplicado con éxito en la intención de ahorrar dinero.

“La organización empieza por la eliminación”, explica Marie, lo cual contiene el principio fundamental de la metodología: para poner orden en la casa primero hay que deshacerse de cosas, aunque duela. Pero la pregunta es, dentro de todo lo que vamos acumulando, ropa, muebles, decoraciones, utensilios, documentos… ¿cómo decidir qué eliminar?

El orden para Marie Kondo es un estilo de vida que conduce a un estado de paz mental y emocional. Y financiera, si se aplica a la economía personal. Según dice, una vez se termine de ordenar podrá identificar con mayor claridad sus valores y, además, tendrá una sensación de satisfacción.

Este método se apoya en una mezcla de minimalismo y lógica. Por lo tanto, de igual manera es útil en el esfuerzo por organizar las finanzas personales.

Reducir para ordenar

El método de Marie Kondo enseña a conservar aquello que tiene un valor para nosotros, y descartar todo lo innecesario para nuestro día a día. Si aplicamos esta fórmula en nuestras finanzas, entonces podremos ordenarlas, disminuir gastos innecesarios y enfocarnos en los rubros necesarios. 

Y la clave está en meterle sentido común al presupuesto y recortar sin dolor, con el convencimiento de que hacerlo traerá beneficios. Esto nos acerca al minimalismo, que es un estilo de vida en el que se tiene solo lo que estrictamente se necesita –o se gasta solo lo que realmente se debe gastar–.

kondo

¿Cómo aplicar el método Kondo a la economía diaria?

Marie Kondo enseñó que cuando se asume la tarea de organizar es necesario enfrentarla como un todo y drásticamente, y no hacerlo a medias o de forma condescendiente. De igual forma, el ahorro debe ser visto como un proceso que requiere tiempo y esfuerzo, y la intención real de comprender y mejorar nuestras finanzas.

Así como destinamos un tiempo a la limpieza y el orden de nuestra casa –y de no hacerlo entonces vamos a vivir en medio del desorden–, también es necesario hacer lo propio para lograr la limpieza y el orden en nuestra economía.

Un paso fundamental es organizar todo en conjunto. Marie Kondo nos dice que nuestra casa debe verse completa y no por partes, así que debe organizarse toda, no primero la sala, luego la habitación y si queda tiempo, la cocina… 

Así debemos ver nuestras finanzas, en donde también tenemos diferentes “habitaciones”: los gastos fijos, los recurrentes, los innecesarios pero que nos dan satisfacción, los que no conocemos del todo, los hormiga… Y estas “habitaciones” se deben organizar todas al tiempo, de forma integral.

Para organizarlos, es necesario conocerlos y clasificarlos: poner cada cosa en el lugar donde debe estar, para luego buscarles una mejor posición si es posible. O eliminarlos: y para botar las cosas que no nos sirven, debemos mirarlas con objetividad y desprendernos sin pensarlo demasiado. A veces nos acostumbramos a ver el desorden, así como nos acostumbramos a tener gastos caóticos pensando que son necesarios. Y solo al eliminarlos empezaremos a notar que no nos hacen falta.

Por último, el método Kondo propone que la limpieza y el orden son fundamentales “para lograr una seguridad y felicidad en el conjunto de la vida, como un punto de salida para utilizar estas ideas en todo y no únicamente a la vivienda”. Llevado al ahorro, este pensamiento nos ayuda a comprender que la felicidad se compone de objetivos y el camino que cursamos para alcanzarlos.


Peso a Peso, Paso a Paso es una colaboración periodística entre Cambio y Bancolombia para la educación financiera.